Los extraterrestres podrían fijarse en nosotros si les apuntamos con un láser gigante, según estudio

Se podrían combinar dos tecnologías emergentes para producir una poderosa señal infrarroja que podría verse desde planetas distantes, según la investigación realizada en The Astrophysical Journal.
08 Noviembre 2018, 11:30pm
Arte conceptual de una explosión láser de megavatios desde la Tierra. Imagen: MIT News

Artículo publicado originalmente por Motherboard Estados Unidos.

Los científicos han detectado muchos exoplanetas que podrían albergar agua líquida, el ingrediente clave de la vida tal como la conocemos. Pero digamos que nuestras esperanzas (o pesadillas) son ciertas y hay formas de vida extraterrestre que habitan en mundos cercanos. ¿Cómo los contactaríamos a través de distancias de varios años luz?

Una forma de llamar la atención de los extraterrestres es dispararles un láser gigante, según un estudio publicado recientemente en The Astrophysical Journal escrito por James Clark, un graduado del departamento de aeronáutica y astronáutica del MIT, junto con el profesor del MIT Kerri Cahoy.

La idea es amplificar una señal de láser infrarrojo usando un telescopio gigante. Esto podría producir una señal que eclipsaría diez veces las emisiones infrarrojas del Sol, una anomalía que sería observable por una especie inteligente que vigila nuestro sistema solar desde un exoplaneta lejano.

"Sería un proyecto desafiante, pero no imposible", dijo Clark en un comunicado. “Los tipos de láseres y telescopios que se están construyendo en la actualidad pueden producir una señal detectable, de modo que un astrónomo podría echar un vistazo a nuestra estrella e inmediatamente ver algo inusual en su espectro. No sé si su primera suposición sería que la señal proviene de criaturas inteligentes alrededor del Sol, pero sin duda llamaría la atención".

El proyecto combina dos tecnologías emergentes: láseres de megavatios y telescopios colosales. Los láseres capaces de explosiones de megavatios se están desarrollando en el Pentágono, mientras que el Telescopio Extremadamente Grande (ELT, por sus siglas en inglés) de 39 metros de ancho se está construyendo en Chile y se espera que comience a funcionar en 2024.

Clark y Cahoy calcularon que amplificar un láser de dos megavatios a través del espejo de un telescopio de 30 metros podría producir una señal infrarroja que sería detectable en Proxima b, un planeta a 4,2 años luz de distancia. De acuerdo con el documento, un observador de los siete mundos a escala terrestre del sistema TRAPPIST-1 podría detectar un láser de un megavatio amplificado por un telescopio de 45 metros, a 40 años luz de distancia.

Los autores también señalaron algunas desventajas potenciales de esta idea. Además del debate en curso sobre si los humanos deberían intentar contactar con alienígenas en primer lugar, la combinación del telescopio y el láser podría afectar instrumentos a bordo de satélites y aeronaves, o provocar problemas de visión para cualquiera que mire directamente al rayo.

"Si quisieras construir esta cosa al otro lado de la luna donde no hay nadie y poca gente la orbita, entonces podría ser un lugar más seguro para la señal de láser", dijo Clark. “En general, este fue un estudio de viabilidad. Si es o no una buena idea, es una discusión para próximos proyectos".