Unos socavones en la Península de Yucatán drenaron una laguna como si fuera una tina

La laguna de Chakanbacán desapareció luego de que se formaran algunos socavones que se tragaron sus aguas.

por Sarah Emerson; traducido por Laura Castro
|
ago. 30 2018, 9:00pm

Captura de pantalla: YouTube Noticias Canal 10.

Artículo publicado originalmente por Motherboard Estados Unidos.

La comunidad de Nicolás Bravo, Chetumal, informó de un estruendo y un rugido. En ese momento, tres cuartas partes (alrededor de 200 hectáreas) de una laguna cercana, conocida como Laguna de Chakanbacá, estaban siendo drenadas como si se tratara de una tina. El agua fue consumida por un trío de pozos que dejaron sólo una extensa área fangosa y el hedor de animales en putrefacción.

Los reportes de este mes desde Chetumal, capital del estado de Quintana Roo en la península de Yucatán, afirman que los socavones o pozos se tragaron una laguna local en cuestión de días. El fenómeno natural, según las investigaciones realizadas por las agencias ambientales mexicanas, puede deberse a las "estructuras cavernosas" que se encuentran debajo de la región costera. Se trata de un laberinto de túneles y sistemas de cuevas, la mayoría inundados, que pueden albergar ecosistemas como de otro mundo y reliquias arqueológicas. Debido a la geología única de la Península de Yucatán, un vocero de la Comisión Nacional del Agua le dijo a La Jornada Maya la semana pasada que "las corrientes subterráneas" posiblemente erosionaron la capa superior de un sistema de túneles bajo la laguna, abriendo y drenando su contenido hacia tres túneles, uno de ellos de diez metros de diámetro.

c
Captura de pantalla: YouTube/Noticias Canal 10.

"El lugar con más cuevas inundadas del mundo se encuentra en la parte norte de Quintana Roo a lo largo de la costa del Caribe", me dijo vía correo electrónico David Brankovits, un investigador postdoctoral de la Institución Oceanográfica Woods Hole que exploró el sistema de cuevas bajo el agua Ox Bel Ha —el más largo de su tipo—, en la Península de Yucatán. "Aquí, los buzos exploradores de cuevas han mapeado más de 1000 kilómetros de conductos cavernosos y los esfuerzos de exploración siguen en marcha".

La propia península es una gran plataforma calcárea, añadió Brankovits, lo que significa que es piedra caliza más o menos erosionada. "Se accede a las cuevas a través de pozos naturales o, como se llaman localmente, cenotes", dijo. Estos sistemas juegan un papel fundamental en la distribución del agua en toda la región. Los cuerpos de agua sobre la superficie, como lagos y estanques, por lo general son poco comunes en la zona. En lugar de eso, el agua tiende a moverse por debajo de la tierra, dando lugar a ríos subterráneos, ya que "el lecho de piedra caliza permeable permite que el agua se infiltre en el suelo".

Captura de pantalla: YouTube/Noticias Canal 10.

Aún así, la Laguna de Chakanbacán no es muy conocida por sus pasajes cavernosos, señaló Brankovits. "Tal vez había una capa geológica impermeable debajo del lago que se 'perforó' con el colapso, causando que el agua se drenara bajo tierra", dijo, lo cual posiblemente indica que la "geología cavernosa" todavía está evolucionando en todo el paisaje local.

Los socavones que alcanzan profundidades de seis metros ahora son visibles desde la superficie, informó La Jornada.

Un residente de Quintana Roo publicó en Facebook unas fotos del antes y después de la laguna. Algunos lugareños temen que la ganadería y la agricultura puedan verse afectadas por el agotamiento del suministro de agua. La economía de Quintana Roo también depende del ecoturismo, y la laguna de Chakanbacán formaba parte de una zona arqueológica en desarrollo que el estado esperaba atrajera al turismo.

"Los cenotes como ventanas kársticas exponen las aguas subterráneas", explicó Brankovits. "Históricamente, tales cenotes fueron una de las fuentes más importantes de agua potable para las poblaciones humanas".

El agua de laguna de Chakanbacán no fue la única pérdida. Según los informes, los peces, tortugas y anguilas en descomposición están provocando un fuerte olor a putrefacción en el lugar. La Jordana afirma que los saqueadores oportunistas incluso están saqueando la vida silvestre que se encuentra varada, y que la milicia local ahora resguarda el sitio. Sin embargo, algunos de los animales de la laguna, como el cocodrilo de Morelet o cocodrilo de pantano, pueden haberse mudado con éxito a otro hábitat, además las agencias ambientales dicen que el impacto global en la fauna fue mínimo.

Como lo han demostrado las expediciones de Brankovits, los sistemas de cuevas de la península de Yucatán albergan ecosistemas únicos y vibrantes. "Existe una cadena alimenticia completa en las cuevas debajo de los bosques tropicales secos", describió. "Esta cadena alimenticia incluye microbios y animales adaptados a las cavernas, tanto invertebrados como vertebrados. La vida se ha adaptado al entorno oscuro y con energía limitada de las cuevas", así tenemos a los peces ciegos y los crustáceos sin pigmento que florecen en hábitats aparentemente espartanos.

En cuanto a la laguna de Chakanbacán y sus habitantes, "en Yucatán se han formado socavones desde que hay cuevas subterráneas", agregó Brankovits. La Agencia Federal de Protección Ambiental mexicana no respondió a una solicitud para que emitiera algún comentario sobre el estado de la investigación acerca de la causa de los socavones.

"Debido a que las cuevas 'no están a la vista, no están presentes en nuestra mente', a menudo se las considera características únicas pero insignificantes de la naturaleza", dijo Brankovits. "Sin embargo, la verdad es que influyen enormemente en nuestro entorno, incluso en la superficie donde vivimos".

Más VICE
Canales de VICE