Publicidad
venezuela

Después de más de 120 muertos, Venezuela tendrá su Asamblea Nacional Constituyente

A más tardar, el polémico y nuevo parlamento que ordenó el presidente Nicolás Maduro hará su juramento y se instalará en la sede del actual Congreso, que está dominado por la oposición y que ha dicho que no cederá el edificio.

por VICE News y Reuters
01 Agosto 2017, 12:14am

Imagen por Miguel Gutiérrez/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

En las próximas horas, sucederá lo que, por ahora, parece inevitable: el gobierno del presidente Nicolas Maduro instalará la polémica Asamblea Nacional Constituyente, que tendrá que redactar una nueva Constitución pese al masivo rechazo de la oposición y la condena internacional.

El domingo 30 de julio, el oficialismo organizó una jornada electoral en la que se eligieron a 545 asambleístas que conformarán el nuevo parlamento. La votación fue boicoteada por la oposición, que en lugar de presentar candidatos se volcó a las calles para protestar por lo que consideran "un autogolpe de Estado" en una jornada que sumó, al menos, siete fallecidos al conteo de 124 muertos en cuatro meses.

Tres veces Venezuela: una historia de poder, crisis y lucha social. Leer más aquí.

Según la autoridad electoral, la participación rondó el 41 por ciento, pero para los malquerientes del presidente Nicolás Maduro no fue mayor al 12 por ciento.

Sea como sea, el nuevo órgano legislativo se debe instalar a más tardar este jueves y sesionará en el edificio que ocupa el actual Congreso, de mayoría opositora.

"A esa asamblea no la reconoce nadie. Es la nada. Nosotros estamos en nuestro Palacio Legislativo. Si ellos van a venir a tomar el Palacio con sus tanquetas, sus grupos paramilitares, aquí lo que les queda es pelea", dijo en redes sociales el diputado opositor Juan Requesens.

Las dudas de la elección

La oposición y diversos analistas han puesto en duda los resultados oficiales porque, en medio de una aguda crisis económica, Maduro ha ido perdiendo apoyo de los 7,5 millones que lo eligieron en 2013, a la muerte de su antecesor Hugo Chávez.

Las elecciones en Venezuela se convierten en tragedia al dejar, al menos, 7 muertos. Leer más aquí.

Dos años después de su ascenso a la presidencia, en 2015, hubo elecciones parlamentarias en Venezuela y el oficialismo perdió cerca de 2 millones de votos. Ahora, según una reciente encuesta de la firma local Datanálisis, Nicolás Maduro encontró en julio su nivel más bajo de aceptación: 17,4 por ciento.

Por eso, la oposición considera "imposible" que los candidatos hayan podido igualar la mayor votación histórica del chavismo, que obtuvo el fallecido Hugo Chávez, en las elecciones presidenciales de 2012.

Los adversarios de Maduro, junto a la sociedad civil, organizaron a mediados de julio un plebiscito simbólico en el que 7,5 millones de venezolanos rechazaron la Asamblea Nacional Constituyente, según cifras de la oposición.

Mientras tanto, Venezuela atraviesa la peor crisis de su historia reciente, con una inflación de tres dígitos, recesión económica y escasez de alimentos y medicinas, así como la presión de organismos internacionales que acusan una creciente crisis de derechos humanos.

Por ejemplo, Nicolás Maduro adelantó que uno de los objetivos de la nueva Asamblea Nacional Constituyente es crear una "comisión de la verdad" para dar con los responsables de la violencia que ya ha cobrado la vida de al menos 124 personas, algo que la oposición ve como una "cacería de brujas" que aumentará los "presos políticos".

La aparentemente inevitable instalación de la Asamblea Nacional Constituyente ha generado un rechazo inédito en América Latina: 12 países de la región han dicho que desconocerán el nuevo parlamento y el gobierno de Perú convocó a una reunión urgente de cancilleres para la próxima semana.

Estados Unidos fue más allá e impuso este lunes sanciones contra Nicolás Maduro, a quien se le congelaron sus activos en suelo estadounidense y está impedido de hacer tratos con compatriotas del presidente Donald Trump.

Trump cumple su amenaza contra Maduro y congela sus bienes en EEUU. Leer más aquí.

"El país ya está en un caos, y la constituyente lo que va a hacer es profundizar ese modelo de caos. Ya los países que dijeron que esto es fraudulento no van a invertir en Venezuela", agregó el diputado opositor Julio Borges. "Venezuela se está convirtiendo en una isla como Cuba".

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
VICE News
Nicolas Maduro
Elecciones
Oposición
Henrique Capriles
constitucion
Asamblea nacional constituyente
30 de julio
julio borges