Publicidad
Salud

Probamos algunos de los mejores vaporizadores del mercado

Si le vas a invertir a tus pulmones, mejor saber lo que estás comprando.

por Ali Cedar
18 Febrero 2017, 2:00pm

RECORDATORIO: A menos de que vivas en algún lugar donde el cannabis es legal para uso medicinal o recreativo, recuerda: todavía es ilegal pegarlo o fumarlo en vapos.

Ya pasaron los días en los que "vaporizar" significaba reunir todo el humo de la mariguana en una gran bolsa plástica para luego intentar inhalarlo de una sola sentada. Hoy en día, hay un gran mercado de vapos de alta tecnología para fumar yerba, equipados con accesorios como Bluetooth (¿para seguirle el rastro a tu promedio de toques por sesión?) que te permiten solo llenar un cono e inhalar como lo harías con un cigarrillo electrónico. Y considerando que se piensa que los vaporizadores de hecho ayudan a los problemas respiratorios en vez de causarlos, eso no está nada mal.

Por supuesto, este tipo de tecnología tiene un precio. Así que probé cinco vaporizadores de alta gama para ver cuáles valen realmente la pena, con un poco de asesoría médica del usuario medicinal y Presidente del United Kingdom Cannabis Social Clubs, Greg de Hoedt, quien trajo una selección de sus medicinas para hacer las reseñas.

GRASSHOPPER, POR HOPPER LABS

Fotos por Jake Lewis.

Este dispositivo de 5,000 pesos se ensambla a mano en California y, según dicen, la producción a duras penas puede seguirle el ritmo a la demanda. Así que es como el Ferrari de los vapos, podríamos decir. Lo cual parecería ser algo bueno.

Y sí. Sí que es bueno. La eficiencia es grandiosa: te alcanza para seis o siete chupadas con 0.2 gramos de mota. Además, parece una pluma, cosa que ayuda bastante para evitar que te pidan o que te atore la policía.

Puntos negativos: como es tan pequeño y lineal, el vapor no se alcanza a enfriar en ningún momento, así que te puedes quemar los labios si no eres cuidadoso.

Greg probando el Grasshopper, ensamblado en un recipiente de vidrio.

GREG DICE: "Si la NASA hiciera vaporizadores supongo que se verían así. Cabe perfecto en tu bolsillo, se calienta en segundos, es un dispositivo perfecto para echarse una bocanada rápida y no ser balcón. Es igual de atractivo para un usuario recreacional o uno medicinal que necesita una manera de consumir su medicina de manera rápida y eficiente. ¡Si se ensambla en un buen aparato de vidrio, el hit es fenomenal!

RATING: 9/10
COSTO-BENEFICIO: 8/10

CRAFTY, POR STORZ & BIKEL

Este es fabricado por la compañía que creó el "Volcano", el primer vaporizador de alta calidad en la historia, y se vende a poco más de 5,500 pesos. Definitivamente es uno de los vapos más fuertes que probamos. Después de terminar una dosis de 0.3 gramos te sientes más pacheco que si te hubieras fumado un porro con el doble de cantidad.

A diferencia de otros vaporizadores, con este debes terminar lo que has tacado de una sentada. Eso puede no molestar a las personas que tienen una tolerancia alta, pero probablemente no está hecho para los que quedan con ganas de vomitar después de un "helicóptero" o después de un toque largo. Sin embargo, gracias a la tecnología de conducción y convección, el sabor es genial, así que seguramente sí te van a dar ganas de acabártelo.

Es de alta tecnología y se enlaza a los smartphones vía Bluetooth para controlar la temperatura y acceder a otras funciones, pero depende de la carga de la batería. Una hora de conexión a la corriente puede cargar toda la batería pero solo dura dos o tres tacadas.

GREG DICE: "Este es el tren a vapor de los vaporizadores. Te ataca con toda. Así que si quieres nubes de vapor garantizadas y un dispositivo que extraiga consistentemente los aceites esenciales de la yerba, este es el tuyo. Sin embargo, la duración de la batería es una gran decepción".

RATING: 9/10
COSTO-BENEFICIO: 9/10

El FIREFLY 2

Este dispositivo es el más caro de la lista: se vende en alrededor de 7,800 pesos (Firefly le prestó uno a VICE para hacer la reseña). Parece haber tenido una recepción dividida en los foros de internet: unas personas se sintieron estafadas y otros lo consideraron el mejor vaporizador del mercado. La verdad es que solo es un dispositivo con algunos pros y algunos contras.

