Coronavirus

Tengo 22 años, coronavirus y llevo más de dos semanas ingresado en un hospital de Barcelona

"Claro que me llegan las noticias falsas y los audios de falsos médicos también".
19 Marzo 2020, 1:38pm
TRIPTICO_PRUEVA _B

Artículo publicado originalmente por VICE España.

Nil tiene 22 años, vive y estudia publicidad en Barcelona y el mes pasado viajó a Milán con motivo de la Semana de la Moda, que se celebró entre el 18 y el 24 de febrero. "El primer día que llegué la situación era aparentemente normal, la gente hacía vida normal y parecía que no ocurría nada. Había casos en un pueblo a 60 kilómetros y tengo entendido que en la ciudad ya había dado positivo el primero, pero todo funcionaba a su ritmo normal. Al final de esa misma semana ya empezamos a ver cómo se incrementaban los casos, que empezaba a fallecer gente, que las farmacias se quedaban sin mascarillas ni geles desinfectantes, que la Plaza del Duomo empezaba a vaciarse... Los ciudadanos y los turistas empezamos a darnos cuenta de que quizá iba a pasar algo y los metros también empezaron a vaciarse a la par que yo hacía las maletas para volver a Barcelona", cuenta.

Cuando aterrizó empezó a tener los primeros síntomas. Estaba cansado y con malestar general, pero lo achacó al cansancio tras el viaje. Pero en cuanto empezó a tener fiebre y a sentir dolor de cabeza llamó al 061 para preguntar lo que debía hacer. Le llevaron al Hospital Clínico de Barcelona, donde permanece hace dos semanas y tres días, porque, tras la prueba del coronavirus, dio positivo.

VICE: Qué hay, Nil. ¿Dónde estás ahora mismo?
Nil: En mi habitación del hospital, en Barcelona. Llevo aquí dos semanas y tres días, aislado y en cuarentena. No puedo recibir visitas, no he podido hacerlo desde que me ingresaron. A mi habitación solo puede entrar el personal sanitario a hacerme las pruebas pertinentes y ya está. Tampoco he tenido, por tanto, contacto con otros enfermos de coronavirus.

¿Cómo te contagiaste?
La verdad es que no lo sé. Solo sé que fue durante mi viaje a Milán. Quizá toqué alguna superficie que estaba infectada o quizá me toqué la boca o los ojos teniendo las manos sucias, pero lo desconozco.

1584372662508-WhatsApp-Image-2020-03-16-at-113319

¿Cómo ha sido todo el proceso: diagnóstico, cura... ?
Cuando llamé me dijeron que fuera al hospital y una vez allí hicieron una valoración de mi caso donde me preguntaron dónde había estado, los síntomas que tenía, desde cuándo... Después me pasaron a una habitación donde me quedé aislado hasta que vino el personal sanitario para hacerme las pruebas y comprobar si estaba o no contagiado. Al día siguiente me despertaron y me dijeron que la prueba había dado positiva y hasta ahora: dos semanas y tres días de tratamiento, aislamiento y cuarentena hospitalaria. Ya estoy mucho mejor, me cambiaron de hospital en mitad del proceso, por una cuestión logística.

¿Cuáles eran tus síntomas?
En mi caso, malestar general, fiebre, dolor de cabeza y mocos. Conforme fueron avanzando los días, también sentía dolores musculares, articulares, náuseas y vómitos. Pero hay síntomas que no he tenido, como la falta de aire o la diarrea. El coronavirus tiene un cuadro clínico muy diverso, por decirlo de alguna forma. Hay síntomas que le aparecen a un tipo de personas, otros a otras... no hay una lista de síntomas fijos que aparecen siempre.

¿Contagiaste a alguien de tu entorno?
No. Las personas con las que tuve contacto, que han sido muy pocas desde que llegué, hicieron su cuarentena y han seguido todos los protocolos y recomendaciones sanitarias y está todo bien. En ese sentido estoy tranquilo porque desde que llegué de Milán he seguido el protocolo para evitar el contagio de la gente que hay a mi alrededor.

1584372680428-WhatsApp-Image-2020-03-16-at-113304

Y, ¿conoces a alguien más que haya dado positivo?
Hay gente que me ha escrito por redes y que lo tiene, sí, y hablamos sobre nuestras historias, nuestros síntomas, nuestra mejoría... pero tampoco muchas. Una gran parte de los infectados prefieren mantenerse anónimos y lo entiendo, es respetable.

