PussyRiot_1

Pussy Riot, Parcas, Dillom y Muerejoven lanzan un grito de odio a la violencia policial

Hablamos con seis artistas que se reunieron para expresar su bronca contra la policía a través de un sencillo y un manifiesto.
29 Mayo 2020, 6:07pm

Justo hoy, mientras el mundo exuda ira por el asesinato de George Floyd a manos de la policía en Estados Unidos, las Pussy Riot y los artistas argentinos Parcas, Dillom y Muerejoven lanzan un himno internacional contra la brutalidad policial.

Es apenas una coincidencia. “1312”, como se llama su nuevo sencillo, fue inspirado en la violencia policial que se dio en las protestas del año pasado en Chile, donde Carabineros dejó a cientos de manifestantes mutilados o sin vida. El número que da nombre a este grito que demanda paz y defiende a gente inocente que alguna vez fue oprimida por la policía en alguna calle de América Latina es una representación de la sigla A.C.A.B, que significa “All Cops Are Bastard” (Todos los policías son bastardos).

Las Pussy Riot han vivido en carne propia el abuso policial en Rusia, así que les pareció atractivo juntarse con sus amigos argentinos para lanzar un megainsulto a las fuerzas de poder a través del arte. Parcas es músico y fundador del movimiento Death Crew, un grupo musical y audiovisual que marcó tendencia en la escena del underground argentina, catalogado como trap oscuro. Dillom es un referente generacional de la cultura alternativa de la primera ola punk y Muerejoven, un chico trash que transmite un sonido único y reclama “Morite a la edad que sea, pero con la mente joven”.

La revolución será coreografiada

Además del sencillo, los artistas trabajaron en un manifiesto con Las Tesis, el colectivo feminista chileno que el año pasado viralizó la performance “El violador eres tú” durante el estallido social en su país.

Hablamos con Nadya, María José y Moira, de Pussy Riot, y Parcas, Dillom y Muerejoven para que nos contaran más sobre este proyecto.

VICE: ¿Por qué decidieron enfocar su nuevo sencillo en la brutalidad policial contra los jóvenes en toda América Latina?

Parcas: Porque su brutalidad se vio reflejada desde muchos lados, aunque hayamos puesto el ojo frente a lo que se vio explícitamente en Chile. Creo que al final siempre respondieron con violencia frente a las personas que simplemente disienten con su manera de control. Para mí responder con violencia nunca funciona, siempre termina mal y eso se llevó contra protestantes jóvenes históricamente.

Muere Joven: Esta manera de ver la brutalidad termina por ser un reflejo de un sentimiento universal. El odio a la gorra se ve en muchos países.

Dillom: Personalmente tenía ganas de hacer un tema que hablara sobre esta brutalidad. Tenía la referencia de NWA con The Fucking Police y me pareció muy bueno poder descargarse a través de la música. Creo que hoy es mi única forma de hacerle frente, porque sé que de otra manera pierdo. Al menos que te agarres a los tiros y quede todo mal. Con la música podemos expresar la bronca ante situaciones que hemos vivido o momentos que hemos visto y que generaron impotencia.

Moira: Nosotros como artistas y como luchadores sociales estamos enfrentando este miedo, esta brutalidad. Me gustaría que nos preguntemos cuáles son las implicaciones inmediatas del miedo que históricamente ha sido la característica propia de las dictaduras y que hoy, dentro de la pandemia, se está perfilando como un sistema mundial de gobierno.

¿El lanzamiento del manifiesto se relaciona con lo que está pasando ahora mundialmente?

Moira: Hoy por hoy esta pandemia también promueve la brutalidad por parte de la policía. Si nos preguntamos hacia a dónde va todo esto creo que va directamente hacia la prohibición de la congregación. Para nosotros como luchadores sociales y como artistas es el final de la democracia, porque precisamente la congregación es el principio universal de la democracia. Siempre he pensado en la asamblea barrial como arma poderosa, ya no hablemos de las grandes movilizaciones o las primaveras árabes, simplemente la asamblea barrial, a sentarte con tus vecinos a decidir lo local, y como artistas el concierto.

