Publicidad
Este artículo se publicó hace más de cinco años.
Actualidad

Semana de la Moda en Nueva York – Más ropa para ninfas apáticas

Zapatos de Tabitha Simmons y Criaturas del viento.

por BEVERLY HAMES
10 Septiembre 2012, 6:00pm

Esta es mi quinta temporada cubriendo la Semana de la Moda de Nueva York (NYFW) para VICE y a diferencia de algunos jóvenes entrometidos, estoy harta y encabronada. El año pasado usé sólo jeans y una playera toda la semana. Yo y otro escritor bromeábamos sobre como “repelíamos el estilo callejero” y no me tomaron foto ni una sola vez. Motivada por el buen clima (la última Semana de la Moda me congelé el trasero durante el show de patinaje sobre hielo de Moncler) y por el hecho de que no tendría que ir al Lincoln Center a aguantar esa mirada denigrante de los empleados de relaciones públicas que, a diferencia de mí, no creen que cepillarse el cabello sea opcional, me puse el atuendo más lindo que pude encontrar y comencé a cubrir el evento. ¡Hasta me puse tacones!

Mi primera parada fue Creatures of the Wind at MADE Fashion Week [Criaturas del viento en la Semana de la Moda de MADE]. El show fue en los estudios Milk. Hay una combinación de agentes cansados de la industria y personajes divertidos pero exhaustos que sólo están ahí por el alcohol, es decir mi tipo de gente. Además, me tomaron la foto para unos blogs de estilo callejero, lo cual me hizo sentir especial. Vamos, soy una amargada pero también sé cómo vestirme (a veces) y es lindo que me lo reconozcan. Está bien, seguro sólo fueron los aretes gigantes de pentagrama azulados que traía puestos, pero me gusta pensar que cayeron por mi irresistible encanto.

¿Alguien me podría explicar por qué esta línea se llamará Criaturas del viento? El nombre implica libertad y movimiento, pero la ropa que vi me pareció demasiado adornada, metálica, y ocasionalmente estática, y parecía diseñada para complacer a algunos de los presentes. (Dato divertido: pasé 20 minutos detrás de Andre Leon Talley mientras la gente le tomaba foto tras foto. Me pareció una persona muy agradable). Perdón, pero no puedo superar ese par de pantalones rosa Pepto Bismol con una franja de “Swarovski Elements” en el costado.

La influecia de la costura de los sesenta fue muy aparente, pero lo que pudo ser un momento inspirado en el movimiento Youthquake de los sesenta resultó un poco extraño. La colección estaba definida por los textiles. La rafia está entretejida con algodón para crear un diamante Jacquard en los ofensivos pantalones antes mencionados y se incorporaron estrellas holográficas de metal a la seda verde y azul. Ese material con estampado escamoso que abrió y cerró el evento podría haber sido algo de los setenta, pero me pareció muy trashy; una asociación inamovible con Contempo Casuals. Además, no tenía mucho que ver con el resto de la colección.

Los zapatos de Tabitha Simmons estuvieron increíbles. Necesito un par. En serio.

Resumen: Ropa para protestantes anglosajones. Zapatos increíbles.

Nuestra siguiente parada NO fue la calle 26. Según el material de prensa, la colección SS2013 de Jenny Lai para su línea es “una expresión física de los espacios vacíos que acumulamos en nuestras vidas”. No estoy muy segura de cómo se traduce en esto:

No importa, lo acepto. También acepto los estilos más extravagantes, porque ¿qué es un show de moda sin un poco de fantasía? Espera, creo que respondí esa pregunta con Criaturas del viento. Por desgracia, la calidad de construcción falló durante la presentación. Hubo muchos detalles en las costuras y prendas sin planchar. Las cosas pasan y es una línea joven, pero aun así, ¡agarren la onda!

Ojalá que estas prendas le quedaran mejor a las modelos y que todo el punto de vista fuera un poco menos artístico y un poco más divertido. Uno pensaría que se tomarían las cosas con un mejor sentido del humor caminando con un vestido de spandex magenta por la pasarela, en especial con esos lentes circulares de red. Quizá sólo sea la falta de gracia de la compañía de relaciones públicas. ¿Alguien, además de mí, lee los folletos que reparten durante las presentaciones?

Resumen: ¡Relájense y mejoren su control de calidad!

Mi tercer y último show del día fue Katie Gallagher en el Standard Ballroom. Esta temporada hizo ropa para ninfas apáticas; y me parece perfecto porque prefiero una ninfa sensual a una de esas hadas del bosque. Su colección de primavera está llena de blancos mágicos, una extensión lógica de su colección Silent Soil. Gallagher en sí tiene una cualidad casi feral, apropiada para una mujer cuyos diseños están inspirados en los remanentes de promesas infantiles.

La joyería, diseñada por Megan Isaacs, sirvió bien a la colección, aunque me recordó más al océano que al bosque. Ese entramado parecen las venas de una hoja, pero también un coral o una esponja de mar, y pude observar más de una referencia a las sirenas.

Ahora que la época “gótica” de su línea ha terminado, su velo oscuro se ha levantado y los detalles de sus diseños son más evidentes. La paleta de colores de esta temporada está limitada al negro, el blanco y el color crema con detalles en cuero. Las telas transparentes y los cortes se utilizaron como elementos estéticos, pero la vulnerabilidad que evoca queda contrarrestada por la fuerza de la construcción. Espera… ¿no acabo de burlarme de alguien por usar este tipo de lenguaje para describir ropa? Perdón, no pude evitarlo, pero esta vez creo en todo ese rollo.

La cantante de folk psicodélico Ella Joyce Buckley proporcionó un soundtrack en vivo muy adecuado. Gallagher ya había usado música post industrial en algunas de sus presentaciones (Der Blutharsch y Haus Arafna) y, en cierto modo, su ropa puede ser etiquetada como tal. Es post urbana, fuertemente influenciada por las directrices estructurales del minimalismo y el nuevo futurismo, pero intercambiando el rascacielos por un sueño naturalista envuelto en gasas. La ubicación del Standard Hotel, un edificio de hierro cuya sombra se proyecta sobre el oasis de la planeación urbana que es el Highline, fue un poco extraño, sino es que un tanto irónico.

Resumen: Ninfas sensuales y magia blanca con prendas translúcidas que representan la difusión, no la decadencia.

PD. Me encantaría usar estas cosas.