Seguridad por Bancolombia

Un patrón, una contraseña: protege tus finanzas de los ciber ataques

Está bien cuidar nuestras finanzas siendo responsables a la hora de gastar, teniendo un presupuesto y ahorrando, pero ¿cómo cuidarla de las manos de los ciber criminales? Acá una respuesta con la que darás el primer paso.

por Lina Ruiz
21 Junio 2019, 10:59pm

Ilustración de Emily López

Presentado por Bancolombia

Tal vez el nombre de tu primer mascota, de tu profesora de primaria, tu plato favorito, hasta la ciudad donde nació tu mamá sean cosas que nunca se olviden, y por eso mismo son recuerdos tan usados por los servicios informáticos para devolverte tu contraseña cuando tu memoria te juega una mala pasada.

¿Pero qué tan seguro es ponerle el nombre de mi mascota a una pregunta de seguridad cuando en las redes sociales tengo 200 fotos con ella?

En internet, nuestra verdadera defensa contra los ataques es la contraseña, y aunque parece algo obvio muchas personas no se toman ni un minuto en pensar en uno segura o al menos una más decente que 12345, pues la seguridad pasa a segundo plano cuando crear una que recordemos fácil toma prioridad, así como usar la misma contraseña para todo o usar un patrón común, lo que hace que olvidemos en dónde va cual.

Más que crear una contraseña para nuestras redes sociales o nuestro correo, lo primordial es elegirla sabiendo que así mismo estamos cuidando nuestras finanzas, pues gran parte de los ciber ataques se dan por acceso a información que guardamos en estas plataformas.

De acuerdo con Sebastián Toro, especialista en ciberseguridad, lo primero en crear contraseñas en no utilizar palabras cortas que se puedan deducir fácilmente como lo es el nombre de algún familiar, la pareja, la mascota, la ciudad de origen, el equipo al que le sigues, etc. “Tampoco hacer sustituciones como cambiar una a por un 4 o una o por un 0, ya que son trucos que los cibercriminales se conocen. El truco está en crear contraseñas fáciles de recordar pero difíciles de adivinar. Por ejemplo, se pueden hacer combinaciones de varias palabras, que aunque aparentemente no tengan relación lógica entre ellas se puede relacionar para recordar”.

Contraseñas de solo números ¿Qué hacer?

Para las contraseñas de cajeros automáticos, o el pin de seguridad para los portales bancarios es indispensable recordar no usar números que se asocien a datos personales.

“Las contraseñas bancarias son solo números por lo que si no tomamos las precauciones necesarias fácilmente podrán ser adivinadas por un delincuente. No debemos usar fechas importantes como nuestro año, mes o día de nacimiento, aniversario, cumpleaños de los hijos, número telefónico, dirección, cédula, número que hagan parte de la cuenta bancaria o tarjeta débito o crédito, peso, altura, o cualquier número que represente importancia y sea conocida por varias personas”, dice Toro.

El experto agrega que además de los números que se asocien a datos personales hay otras recomendaciones a seguir. “No usar secuencia de números como 6789, o al revés como 4321, los cuatro ceros (0000), o cuatro números iguales, por ejemplo 5555. Otras claves como dos pares de números también suelen ser presa fácil para los delincuentes como el 2244 0 el 1212”, contó el experto.

Por último, el sentido común debe primar, y aunque las entidades bancarias han tomado muchas medidas para evitar los ciber ataques, la prevención nunca está de más.

¡Recuerda!

-Crea tu propia fórmula para tus contraseñas

-No uses datos personales

-No uses la misma contraseña en varios lados

-Cámbialas con frecuencia – cada 3 a 6 meses

-No compartas las contraseñas con nadie más

Arma tu propio patrón de contraseña segura:

-Elige una canción, serie, película o libro

TITANIC

-Elige si vas utilizar vocales o consonantes

CONSONANTES

-Escoge un símbolo

#

-Escoge un número

1997

-Y por último, define el orden

FRASE, NÚMERO, SERVICIO, SÍMBOLO

El primer paso es usar la primera letra de cada palabra de un verso de una canción o frase de una película, una serie o un libro que te guste y recuerdes fácilmente, estas irán seguidas de un número que puedas recordar. Para este paso usamos la frase “SOY EL REY DEL MUNDO” de la película Titanic.

Para saber en qué usaremos la contraseña, ya sea correo, red social u otro servicio (en este caso elegimos Twitter como ejemplo), usaremos el nombre de este, pero solo las vocales o solo las consonantes, luego elegiremos un símbolo al azar que repitas siempre, y por último elegir el orden de todos los elementos. Así se creará una fórmula de contraseña.

Por último, tú eliges si quieres que alguna de las letras que componen la contraseña irán en mayúscula.

Resultado: SERDM1997TWTR#

Tal vez recordar el plato de tu comida favorita o tu fecha de nacimiento sea más fácil que una combinación de números y letras a la hora de asignarle una contraseña a tus productos financieros o al mail. Pero no todo puede ser facilismo, crear una contraseña puede resultar muy cool cuando el verso de tu canción favorita hace parte de ella. La seguridad también es el manejo responsable de tus finanzas, y entre Bancolombia y VICE te ayudaremos a entenderla.