Planta Carnívora y su lucha por "El Agua"

El trap político ha llegado a Chile, y una de las responsables es la música y artista visual, que lanza su nuevo tema bajo la premisa de la autoproducción total.
09 Abril 2018, 3:04pm

Cuando ya no hay confianza en las instituciones, sólo nos queda trabajar y organizarnos. Ese ha sido uno de los aprendizajes de Chile en los últimos años, luego de estallidos de demandas sociales y luchas transversales de la sociedad, como es la educación gratuita, la despenalización del aborto en sólo tres causales, el fin de los fondos previsionales, el cese de la usura en los créditos universitarios y el fin de la impunidad para los organismo de Estado que de tanta violencia, montajes (Operación Huracán) como corrupción expuesta, yacen en la situación de peor descrédito y desconfianza desde el regreso de la democracia. En ese contexto asume hace un mes la presidencia, Sebastián Piñera, el multimillonario conservador que de la mano de argucias legales está desandando lo mínimamente ganado en el gobierno saliente de Michelle Bachelet.

En este contexto es que Planta Carnívora vuelve a lanzar material nuevo, más político y arriesgado que veces anteriores. “Acompañé a una banda a grabar un videoclip como productora general, aproveché que estaban rodando y me puse a grabar yo” me cuenta vía Whatsapp. Sin ansiedad y sin ambiciones, se lanza unas simples líneas:

“Devuelve el agua / irresponsables con poder la controlan / nos quitan este insumo de nuestra vida / secando napas, dejando sequías / nos subestiman, quieren vernos muertos”

El trap político llegó de manera ecuánime a Chile: de la producción reciente destaca Pvblo Chill-e con “Facts”, y ahora Planta con la crítica sobre el estado de desnacionalización de nuestros recursos naturales. El llamado es desesperanzado e interpela no sólo a sus fans a hacerse conscientes de tamaño gol político que nos hizo el ex-presidente Ricardo Lagos, sino que reclama a las empresas mineras y forestales detrás de la sequías de extensos territorios del país. El tema, que estrenamos aquí arriba, busca visibilizar cómo esto afecta en la vida diaria de pequeños agricultores y localidades que se ven confrontadas a hidroeléctricas gigantescas que dejan un manto de contaminación y desertificación progresiva.

En este versus entre naturaleza y mercado, Planta Carnívora hace del arte una herramienta política y le hace cantar a sus fanáticos versos sobre un río de muerte que nos persigue. Es posible bailar y disfrutar de un flow crítico, que reconoce su vulnerabilidad y potencia; es posible hacer más con lo poco que tenemos: “La explotación de este recurso ha sido indiscriminado y destructivo (...) En mi país no se dan cuenta que va contra la vida que el agua sea privada, no es un bien del Estado. La ley permite a inversionistas extranjeros poder hacer negocios con los recursos sin pagar un peso en impuestos y a los ciudadanos les es restringido (...) es parte de un conjunto lucrativo con el encarecimiento, la contaminación y la mala calidad del agua potable. Sumado al inflado negocio de vender agua embotellada, con todo el impacto ambiental que conlleva” - declara Planta. Así: visibiliza, rearma, crea, critica. Ha vuelto la Carnívora.