Cinco preguntas que nos deja la perdida de Peñalosa en los cerros bogotanos

¿Cómo es que el alcalde Peñalosa publica esas fotos tan vergonzosas? ¿Será que todo es parte de una estrategia siniestra de autopromoción de la Alcaldía? ¿Será que nos están expropiando los momos?

|
23 octubre 2018, 12:30am

Foto vía cuenta de Instagram @enriquepenalosal

Artículo publicado por VICE Colombia.


El domingo pasado Bogotá amaneció con una noticia que llegó arrastrada por un torrente de memes: Peñalosa se fue a caminar por los cerros orientales con algunos funcionarios de la Alcaldía y se perdió.

La caminata, a la que también fueron el Secretario de Ambiente y el de Seguridad, se dio a propósito de un plan que la alcaldía de Peñalosa viene proponiendo desde hace rato: construir un sendero —con mirador y tales— que atraviese los cerros de Bogotá y vaya de sur a norte. El sendero, que llevaría el nombre romántico de "El sendero de las mariposas", tendría 101 kilómetros y sería, además de una atracción turística, un cortafuego para que los bomberos puedan usar el agua del río Francisco y apagar incendios forestales.

Para hacer la "exploración técnica" de lo que en teoría sería el sendero se fueron casi dos decenas de funcionarios que terminaron perdidos en los cerros unas ocho horas antes de que los bomberos fueran a su rescate.

El incidente dejó varias fotos y videos circulando en internet que instantáneamente se volvieron memes sobre Peñalosa, cuyo título, además de Alcalde Mayor, bien podría ser "el alcalde de Bogotá que ha generado más material para memes".

El incidente también nos dejó varias preguntas:

Primero lo básico, ¿al fin sí se perdió o no?

Primero dijo que sí, luego que más o menos y luego que no, que cuáles. Pareciera que el alcalde mayor ni siquiera es capaz de mantener una única versión sobre un simple extravío.

La primera declaración sobre su aventura la hizo en Instagram, donde escribió que sí, que se había perdido, y que gracias a Dios por los bomberos, porque de lo contrario habrían tenido que dormir, él y su extendido séquito de acompañantes, en los cerros.

Un ratico después puso en su página de Facebook que si se había perdido —así, con condicional, como si no acabara de decir que la perdida había sido tan verraca que lo habían tenido que rescatar— que si se había perdido era porque era un enamorado de la vegetación. Wow. Y remata con un dizque se "volvería a perder con gusto".

Y para rematar la jornada de declaraciones, puso finalmente en su cuenta de Twitter que cuál perdida, que nadie se perdió, y que si alguien estuvo "perdido" fue porque eso era puro barranco y risco y que no había un sendero por donde caminar. ¿Será que las habilidades geoespaciales de Peñalosa y de su equipo son directamente proporcionales a la cantidad de cemento a la vista?

¿Por qué publica él mismo las fotos que lo hacen quedar como un anciano torpe?

La foto que estuvo circulando en redes sociales ayer y que ha sido, y es, material precioso para hacer memes la publicó el mismo Peñalosa en su cuenta de Instagram.

Peñalosa yéndose de culo.
Peñalosa resbalando aparatosamente, con cara de profundo terror y arrepentimiento, por una ladera de los cerros orientales de Bogotá.

También hubo videos que mostraban al alcalde, de jean y camisa, esquivando ramas, trepando y gateando bajo troncos caídos.

Para propósitos humorísticos, adelantar el video hasta el minuto 1:03.

¿Cómo pasó esto? ¿Cómo fue que el alcalde y sus asesores de redes sociales pensaron que era una buena idea publicar las fotos y los videos que lo hacen ver ridículo? ¿Será que no alcanzan a verlo? ¿O será que su equipo la ve pero no se atreve a decirle nada? ¿O podría ser incluso que el equipo de redes sociales de Peñalosa sea el que más le está haciendo bullying al alcalde?

¿Hay alguien que no se la monte a Peñalosa?

La respuesta es no. Y con esta aventurilla parece que se le está yendo el poco respeto que le quedaba entre alguna gente. Para probar el punto, aquí cinco elementos:

Prueba uno:

Claudia Morales es periodista.

Prueba dos:


Prueba tres:

Luis Ernesto Gómez es el ex viceministro del Interior.

Prueba cuatro:

Prueba cinco:


¿Y qué aprendió después de pasar ocho horas internado en la naturaleza?

Lo más probable es que dentro de sus nuevos aprendizajes estén solamente el de "improvisación en deslizamiento extremo" y "salto corto con perro en mano", porque en ecología y lo que se dice "sensibilización ambiental" parece que fracasó.

Así lo insinuaron varias personas en redes sociales, sobre todo en Twitter, cuando la cuenta de la Alcaldía, en un hilo que contaba la aventura del alcalde en los cerros, dijo que él y sus funcionarios tuvieron que "arrastrarse entre la maleza".

Y pues no es una sospecha infundada, no en vano la alcaldía de Peñalosa ha sido uno de los mandatos que ha tenido más escándalos ambientales: la reserva Van der Hammen, la tala de árboles, el decreto para construir sobre los humedales.

¿Fue todo en realidad una estrategia para promover la construcción de un camino de cemento en los cerros?

Tal vez la respuesta a todas las preguntas anteriores es que, en realidad, el escándalo de la perdida, las fotos, los videos y las declaraciones en redes del alcalde hacen parte de una estrategia de "autobombo" de la Alcaldía. Una forma de poner a todo el mundo a hablar de los cerros y de los senderos que desde hace tiempo esta alcaldía busca construir.

El mismo alcalde, en su última aclaración sobre lo que "en realidad" pasó el sábado, podría insinuar que por ahí va la cosa.

Que nadie "se perdió", que lo que pasa es que no había un camino de concreto por el que andar.

Eso podría explicar también por qué el mismo Peñalosa y la Alcaldía fueron los que publicaron las fotos ridículas del Alcalde: probablemente entendieron, después de casi tres años de mandato y de montadera virtual, que los memes y las torpezas de Peñalosa son lo que más le dan visibilidad. Y ahora, en una siniestra —pero no por eso menos chistosa— estrategia de marketing se burlan de Peñalosa ellos mismos para poner a todo el mundo a hablar del tema y lograr sus cometidos.

Ojalá solo sea una teoría y no una terrible forma de embutirnos una pavimentación llena de bolardos en los cerros.

Y para cerrar la discusión, y la hermosa jornada de humor, un meme:

Más VICE
Canales de VICE