Tienes casi 70.000 seguidores en Instagram y poco después de tu ingreso decidiste hacer público que estabas en el hospital a causa del virus con un comunicado. Desde entonces has ido retransmitiendo tu cuarentena, respondido preguntas, difundiendo información y consejos sanitarios oficiales... ¿por qué lo hiciste?
Fueron varios los factores que me impulsaron a hacerlo público. El primero, que muchísimas personas en Instagram me preguntaban si estaba bien, que por qué no colgaba contenido, que si era yo el chico de 22 años que había dado positivo en coronavirus, porque los medios de comunicación publicaron las fechas de mi viaje y la gente simplemente ató cabos. Pero también lo hice porque considero que, ya que tengo la oportunidad de hablar en primera persona de esto, puedo utilizar las redes para ayudar a la población, para informar y tranquilizar e intentar que no cunda el pánico. Creí que era lo correcto. Además, estudio publicidad, por lo que conozco cómo funcionan los canales y vías de comunicación, así que consideré que era lo más ético teniendo en cuenta mi formación.

¿Qué ha sido lo más jodido desde tu ingreso?
La incertidumbre, sobre todo al principio. Todavía me sigue asustando, pero cada vez menos. Cuando entré en el hospital no había mucha información, y aun ahora hay cosas que se desconocen sobre el coronavirus, que no están 100 por ciento confirmadas porque se tienen que seguir estudiando. Y eso, quieras o no, y aunque yo ahora mismo solo tenga síntomas leves y esté mucho mejor, crea inseguridad, nerviosismo y expectación por lo que pueda pasar en el futuro. Pero intento mantenerme positivo y pensar en el ahora, en que estoy bien. Lo que más me preocupa en este momento, más que mi situación, es el caos que se está viviendo en España. Estamos atravesando una situación durísima y creo que tenemos que afrontarla con madurez y seriedad, unidos, siendo conscientes de que no somos individuos aislados sino una sociedad. Cuando veo los videos de la gente comprando masivamente o me entero de que hay quien se fue de fiesta tras suspender las clases de la universidad me da mucha rabia, y son tantas cosas...

1584372702978-WhatsApp-Image-2020-03-16-at-113258-1

Imagino que de todo eso te enterarás a través de tu celular. ¿Te llegan también noticias falsas?
Claro. Tengo tanto mi celular como mi computadora desde el primer día, es algo que me pregunta mucha gente, solo que al principio solo lo usaba para comunicarme con mi familia porque estaba peor y no me daban ganas de postear nada en redes sociales. Pero he estado tanto informándome como recibiendo noticias y audios de falsos médicos durante todo el proceso. No entiendo por qué lo hacen. Una cosa es el humor, que está bien, ayuda incluso a sobrellevar todo esto que estamos viviendo, y otro dar consejos y recomendaciones que nada tienen que ver con la realidad y que lo único que hacen es confundir a la gente.

También supongo que en más de dos semanas en aislamiento te habrá dado tiempo a pensar mucho sobre el virus, pero también sobre la pandemia y sus consecuencias
Sí, estando encerrado uno tiene bastante tiempo para reflexionar. En lo que más he pensado ha sido, quizá, en que está muy bien preocuparnos por nosotros mismos, nuestra salud y nuestro bienestar, pero tenemos que ser conscientes de que no vivimos solos. Somos una comunidad, un pueblo, y tenemos que trabajar de forma unida y coordinada. Si el gobierno y las autoridades están lanzando unas medidas y hay recomendaciones, es por algo. No es para joderte la Semana Santa ni todos los planes que tenías con tus amigos sino porque estamos viviendo una emergencia sanitaria y hay que ser responsables.

También he tenido mucho tiempo para pensar en lo que significa la sanidad pública, todo el sistema sanitario: doctores, enfermeros, auxiliares, personas de la limpieza, vigilantes... sin ellos el funcionamiento de un hospital y de nuestra salud no es posible. Cada persona es imprescindible. Hay muchísimos casos que atender y ni el sistema sanitario más fuerte del mundo se podría enfrentar de manera sencilla a algo de esta magnitud, y por eso y por todos ellos, que se están dejando la piel, es importante ser responsables y contribuir a evitar contagios y a que la pandemia se paralice. Para que ellos puedan atender a la gente que lo necesita y para que no haya un colapso de ese sistema sanitario del que estamos orgullosos.

Sigue a Ana Iris Simón en @anairissimon.