Un niño de 13 años falleció por la ‘Ley Bala’ del gobernador de Puebla

Durante una manifestación en la carretera, el niño tuvo muerte cerebral tras un ataque de granaderos.

|
23 Julio 2014, 3:00pm


Rafael Moreno Valle, Foto vía.

Un niño de 13 años que iba camino a su casa saliendo de la escuela sufrió graves lesiones en la cabeza, en medio de enfrentamientos entre pobladores de una comunidad en Puebla y granaderos. José Luis Tehuatlie Tamayo fue trasladado al hospital para ser atendido, sin embargo después de varios días, los doctores informaron que había fallecido por un paro cardiorrespiratorio.

El 10 de julio pobladores de San Bernardino Chalchihuapan se manifestaron en la autopista Puebla-Atlixco por las juntas auxiliares de por lo menos 190 poblados que exigían la restitución de las oficinas del Registro Civil. El Congreso estatal aprobó reformas a la Ley Orgánica Municipal que principalmente desaparece la facultad de los alcaldes de las comunidades de fungir como jueces, lo cual causó descontento entre los vecinos de las comunidades. Los granaderos usaron gas lacrimógeno, granadas y proyectiles de goma para disipar la marcha, lo cual dejó al menos veinte personas heridas, entre policías y manifestantes además del menor de edad, cuatro personas detenidas y elementos policiacos retenidos por pobladores.  

En redes sociales comenzó a circular el video donde se ve que el niño de 13 años, ayudado por pobladores, intenta limpiarse la sangre que brota de su cabeza. Y aunque días después Moreno Valle negó en conferencia de prensa que los elementos policiacos usaran balas de goma para dispersar la marcha, los familiares del menor acusaron que su herida fue ocasionada por una de estas pelotas de goma. Además que una diputada federal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Roxana Luna Porquillo, compartió en sus cuentas de redes sociales varias fotografías de los proyectiles utilizados por los granaderos.  

El gobierno de Puebla, encabezado por Rafael Moreno Valle del Partido Acción Nacional (PAN) y el congreso local aprobaron el 19 de mayo la llamada Ley Bala. Esta ley protege regula el uso legítimo de la fuerza por parte de los elementos de las instituciones policiales del estado y prácticamente permite que los policías disparen contra civiles.  

El gobernador panista explicó que la intervención del gobierno se dio a partir del bloqueo de la autopista y posteriormente, el secretario general de Gobierno, Luis Maldonado Venegas, aseguró que los manifestantes incurrieron en actos violentos y que portaban armas como palos, tubos, bombas molotov y piedras. Además que señalaron que los cohetones que portaban los pobladores, fueron los que le ocasionaron la herida al menor de 13 años. "Se ratifica asimismo que en ningún momento se utilizaron balas de goma o cualquier otro dispositivo contundente", aclaró.

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, Facundo Rosas Rosas, declaró que no dimitiría de su cargo después de lo sucedido aunque varias organizaciones exigieran su renuncia pues, aseguró, en todo momento se actuó con apego a la ley e insistió en que no se hizo uso de balas de goma en el operativo. Señaló que "algunos medios de comunicación han continuado difundiendo que sí las hubo", y aclaró que en lo que va de la administración de Moreno Valle, nunca se han utilizado las balas en un operativo y que la Policía de Puebla no cuenta con tales armas. 

Darío Ramírez, director de la Organización Artículo 19 en México cuestionó que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) presidida por Raúl Plascencia Villanueva hiciera caso omiso de la situación y que en su momento la Ley Bala fuera “palomeada” por la CNDH y saliera a decir que era constitucional. Ramírez denuncia que al mismo tiempo Plascencia recibe el doctorado honoris causa de la Universidad de Puebla, “todo eso dudo que sean coincidencias”, dijo.

El director de la ONG criticó que el gobernador haya dicho poco al respecto de la muerte del niño y que al contrario, su primer intento fue desmentir que era por una bala de goma. Posteriormente evidencia que la madre de José Luis se enteró de la muerte de su hijo por los medios de comunicación porque “el sigilo, la cerrazón del gobierno fue nunca mantener con información a la madre del menor”.

Además que el gobierno del estado de Puebla sacó un “escueto e indignante” comunicado de cinco líneas donde decía que el niño había fallecido y que se ponía a las órdenes de la mamá de José Luis.

Por otro lado, las críticas le han llovido a Moreno Valle después que medios locales publicaran una nota donde el gobernador poblano realizara una "reunión con representantes de medios de comunicación" a la cual no asistieron medios nacionales, y donde supuestamente "disipó dudas" al confirmar que los instrumentos portados por las policías el día de la manifestación "no pudieron haber lastimado ni al menor ni a ninguno de los lesionados" e incluso señaló a la diputada Roxana Luna de incitar a los manifestantes que "en todo momento mostraron una actitud violenta".