Publicidad
trabajos raros

Así es la vida de un recolector de semen de toro

Este es Simon Amor. Lleva 20 años ayudando a los toros a venirse.

por Sam Nichols; traducido por Mario Abad
19 Julio 2017, 6:01pm

En la industria ganadera, la inseminación artificial es esencial. En lugar de esperar sentados a que los animales hagan sus cosas, con esta técnica los ganaderos pueden favorecer la aparición de rasgos específicos en sus reses de forma mucho más sencilla y barata.

Pero para que todo esto funcione como debe, hace falta que alguien recoja el semen de los toros. Sentía mucha curiosidad por saber cómo sería una persona cuyo trabajo consistiera en eso, así que me fui de visita a Bacchus March, una ciudad a 57 kilómetros al noroeste de Melbourne, para reunirme con Simon Amor.

Simon lleva más de 20 años dedicándose a la labor de recolectar semen de toro, por lo que, si hay alguien que pueda definirse como un verdadero profesional de las corridas de toro (las otras), sin duda es él.

recolector semen toro trabajo entrevista

VICE: Hola, Simon. ¿Me puedes explicar qué haces aquí?
Simon Amor: Estamos preparando a los toros para la recolección. Lo primero que hacemos es usar un toro castrado para prepararlos. Una vez que los toros han montado al cabestro, usamos lo que denominamos "vagina artificial", que tiene un recipiente en el que introducimos el pene del toro. Y así es como recolectamos el semen.

¿Has dicho vagina artificial? ¿Es como una fleshlight para ganado?
Sí, parecido a un condón. Se llena con agua a una temperatura similar a la que tienen las vacas en celo, se lubrica con gel KY y se le pone a los toros para que eyaculen dentro.

¿Los toros notan la diferencia entre hacerlo de verdad o en modo piloto automático?
Los que tenemos aquí nunca han estado con una vaca, por lo que no conocen otra cosa. Empezamos con ellos cuando tienen ocho meses. Tampoco pasaría nada si hubieran estado con una vaca antes, pero lo hacemos para evitar que duden.

recolector semen toro trabajo entrevista

Háblame de las ventajas de la inseminación artificial respecto a la natural.
Es importante para la industria láctea. En lugar de tener dos toros que quizá no presenten los mejores rasgos genéticos, ahora el ganadero tiene acceso a los mejores ejemplares de la población. Todo se reduce a un tema de eficiencia y de criar las mejores vacas que se pueda.

¿Con qué frecuencia… recolectas?
Pues en un día recogemos de unos 20 toros, dos veces por semana.


Relacionados: Cómo es ser alérgica al semen


¿Cuál es la venida más abundante que has visto?
La venida más abundante vista generó 14 ml, es decir, que llenó todo el tubo. La media está en 5-8 ml, así que 14 fue bastante impresionante. Depende mucho del toro. Si lo agarras en su punto álgido y en el momento adecuado, soltará mucho más semen.

Llevas 20 años dedicándote a esto. ¿Te acuerdas de la primera vez que lo hiciste?
Tendría 19 o 20 años y mi principal preocupación era no equivocarme y hacerlo bien. Más que sentir asco, me preocupaba mi seguridad, porque los toros son animales enormes.

recolector semen toro trabajo entrevista

¿Cuánto tardan en venirse los toros?
Todo ocurre muy rápido. En cuanto sienten el calor en la punta del pene, eyaculan. No los masturbamos ni nada por el estilo. Usamos lo que se llama falsa monta, que consiste en dejar que los toros monten al cabestro tres veces durante un breve momento y luego los apartamos. Así conseguimos que se exciten. Sería el equivalente al juego previo en una relación sexual. Luego ya es todo muy sencillo y rápido.

¿Usas algún truco para animar a los toros que no cooperan?
Usamos varios. Les puedes dar unos golpes en los cuartos traseros, con cuidado de que no te den ellos a ti una coz, claro. También funciona enseñarles la vagina artificial y agitarla. Cuando oyen el agua se ponen alerta. La mayoría de ellos ya sabe qué vienen a hacer. Estos trucos son útiles, sobre todo, con los toros más viejos, a los que les cuesta más llegar.

recolector semen toro trabajo entrevista

¿Dices que los toros saben por qué están ahí?
Totalmente. Los hemos criado desde que son terneros, así que lo saben perfectamente. Y en parte son tan dóciles con nosotros porque quieren que se lo hagamos, quieren venirse. Son criaturas de hábitos.

