VICE News

El plan del huracán Irma para este jueves: golpear a esta frágil isla

Por la tarde, será el turno de las Islas Turcas y Caicos de resistir la fuerza del ciclón categoría 5, según el Centro Nacional de Huracanes de EE. UU.
7.9.17
Imagen por Luis Tavarez/EPA

Esta tarde, el mundo verá el choque de dos fuerzas desiguales, el viento contra la tierra: el huracán más devastador en la historia del Atlántico golpeará a las pequeñas Islas Turcas y Caicos, un territorio dependiente de Reino Unido que está en el Caribe. Es David contra Goliat… si Goliat midiera 680 veces más que David y le ganara a su adversario en fuerza, peso, violencia. En todo.

El pronóstico del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos es que cerca de las 5 de la tarde de este jueves, hora local, Irma llegará al espacio marítimo que hay entre Haití y Cuba. Ahí, al norte, están las Turks and Caicos Islands, un pequeño territorio de ultramar donde viven sólo 34.000 personas y que, como la mayoría de los países caribeños, tienen una frágil infraestructura, que hoy se pondrá a prueba.

Publicidad

Relacionado: El Huracán Harvey amenaza con ser la peor tormenta en EEUU de los últimos años


Las Islas Turcas y Caicos es un territorio de extremas desigualdades: por un lado, el gobierno de Estados Unidos lo reconoce con el "país" con el mayor crecimiento económico real en todo el mundo con 11,2 por ciento anual; y, por otro, lo ubica en el escaño 210 de 229 a nivel global —peor que Sahara Occidental— en el poder adquisitivo de bienes y servicios de sus ciudadanos. Como muchos países de la región, un puñado de privilegiados cohabita con una mayoría empobrecida.

Su posición es especialmente frágil frente a Irma: un estudio de Naciones Unidas elaborado en 2014 encontró que las Islas Turcas y Caicos son la nación más vulnerable del Caribe y Centroamérica a un huracán. E Irma ha probado ser especialmente violenta con otras islas: Barbuda ha quedado prácticamente bajo el agua, San Martín está destruida y sin aeropuerto, y San Bartolomé está devastado.

La preocupación es de tal tamaño que hace dos días, el 5 de septiembre, el primer ministro Sharlene Cartwright-Robinson urgió a sus gobernados a tomar en serio el poder de Irma. Lo hizo con un tono de voz grave, advirtiendo que ignorar sus palabras podrían significar la vida o la muerte.


Relacionado: El huracán Matthew golpea con fuerza Haití, República Dominicana y Cuba, y ahora se dirige hacia EE. UU.


"Como sobreviviente y víctima del huracán Ike, quiero que tomemos esto en serio. Los exhorto a que tengan un plan de contingencia familiar, a proteger sus casas, tener listas linternas y lámparas y, si usan generadores de electricidad, sean cautelosos (…) Mientras esperamos el golpe de Irma, es importante decir a los habitantes de las Islas Turcas y Caicos que estamos revisando todos los sistemas".

El huracán Ike fue un categoría 4 en 2008, más benévolo que la categoría 5 de Irma. Pese a ello, el 80 por ciento de las casas fueron dañadas o destruidas y más de 750 personas tuvieron que sobrevivir en las calles por varias semanas.

La máxima autoridad del país, el gobernador John Freeman, también anticipó hace menos de 48 horas lo que ahora se sabe con certeza: "vendrán días muy difíciles para nosotros".

Y en unas horas, se conocerá el saldo de ese duelo: la gigantesca Irma contra el pequeño hogar de los turcocaiqueños.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs