La guía germofóbica para compartir un porro

¿Podrías contraer un virus estomacal por fumar en grupo?

|
nov. 12 2017, 1:00pm

Cuando estás pasando un porro o un blunt —en una cena o viendo una película— ¿alguna vez has pensado en qué más estás pasando? Piénsalo, ¿qué es lo mantiene íntegra su estructura? La saliva.

En un estudio del 2014 sobre el intercambio de saliva durante los besos se indica que la cavidad oral alberga aproximadamente 700 especies de organismos, la mayoría de tipo anaeróbico (o sea bacteria, fungi, protistas y virus). Aunque tengamos anticuerpos en la saliva que nos protegen de esos patógenos que nos enferman, Philip Tierno, profesor de microbiología y patología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, explica que el 80 por ciento de todas las enfermedades infecciosas son transmitidas a través del contacto directo e indirecto: tocar una perilla y luego tus ojos. (El otro 20 por ciento proviene de comida o agua contaminada, o se transmiten en el aire). Compartir mariguana entra en la categoría de contacto directo.

Cuando compartes cigarros de mariguana —un porro, spliff, blunt o lo que haya— estás, en teoría, dándole un beso al que lo roló... y a todos los que están fumando contigo. Como si estuvieran jugando botella. Básicamente, las cosas que puedes contraer en un beso las puedes contraer al fumar. Tierno dice que compartir un porro te puede exponer a gripe, mononucleosis, faringitis estreptocócica, Herpes Simplex Virus 1, meningitis, infecciones por estafilococo, y hasta al asesino gastrointestinal: norovirus (gripe estomacal).


Relacionados: Confesiones de risa y pánico de mariguanos primerizos


Si me acuerdo bien de mi clase de biología de tercero de secundaria (mención honorífica, muchas gracias), los gérmenes tienen que tener un ambiente cálido y húmedo para sobrevivir fuera del cuerpo, así que ¿cómo pueden sobrevivir tantos patógenos en el toque que están pasando? Tierno explica que “la humedad en el aire puede ser suficiente” para mantener los virus vivos. Los gérmenes son mucho más duraderos de lo que nos imaginamos. También depende de la patología del virus según el profesor. “Pueden sobrevivir por meses si tienen una cápsula exterior. Si está en un espacio interior, sin luz UV, el estafilococo puede sobrevivir meses”. Es la pesadilla de todos los que le tienen fobia a los gérmenes. Pero calma, Tierno agrega que “cuando es expuesto a luz UV puede morir en un minuto”.

Muchos pachecos con experiencia y universitarios juran que el calor de la llama del encendedor es suficiente para matar a los virus, aunque no sea lo mismo que la luz UV. Pero, ¿tendrá verdad ese mito? Chelsea Mitchell, de 23 años, ha fumado socialmente desde que tiene 18 años (normalmente dos veces a la semana), y ha visto que este método para “quemar” la bacteria lo emplean otros fumadores. La teoría, según Tierno, no tiene fundamento. El calor del fuego no es suficiente para matar a los organismos en todo el porro. "Poner la llama en la punta del porro matará todo lo que toque esa parte", explica, “pero no lo que está en la otra orilla [del porro] que se mete a la boca, ahí sigue mojado".

La única manera que este método de eliminación de virus funcionaria sería dejando el porro en un lugar seco por meses después de que se pasaras el encendedor en todo el porro. Pero seamos realistas, no podemos esperar meses. La hierba seca no es nada rica, además de que Trump está amenazando con revocar nuestros servicios de salud y empujarnos a una guerra. Nos urge ese toque para enfrentar la realidad.


Relacionados: Consumir alcohol y mota en la adolescencia puede arruinar tu futuro, según estudio


Entiendo su dolor, pachecos germofóbicos, y por eso estoy determinado a encontrar la manera de que se droguen los hipocondríacos. Además de usar miel como adhesivo en los papeles para que no se salga la hierba, o esta forma complicadísima de agarrar el porro que hasta sobrio requiere demasiada concentración, les sugeriría que fumaran de bongs. Así puedes limpiar la parte del bong donde todos meten su boca, lo cual asumí que sería más higiénico.

Desafortunadamente, incluso eso puede llevarte a la farmacia. “Si cualquier persona está usando sus labios en un aparato comunal [por ejemplo un bong] eso es lo que los va a enfermar” dice Tierno. “Si es sólo una persona, no hay problema, pero cuando es usado por muchas, ahí hay una conexión.” Esta conexión es lo que aumenta el riesgo de contraer enfermedades como mono, gripe, o herpes oral.

Pero siendo realistas, si compartes tu hierba, ¿cuál es la probabilidad que te contagies de algo? Como la mayoría de los que fuman comparten, pensarías que habría mucho más gente en las calles estornudando sin parar.

Tierno dice que depende de con quien compartes la hierba. “Si la persona no está enferma, no habrá consecuencia. Tus propios organismos en tu boca —en tu cavidad oral normal— podrán sobreponerse a lo que sea introducido.” La mayoría de los fumadores de mariguana, como Layla Jay, de 27 años, no fuman con desconocidos. “Tengo muchas reservas sobre compartir porros. Depende de quién lo role y si estoy [cerca] para ver como lo rolan”, cuenta. Compartir con gente que sabes que no alberga algo contagioso te podría proteger mientras disfrutas del cannabis.

Entonces, la próxima vez que te vayas a pachequear socialmente, ten esto en mente: no hay que hacer amigos nuevos, como dice Drake.

Más VICE
Canales de VICE