Pros: si eres el tipo de usuario de mariguana que quiere probar lo que está inhalando, este es el indicado. Ninguno de los otros que probamos extrae el sabor del cogollo como el Firefly. Es muy eficiente una vez le entiendes: 0.1 gramos te dan más aspiradas de las que esperarías. También se calienta a tu voluntad, dejándote echarte un jale cuando quieras, y funciona mucho mejor con los concentrados que cualquiera de los otros dispositivos que reseñamos (lo cual es bastante bueno para un usuario medicinal).

Contras: es excesivamente caro y es muy complicado hacerlo producir nubes de humo espesas. Considerando el precio, debería ser una experiencia más amigable para los usuarios. De todas formas, después de algo de ensayo y error en algún momento lo vas a conseguir.

GREG DICE: "Increíble para los concentrados. Casi tan bueno como un verdadero dab [extracto o concentrado de cannabis]. Una vez lo dominas, el control que tienes sobre el hit —combinado con la suavidad— lo hace una gran opción. En verdad me gusta la experiencia general del vapo y el brillo naranja del aparato cuando está listo".

RATING: 9/10
COSTO-BENEFICIO: 7/10

PAX 3, POR PAX LABS

Si Apple hiciera vaporizadores se verían como el Pax 3. Este se vende también a cerca de 5,500 pesos y viene en ese tipo de empaque premium con el que los youtubers se volverían locos. Además, está equipado para control Bluetooth inalámbrico a través de una aplicación gratuita, lo cual refuerza la sensación de que es un producto de lujo. También es muy discreto, el orificio tiene un efecto poderoso y la batería es genial (se logra una carga completa en solo media hora y alcanza para más o menos 15 retaques).

El único bajón aquí es el sabor. Aunque no es horrible, se queda corto al lado del Firefly 2 y del Crafty.

GREG DICE: "Una versión mejorada del Pax 2 que ya tengo. La duración de la batería es genial y, aunque no necesariamente es el vapo más sabroso o eficiente, está libre de muchas complicaciones: no te tienes que preocupar porque se vaya a descargar y es fácil de usar sin instrucciones. Puedo confiar en que va a tener batería cuando necesite medicarme".

RATING: 8/10
COSTO-BENEFICIO: 9/10

VAPCAP, POR DYNAVAP

Este es un poco diferente: un dispositivo completamente mecánico sin batería ni electricidad. A poco menos de 900 pesos, su modelo básico es el más barato del mercado (aunque tienen más de ochenta variedades que pueden llegar hasta los 3,200 pesos). Para ponerlo en marcha tienes que calentar la cabecita con un encendedor y esperar a escuchar un click, que significa que está listo para usarse. Solo vas a poder tener dos hits antes de que te toque volverlo a calentar, pero esos hits consisten en un vapor grueso y sabroso.

Lo único malo de este dispositivo es su curva de aprendizaje. Si no se usa de la manera adecuada, fácilmente puedes quemar el material, lo cual no es útil si lo compraste con la intención de no fumar. Siendo justos, es básicamente imposible crear un vaporizador manual sin una curva de aprendizaje: es la naturaleza del dispositivo.

GREG DICE: "Este pequeño dispositivo me sorprendió. No esperaba mucho, pero después de un par de pruebas y de mejorar mi técnica, logré un hit encantador. Tuve que llenarlo otra vez. Me puedo imaginar desarrollando un apego a este dispositivo cuando aprenda todos sus pequeños matices. Es un dispositivo esencial para alguien que ama los vapos, por lo menos como un back-up cuando el electrónico no tenga batería. Pero incluso por sí mismo es genial para ir de camping, de excursión, de caminata por el bosque o cosas por el estilo".

RATING: 8/10
COSTO-BENEFICIO: 10/10

Los fabricantes de estos cinco dispositivos no promueven el uso de sus productos para el cannabis recreativo o medicinal.

@cedarlibani / @Jake_photo / @CannabisCureUK

Tagged:
Weed
VICE UK
Cannabis
Features
Marihuana
Bareta
vaporizador
Greg De Hoedt
vaporizadores
vapo