O sea que llevas recolectando su semen desde que son terneros. ¿Es normal hacerlo cuando son tan jóvenes?
Es la única forma de hacerlo. No puedes recolectar semen de un toro de 1,000 kilos al que nunca se lo has extraído antes. Sería demasiado arriesgado. Lo único que usamos para controlarlos es una cuerda y el narigón. Con el narigón consigues frenarlos un poco, pero se van a ir donde quieran.


Relacionados: Los hombres que hacen ejercicio tienen mejor esperma


Antes mencionaste que este trabajo puede ser peligroso.
Bueno, realmente es bastante seguro. Siempre hay un factor de riesgo, pero existen métodos para recolectar semen de los toros más complicados. A mí sólo me han hecho daño un par de veces. Una de ellas estaba llevando a un toro, se puso agresivo, me tiró al suelo y acabé con un par de cicatrices, pero no pasó nada más. Ha habido gente que sufrió daños muy graves, pero fue antes de que yo llegara. Hoy día hay que ser muy tonto para hacerse daño.

¿Nunca se te revuelve el estómago? El aire está cargado de olor a semen.
A veces sí, pero la verdad es que te acabas acostumbrando. Ya llevo mucho tiempo aquí. Se necesitan unos 12 meses para acostumbrarse, y luego ya ni te enteras. En cualquier caso, adoptas una postura profesional. No hay sentimientos. Es sólo trabajo.

recolector semen toro trabajo entrevista

¿Alguna vez se ha venido algún toro sobre ti por error?
No ocurre mucho, pero en los 20 años que llevo, me habrá pasado cientos de veces. Es frecuente en los toros jóvenes de menos de 12 meses, porque se excitan con facilidad.

¿Escuchas música o tienes alguna rutina concreta con la que te preparas para trabajar?
No, no escuchamos música ni antes ni durante el proceso. Es todo muy silencioso. Procuramos que el ambiente sea tranquilo y relajado. No queremos que los toros se pongan nerviosos porque si no se descontrolarían. O se masturbarían; los toros son muy sensibles a tus emociones.

recolector semen toro trabajo entrevista

Espera, ¿has dicho que se masturban?
Sí, eso es. Si se excitan demasiado, se les pone erecto el pene y lo sueltan todo en el suelo. No queremos desperdiciar nada de producto porque es muy valioso. Aquí hay toros que generan millones de dólares.

Entonces, vas con cierta cautela cuando vas a manejar a los toros, ¿no?
Exacto. Hay que procurar no hacerles daño en el pene, porque si no hay pene, no hay semen. Esas cosas pueden pasar si no vas con cuidado. Se supone que lo que tienes que agarrar es el recipiente, pero a veces agarras el pene por error. A mí me ha pasado, pero como decía antes, tienes que actuar con profesionalidad.

recolector semen toro trabajo entrevista

¿Qué opinan tus amigos de tu trabajo?
Se burlan mucho de mí. Me dicen que trabajo en la industria del sexo y me cuentan muchos chistes sobre semen. Me llaman chaquetero, etc. Pero bueno, también hay mucha gente a la que le interesa lo que hago.

¿Y en las citas?
A mis citas sólo les digo que trabajo en la industria láctea. Las veces que he sacado el tema, la reacción suele ser de sorpresa absoluta.


Relacionados: Lo que comemos cambia el sabor del semen y los fluidos vaginales


¿Dirías que el trabajo afecta a tu vida privada?
Intento desconectarme lo más rápidamente posible. Si no, te vuelves loco. A veces después del trabajo me quedo pensando si habré recolectado el semen correctamente o si podría haberlo hecho mejor para obtener mejores resultados, pero aparte de eso, no me afecta.

recolector semen toro trabajo entrevista

¿Ha cambiado tu forma de ver el sexo?
¿Con personas? En absoluto. Es otra historia. Los toros no necesitan preámbulos ni sienten vergüenza. Están aquí para trabajar, y con las personas supongo que siempre hay nervios la primera vez. Pero en cualquier caso, mi trabajo no me pone ni afecta de ninguna forma a mi vida sexual.

¿Te gusta tu trabajo?
Mucho. Me gusta trabajar con animales. No lo haría si no me gustara. Tienes que tener mucha paciencia, pero es un buen trabajo. Aprendes mucho y es bonito ver crecer a los terneros y convertirse en toros adultos. Acabas encariñándote con ellos.

Gracias, Simon. Te dejo que vuelvas al trabajo.

Sigue a Sam en Twitter.