Publicidad
mexico

La visita de Donald Trump se cobra su primera víctima en el gobierno mexicano

A una semana del polémico encuentro entre el candidato a la presidencia de EEUU y Peña Nieto, calificado de "error histórico", el ministro de Hacienda, quien habría sido el artífice de la idea, renunció a su cargo por una crisis de gabinete.

por VICE News
07 Septiembre 2016, 5:35pm

Luis Videgaray. (Imagen por Isabel Mateos/Cuartoscuro)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Faltan todavía dos años para que llegue el fin del mandato del presidente mexicano Enrique Peña Nieto, pero su liderazgo parece estar haciendo aguas debido a los escándalos que se han sucedido uno tras otro en los últimos dos años.

El más reciente fue la polémica visita a México del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump el pasado 31 de agosto, un hecho que levantó una ola de indignación por parte de la ciudadanía; y todo indica que este "error histórico", como fue calificado por diversos analistas, ya se cobró su primera víctima: el ministro de Hacienda Luis Videgaray.

Este miércoles por la mañana, Videgaray presentó su renuncia al cargo, sólo una semana después del encuentro entre Peña Nieto y Trump; y según información que ha trascendido en la prensa local, fue precisamente el ahora exministro de Hacienda quien habría tenido la idea de extender las invitaciones tanto al magnate estadounidense, como a su contrincante demócrata en las elecciones Hillary Clinton.

El muro sí va, luego veremos quién lo paga: Donald Trump a Peña Nieto. Leer más aquí.

Lo anterior habría provocado una crisis de gabinete, ya que la canciller Claudia Ruiz Massieu y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, no habrían estado de acuerdo con esta iniciativa.

Peña Nieto se encuentra en sus niveles más bajos de aprobación desde que comenzó su mandato presidencial en diciembre de 2012, con sólo un 23 por ciento, según las encuestas más recientes difundidas en medios locales.

En ese sentido, hoy a medio día el presidente convocó a una rueda de prensa para hacer oficiales los movimientos en su gabinete. La renuncia de Videgaray fue aceptada y en su lugar queda José Antonio Meade, quien ya había encabezado dos ministerios o secretarías de Estado en este sexenio: la de Relaciones Exteriores y la de Desarrollo Social.

Por ello, al frente de la Secretaría de Desarrollo Social fue nombrado Luis Miranda, quien se desempeñaba como subsecretario de Gobierno.

Peña Nieto expresó su reconocimiento al exministro Videgaray señalando que "ha sido un funcionario comprometido con México y leal con el presidente de la República".

'El gobierno debe apretarse el cinturón, no las familias'.

Asimismo le dijo a Meade que entre una de las tareas que deberá cumplir se encuentra la de garantizar la estabilidad de la economía nacional e implementar medidas para contener el crecimiento de la deuda pública.

También aseguro que no habrá nuevos impuestos este año, ni aumentos a los ya existentes. "El gobierno debe apretarse el cinturón, no las familias. El ajuste recaerá en el gobierno, no en la ciudadanía", aseguró Peña Nieto.

Sin embargo, no es la primera vez que el presidente hace una promesa similar. En su campaña presidencial prometió no aumentar el precio de las gasolinas y las tarifas de luz eléctrica, pero desde que asumió el cargo, el costo por el combustible y el servicio de energía en los hogares ha subido constantemente.

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES

Tagged:
VICE News
americas
Donald Trump
Pena Nieto
Política
Luis Videgaray
jose antonio meade
secretaria de hacienda
crisis de gabinete