Publicidad
Cultura

¿Es cierta la regla de los cinco segundos?

Le preguntamos a un experto a qué se expone tu "amigo" si se come el pan tostado que se le cayó en el desayuno.

por Juno DeMelo
09 Agosto 2016, 4:00pm

Imagen por Kitron Neuschatz.

El problema: Tu "amigo" tostó la última rebanada de pan y le untó tres cucharadas de Nutella pero cuando iba saliendo se le cayó con la parte de la Nutella boca abajo.

La esperanza: Que si levanta el pan tostado antes de que pasen cinco segundos, se pueda comer su desayuno sin el riesgo de contraer una enfermedad terminal por la alfombra.

Factores a considerar: Hace un par de años, un grupo de científicos de la Universidad de Aston en Reino Unido decidió probar la regla de los cinco segundos y determinó que, en efecto, el tiempo es un factor —mientras más te tardes en recoger comida del piso, más bacterias va a tener—. Pero este estudio fue en oposición a la investigación previa revisada por expertos (es decir, más confiable): cuando un grupo de científicos de la Universidad de Clemson dejó caer un pan con salchicha sobre una alfombra, un piso de madera y uno de azulejo espolvoreados con salmonela, descubrieron que en realidad no importa mucho si te apuras a recoger la comida o la dejas ahí mientras piensas en el hambre que tienes.


Relacionados: ¿Es necesario ir al doctor para curar las hemorroides?


Sin embargo, la ciencia puede confirmar dos cosas: la primera, importa mucho qué tan sucio está el piso y cuánto lleva una bacteria en él —la suciedad de la banqueta que acumulaste ayer puede que no te enferme hoy—. La segunda, todos están de acuerdo en que la habitación donde estés cuando se te cae tu pan tostado también influye: solo el 1 por ciento de las bacterias de la alfombra se pasó a la comida, sin importar cuántos segundos pasaron, mientras que de la madera se pasó el 48 por ciento de las bacterias y del azulejo se pasó el 69 por ciento. Y como la comida seca representa el menor riesgo, Elizabeth Scott, codirectora del Centro Simmons para la Higiene y la Salud en el Hogar y la Comunidad, dijo para VICE que la probabilidades de enfermarte por comer un pan tostado recogido del piso son menores si cayó con la Nutella hacia arriba.

Lo peor que puede pasar: ¿Lo peor? Que tu amigo se muera por intoxicación alimentaria. Pero las probabilidades de que eso pase son muy bajas, igual que las probabilidades de que se enferme. A pesar de que hay más de 5 mil tipos de bacteria en tu casa en todo momento, la mayoría de éstas no le hace nada a los humanos descuidados que entran en contacto con ellas. De hecho, menos del 1 por ciento de todas las bacterias del mundo causan enfermedades en los humanos.

Lo más probable: Puede que los pelos de perro y el polvo hagan que tu amigo se sienta apenado pero al menos no se va a enfermar. A fin de cuentas, el 87 por ciento de la gente ha comido alimentos que se han caído al piso y vivido para contarlo.

Qué hacer: Si dejas caer un tazón de ensalada de papa en camino a la parrillada de tu amigo, no se lo ofrezcas a su hijo, a su abuela o a su esposa que acaba de recuperarse de una enfermedad. "Las personas más propensas a intoxicarse por bacterias en alimentos recogidos del piso son los niños, los ancianos y los inmunocomprometidos", advirtió Scott. "Pero el riesgo para los adultos saludables es muy bajo".