Music by VICE

Conoce a BULTO, el colectivo queer que busca liberar los clubes de Colombia

DJs, promotores y artistas visuales decidieron juntarse para resaltar, desde la diversidad, aspectos cruciales para el ADN de la música electrónica.

por Cristian Cope
07 Noviembre 2018, 5:20pm

Imagen cortesía de BULTO

Desde sus inicios, la música de club nació de poblaciones marginalizadas que se sentían excluidas y buscaban un espacio seguro donde sentirse libres. Comenzando con los inicios del disco en Paradise Garage en Nueva York, pasando por The Warehouse en Chicago, club donde nació el house y que era frecuentado en su mayoría por gays, negros y latinos, hasta los primeros afterhours gay de Detroit, cuna del techno, donde innovadores del género tuvieron un primer espacio para experimentar y expandir los límites del género que hoy conocemos, todos estos lugares tuvieron en común que sirvieron como refugio para todos aquellos que se sentían diferentes.

Como ha pasado con casi todos los movimientos culturales, al masificarse con el tiempo vimos cómo las dinámicas de poder favorecieron a los hombres blancos heterosexuales, que al mejor estilo colonizador y abusando de sus privilegios se apropiaron culturalmente, no sólo de manera estética sino económica, llegando incluso a monetizar una lucha completamente ajena a ellos.

Bajo esta premisa nace BULTO, el primer colectivo activista de la cultura queer en el escenario electrónico colombiano. Continuando con el legado que iniciaron años atrás nombres como David Mancuso, Frankie Knuckles y Larry Levan, y que recientemente han continuado visibilizando artistas como The Black Madonna, DJ Sprinkles y el colectivo Por Detroit en México, BULTO busca generar una comunidad donde confluyan unánimemente diversos actores de la cultura club y queer –DJs, productores, VJs, promotores, diseñadores, artistas visuales, performers–, logrando así darles la visibilidad y exposición que se merecen.

En la búsqueda de resaltar aspectos cruciales para el ADN de la música electrónica desde sus inicios, BULTO lo conforman finos DJs del circuito colombiano como Leeon, residente de Video Club; Fiona Beeson, veterana selectora del Caribe; CaHen, residente de Theatron, y Hypomania e INRI aka Double Penetration. También son partícipes talentos emergentes como DJ Hermano y Moritz III, además del provocador insumo audiovisual de Huntertexas y Rabbeat.

Tras haber lanzado el proyecto, BULTO llevará a cabo una convocatoria nacional para atraer talentos ocultos y resaltar su labor a través de podcasts, entrevistas, colaboraciones y showcases propios, donde el colectivo irá introduciendo su visión de vida nocturna hedonista, buscando siempre buscando facilitar la liberación en la pista.

Para conocer un poco más de BULTO, el colectivo que impregnará con tonos de color, libertad, entendimiento e igualdad a los clubes electrónicos de Colombia, hablamos con uno de sus integrantes.

¿Cómo, cuándo y a quiénes les surgió la idea de formar BULTO?
Bulto es una idea que nos viene rondando la cabeza desde hace ya varios meses, por no decir más de un año. Somos tres amigos con muchas cosas en común, que a partir de nuestras experiencias viajando y conociendo otras escenas vimos que hacía falta que la escena queer tuviera un sentido de comunidad. También vimos que cuando se hablaba de artistas queer, si bien salían a flote algunos nombres, notamos que habían muy pocos, por eso vimos la necesidad de encontrar nuevos talentos y darles visibilidad.

¿Quiénes fueron los referentes o la inspiración para la creación del proyecto?
Si nos remitimos al comienzo, toda la historia del nacimiento de la música electrónica fue nuestra inspiración. Esta música nació de personas que eran discriminadas y excluidas por ser diferentes, y es gracias a ellos que les debemos este movimiento mundial. Más reciente surgen varios ejemplos dignos de admirar: Berlín lleva la delantera con fiestas como Pornceptual, Buttons y Herrensauna, y en América seguimos muy de cerca lo que hace Unter en Nueva York. Todo lo que tienen en común estas fiestas es que le están devolviendo esta música a la comunidad donde surgió, y lo más importante: promueven el hedonismo, que tanta falta nos hace en las pistas.

¿Cómo podrá la gente acceder a la convocatoria nacional que organizará BULTO?
Esta semana pondremos en marcha la convocatoria. Por medio de un simple formulario los interesados pueden contarnos quiénes son, cómo se llaman, dónde viven, cómo se identifican, cuál género tocan, si son artistas o diseñadores y dónde podemos ver su portafolio. La idea es agrupar todos los talentos de la vida nocturna, y eso además de DJs y productores incluye a VJs, diseñadores, performers, entre otros.

¿Consideran a la escena electrónica colombiana (entiéndase clubes, festivales, promotores) como una escena machista? ¿Por qué?

Es machista, pero más allá de eso es completamente heteronormativa. Para muchos promotores la idea de un público ideal es donde hayan más mujeres que hombres, por eso recurren a técnicas como darle entrada gratis a las mujeres en muchos lugares. Si bien nosotros proponemos un espacio donde la comunidad LGBTI pueda sentirse segura y libre de ser como son, creemos que la pista ideal es diversa e incluyente. La pista tiene que ser un lugar donde quepamos todos, sin distinción de raza, género, orientación sexual o hasta clase social.

¿Conocen otros proyectos que estén luchando por una causa similar en el resto de Latinoamérica?

En México y Brasil están pasando cosas muy interesantes, hay buenos colectivos haciendo fiestas y tratando de lograr eso mismo que nosotros tenemos en mente. Mamba Negra en Brasil y Por Detroit en México se merecen una mención en este caso, porque también percibimos que están luchando contra el cliché de que, si es una fiesta gay, tiene que sonar música circuit. Ellos al contrario le están llevando música techno y house a su público.

Conéctate con Noisey en Instagram.