GUERRA

Este miliciano italiano de las YPG denuncia la ofensiva de Turquía contra los kurdos de Siria

Hace unos días apareció un vídeo online en que un joven activista italiano denuncia el embargo que el gobierno turco estaría ejerciendo contra el grupo armado que más y mejor ha combatido contra Estado Islámico. El vídeo ha despertado polémica en...
06 Septiembre 2016, 9:15am
[Grab da YouTube]

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Hace tres días la web Infoatu publicó un vídeo de larga duración en el que un combatiente italiano de las Unidades de Protección Popular (YPG) enviaba un mensaje a Italia desde Rojava, la autoproclamada región autónoma kurda enclavada al noreste de Siria. Los combatientes kurdos están librando allí desde hace años una de las batallas más sangrientas contra Estado Islámico. Nadie duda que son ellos quienes más han hecho por combatir el terrorismo yihadista desde las trincheras. Ahora ya no es el único frente que tienen abierto.

Durante las imágenes, que se extienden durante más de veinte minutos, el combatiente — que aparece enmascarado y vistiendo el uniforme de la milicia kurda— explica cuál es la situación sobre el terreno, que es cada vez más complicada debido "a un embargo total... ejercido sobre los combatientes kurdos por Turquía y por el Partido Democrático del Kurdistán (PDK) — la formación del presidente del Kurdistán iraquí Massoud Barzani —", que estaría dejando a población kurda de Siria en una situación extrema". Los combatientes estarían faltos de comida, agua y de medicamentos con los que tratar a los heridos.

Tras denunciar la situación, el guerrillero italiano recuerda que las tropas de Erdogan han lanzado sendos ataques contra los kurdos en Jarablus y Manbij y hace "un llamamiento a la solidaridad a todos los que me estáis viendo y escuchando en Italia. Quiero alzar mi voz a favor de la libertad de Jarablus y por la defensa de Manbij. Y me gustaría que este grito se alzara por todo el mundo de la misma manera que sucedió hace dos años con la defensa de Kobane.

Turquía se escuda en Estado Islámico para frenar la expansión kurda en el norte de Siria. Leer más aquí.

"Toca defender ahora", continúa el llamamiento "lo mismo que se conquistó en Kobane hace dos años. Y por mucho que soy consciente de que los nombres de ambas ciudades puedan parecer remotos, créanme, lo que está sucediendo aquí, en este mundo global, podría convertirse en el dolor de Europa de mañana. Y si eso sucede, de nada nos servirá llorar. Por desgracia y por fortuna hay que tomar responsabilidades ya".

Llegados hasta este punto el combatiente italiano arremete contra la gestión política de una serie de figuras públicas e internacionales italianas, como Staffan De Mistura (comisionado especial de Naciones Unidas en Siria), y la alta representante de la Unión Europea en Asuntos Exteriores y Políticas de Seguridad, Federica Mogherini. El combatiente también aprovecha para recordar que a Matteo Renzi ya se le pidió "que interrumpiera todas sus actividades comerciales, militares y diplomáticas con el estado turco", para que demostrara de lado de quién está. "Si está del lado de los que luchan contra los enemigos de la Humanidad; o si tiene una agenda distinta y estaría defendiendo intereses de otro género".

El joven italiano también le dedica algunas palabras cargadas de ironía al secretario de la Liga Norte, Matteo Salvini: "Usted proclamó que estaba listo para atacar a ISIS en persona. Yo te he buscado por aquí, Salvini, pero no hay rastro de su presencia".

Hacia el final de su apelación afirma que las Fuerzas Democráticas de Siria (SDF), las Unidades de Protección Popular (YPG) y las Unidades Femeninas de Protección (YPJ, la facción femenina del YPG), son las únicas fuerzas que les siguen ayudando y que no cesan de apoyarles. Y acto seguido, invoca a los italianos y solo a los italianos. "Salgan a Internet a preguntar e informarse; movilícense contra el embargo que nos golpea, contemplen desplazarse hasta aquí. Aquí hacen falta médicos, voluntarios, medicinas. Se necesita que la información sea libre".

El vídeo concluye con un saludo en memoria de Valeria Solesins "y de todas las víctimas de los atentados de ISIS en París, Bruselas, Niza, Orlando, Bagdad, Beirut, Ankara, Suruc, Qamishlo... y en todas las ciudades del mundo y de Siria que siguen padeciendo la violencia del terrorismo yihadista de Estado Islámico".

Tal y como han informado algunos rotativos italianos, el nombre del combatiente enmascarado sería Davide Grasso, un joven de 36 años que habría trabajado como activista en el centro social turinés Askatasuna y que también habría colaborado con el movimiento antisistema italiano No Tav.

Mira el documental de VICE News, Comunistas españoles contra Estado Islámico

Grasso ha publicado un comentario en Facebook en el que tacha de temeraria la manera en que los medios de comunicación italianos han desvelado su identidad: "Lo importante era el mensaje, ni los chismes sobre mi persona ni mi identidad. Pero de todos modos...". El caso es que en los últimos días Grasso ha incorporado un link con su blog a su perfil de Facebook en el que adjunta un listado de las publicaciones cuya información de lo que sucede en el frente considera veraz, además de un link para escribir a Infoaut.

La proximidad de Grasso al movimiento No Tav se ha convertido en objeto de controversia política. El senador del Partido Democrático Stefano Esposito — uno de los máximos defensores de la lucha contra No Tav— ha descrito a Grasso como "uno de los exponentes más violentos del No Tav turinés". A Esposito le preocupa la idea de que "cualquiera puede salir del país, aprender a usar una metralleta, regresar a Italia y ser tratado como un héroe. Acto seguido Esposito hizo un llamamiento para el desalojo de Askatasuna "un lugar oscuro donde la violencia es el primer mandamiento".

Según el periódico italiano La Repubblica, la División de Investigación y Operaciones Especiales de la policía italiana (DIGOS en sus siglas italianas) se habría incautado de la filmación. Al principio del vídeo, de hecho, podían verse a un soldado kurdo alentando a los jóvenes italianos a que se alisten a la milicia.

Según el periódico, tales palabras podrían ser constitutivas de un delito de reclutamiento y participación en actividades terroristas y Grasso podría ser imputado por las mismas. Básicamente, Grasso se expone a ser imputado debido a que las YPG tiene vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), una formación que lucha por la autonomía de los kurdos en Turquía y que ha sido proscrita como organización terrorista tanto por Turquía como por Estados Unidos y la Unión Europea.

Grasso no es el primer italiano en viajar a Rojava para unirse a la lucha de las YPG. La prensa ya se había hecho eco con anterioridad del caso de Karim Franceschi, un activista antisistema que hace unos meses presentó su libro autobiográfico El combatiente, y que será uno de los protagonistas del documental Our War, que será presentado el próximo 9 de septiembre en el Festival internacional de cine de Venecia.

Claro que en el caso de Franceschi parece que nadie tiene nada que reprocharle.

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES