Conoce a la Abuela Techno

Su verdadero nombre es Patricia Lay-Dorsey, tiene 72 años, y ha asistido al festival de música electrónica Movement durante los últimos diez años.

|
06 mayo 2015, 1:00pm

Este artículo fue publicado originalmente en Thump, nuestra plataforma de cultura y música electrónica.

No es difícil ver a la Abuela Techno entre la multitud cuando está en el festival Movement de Detroit. Su blanca cabellera sobresale como una nube solitaria en el brillante cielo azul, y generalmente está bailando junto a su scooter móvil, su principal medio de transporte. Con el paso de los años, se ha convertido en uno de los elementos más amados en el festival; hay una infinidad de videos y fotos que documentan su vibrante espíritu por internet. ¿Pero quién es la Abuela Techno en realidad?

Su verdadero nombre es Patricia Lay-Dorsey, tiene 72 años, y ha asistido a Movement durante los últimos diez años en Detroit. Patricia y su amiga decidieron ir a checar que había en Movement sin ninguna predisposición por lo que iban a encontrar.

¡Fuimos a Hart Plaza y había mucho ruido! No sólo por los escenarios, sino por todos lados. No conocía la música electrónica en absoluto, pero la amé desde que la descubrí", dice. Recuerda su experiencia de aprendizaje durante ese primer año, "Cuando salíamos, recuerdo que había una persona haciendo una encuesta y preguntó, '¿les gusta más el house o el techno?', no sabía de lo que estaban hablando, intenté actuar como si supiera y respondí '¡techno!' Ahora sé que existe el dub, el trance y demás. ¡No tenía ni idea! Ahora no me pierdo un beat ni por equivocación".

El año en que obtuvo el título de Abuela Techno, intentaba darle vuelta en su scooter y le pidió a alguno de los asistentes que la ayudara para poder llegar al escenario de Beatport. "A mitad del camino, se escuchó de la nada la voz de un chico que gritaba, 'Va a pasar Abuela Techno, déjenla pasar, déjenla pasar!', y toda la gente comenzó a gritar ¡Abuela Techno!", cuenta. Después de haber aparecido en Humans of New York en abril de 2015, su perfil comenzó a subir, algo a lo que se ha acostumbrado, luego de que Movement publicara el documental en su página oficial de Facebook.

El viejo dicho 'la juventud es desperdiciada por los jóvenes' es una máxima que le habla directamente a Patricia, quien se vuelve más salvaje —y más auténtica— con el paso del tiempo. "Podría decir que comencé a alocarme a los 40, pero para los 50 ya era algo grande. Juro que cada década es más loca. Es como si me pusiera más y más rara, cada vez me importa menos lo que piensen de mí". Nunca ha ido a otro festival de música electrónica, pero está abierta, "nunca sabes, la vida es una locura. Nunca sé qué es lo que sigue".

Patricia nunca deja que su edad o discapacidad le impidan disfrutar el festival como los demás. En su lugar, utiliza su situación como celebridad para inspirar a más personas discapacitadas para que disfruten la música que aman, y pelear por más áreas para discapacitados en los festivales. "Yo no quiero un área en la parte de atrás. También quiero fiestear", insiste.

También ha atraído la curiosidad de la gente mayor. "El periódico en Detroit escribió algo acerca de mí alrededor de 2012, y me di cuenta de que después hubo más gente mayor que antes. Es magnífico. Deberíamos ser más intergeneracionales. Me encantaría abrir ese canal y ver cómo fluye la energía", dice.

Con el festival Movement próximo, la emoción de Patricia es evidente, mientras recuerda algunos de sus sets favoritos. "Claude VonStroke es absolutamente mi favorito. Lo amo. Nos conocimos un poco y es un chico muy dulce. El año pasado John Digweed tocó, ¡y fue una pinche locura! DJ Minx es una DJ local maravillosa. Es increíble. ¡También la amo!"

Con el paso de los años, incluso la Abuela Techno comenzó a darse cuenta de que hubo un cambio en la audiencia de Movement. "Soy una veterana de Movement. Tenemos nuestra propia ideología dentro de la cultura de la música electrónica; siempre consideramos a los demás. Está comenzando a cambiar un poco. Los jóvenes, los que siguen la corriente, ese es un mundo distinto. No conocen nuestra ética o comprenden la cultura. Es una energía distinta".

"Me entristece", dice, desahogándose un poco. "Es parte de la naturaleza, lo sé, pero una vez que algo sale a la luz, cambia".

Aún así, cuando explica lo que la escena significa para ella, puedes comprender qué tan profundo es su amor, "Amo a toda la increíble gente joven que está llena de amor, paz y gentileza. Si tan sólo los demás supieran lo que es, y lo que esta generación representa. Si la gente caminara dentro del festival y observara la belleza de esta gente joven; es fenomenal".

Aunque Patricia nunca fue madre, luego de convertirse en una incondicional de Movement siente que ha adoptado a los niños del rave. Son los chicos los que hacen de Movement algo tan especial. Su energía es muy dulce y creo que eso es algo especial para los amantes de la electrónica. Y los llamo chicos porque tengo casi 73 años; todos son mis nietos. Siempre soy la persona más vieja, ¡incluso la gente en sus cincuentas podrían ser mis hijos!"

Patricia observa características del "Verano del Amor" que es la era en la que creció, reflejadas en la cultura actual de la música dance. Las rugientes líneas de bajo y los platillos agudos fueron lo que la atrajeron a Movement en primer lugar, pero la cultura la convirtió en una seguidora de por vida. "En realidad es la gente. Me recuerdan los sesenta, la época del amor y la paz. Pero tal vez están en un trance de éxtasis, no lo sé ..." dice luego de una pausa. "Probablemente".

Sigue a Bryce David en Twitter

Más VICE
Canales de VICE