María José: El manifiesto es en colaboración con Las Tesis, es una representación de lo que estamos viviendo actualmente. La manera de hacerlo refleja la forma en la que estamos viviendo en las calles con la pandemia; en otro momento podría haber sido en las calles, pero hoy sucederá en forma de video. Queremos alzar la voz ante un hecho que no puede pasar desapercibido. El hecho de que estemos dentro de nuestras casas no quita que ese problema exista.

Dillom: Me hace ruido el hecho de no saber a quién creerle, hay gente que opina que cuando hay motivos de fuerza mayor algunos derechos se tienen que ceder. Tiene sentido que como estamos todos en una etapa de vulnerabilidad nos pueden hacer pelota.

Muere Joven: En este contexto se puede multiplicar el abuso policial en las calles porque tampoco hay gente que está viendo lo que pasa.

En reiteradas ocasiones ustedes, las Pussy Riot, experimentaron en carne propia los golpes de la policía y el encierro. ¿Qué similitudes y diferencias notan en relación a la policía en Rusia y Latinoamérica?

Nadya: En Rusia la gente le tiene miedo a la policía, en la última protesta masiva del 27 de julio se vio claramente la violencia que ejercen sobre las personas que, como siempre, se manifestaron de manera pacífica. Durante esa manifestación, donde nadie estaba haciendo realmente nada provocativo cayó presa mucha gente inocente. El nivel con el que la población es castigada es alarmarte. La diferencia que puedo establecer es que la policía rusa no te va a matar, pero te va a encarcelar por cinco años si los miras mal o les haces un comentario que no es de agrado. El control que hay es enorme.

Sin embargo creo que la gran similitud es que la policía en general no representa a las minorías, no protege a las poblaciones vulnerables y no está interesada en defender a la gente que piensa distinto y reclama por sus derechos. La policía debería servirnos a los habitantes, nosotros somos los que los contratamos para que sirvan de forma positiva a la comunidad y se olvidan de eso tanto en Latinoamérica, como en Rusia, por supuesto.

¿Cuál es el mensaje que quieren darle a la sociedad con este proyecto?

Death Crew: Yo siempre le digo a la gente que de la policía hay que cuidarse, porque si quieren pueden joderte la vida. Es importante que las personas se pregunten cómo ser defensores de su propio entorno. Estamos en el siglo 21 y todavía discutimos con ellos. Creo que es necesario usar un símbolo de protesta ante la disconformidad. Estaría bueno que la gente reflexione sobre cómo esta relación puede cambiar.

Moria: Nosotros como artistas y como seres humanos debemos reaccionar acorde y congruentemente con el calibre de lo que estamos enfrentando, que para mí es la guerra. Hoy en día hay una propagación de los estados de emergencia y estamos aquí como si nada. Yo llamaría a que reaccionemos y repensemos acorde a lo que está pasando. Y tener en cuenta cuál es el control sobre nuestras ideas, el control sobre nuestros anhelos y afectos. Necesitamos repensarnos y reorganizamos como sociedad para hacerle frente a esto; yo tengo fé de que saldremos victoriosos. El arte ha sido siempre una de las caras más subversivas de la cultura, no olvidemos eso. Nos quedan nuestra voz y nuestras ideas; es el momento de hacerlo estallar. Es vital que nos preguntemos qué podemos hacer si nos quitaron hasta la marcha.

Muere Joven: Estamos batallando contra unos monstruos, son unos pocos que mueven los hilos. Es importante que nos cuestionemos todo lo que vemos, que nos preguntemos cuál es la verdad.

María José: Creo que es muy poderoso que este sea un tema que una continentes, que borre líneas políticas y de género. Hoy hablamos desde la misma trinchera, teniendo en cuenta que somos más, que somos muchos y que podemos expresarnos de muchas maneras, ya sea con cantos, bailes o manifiestos escritos.