Munchies

Bam Margera nos cuenta cómo superó la bulimia y el alcoholismo

"Una vez, me comí una pizza congelada. Estaba tan hambriento que ni siquiera esperé a cocinarla".

por Nick Rose; traducido por Elvira Rosales
07 Octubre 2017, 5:00pm

Bam in VICELANDs Epicly Later'd.

Bam Margera pasó de ser un prodigio del skateboarding a ser estrella de Jackass, líder de una banda de rock y un nombre reconocido en poco más de una década. Pero para 2003, cuando creó su propio programa Viva La Bam en MTV, el ascenso acelerado de Margera empezó a transformarse en un lento descenso a la oscuridad lejos del mundo skate. Si bien Bam experimentó varias dificultades en medio del ojo público, incluyendo en 2011 la muerte de su mejor amigo Ryan Dunn en un accidente automovilístico, es mucho menos conocido el hecho de que también se encontraba luchando con un trastorno alimenticio, además de beber demasiado en las fiestas.

Cuando Epicly Later'd de VICELAND (nuestro canal de cable en Estados Unidos) presentó una crónica del regreso de Bam a las plataformas de skate, estaba claro que estos demonios habían tenido un importante papel en los altibajos de su salud, sus relaciones y, finalmente, en su habilidad para patinar. Durante un tiempo, las cosas fueron muy deprimentes para Bam, pues pasó años lamentando la muerte de Dunn solo en su sótano, manteniendo una dieta diaria que consistía en vodka y Gatorade.

Afortunadamente, parece que la historia de Bam no terminará de la misma forma trágica como ocurrió con algunos de sus amigos más cercanos o músicos que idolatraba. Hablamos con Bam sobre sus batallas con la comida y el alcohol, así como los increíbles poderes del ginger ale.

Fotos de Nikki Margera.

MUNCHIES: Hola Bam, ¿cómo has estado?
Bam Margera: Bien. Preparándome para mi fiesta de cumpleaños. Se suponía que iba a ser una sorpresa, pero lo descubrí, así que ahora estoy en mi castillo de Pennsylvania limpiando y preparando todo.

En Epicly Later'd , contaste haber vivido casi exclusivamente con una dieta líquida de alcohol. ¿Cómo es tu dieta hoy en día?
He estado bien últimamente. Nada de alcohol. Hoy comí tres taquitos sólo con pollo, guacamole y salsa, así que todo normal. Sólo comí tacos y agua mineral de sandía, nada más.

¿Cuánto alcohol consumías a diario en tu peor época?
Cuando estaba peor, probablemente me despertaba como a las 11 AM y comenzaba a beber vodka al instante junto con Gatorade morado; para la noche, quizá me había tomado diez litros. Estaba muy mal. Era raro, porque había veces en que empedaba durante tres días seguidos y cinco sin una gota de alcohol. Cuando terminaban esos cinco días, bebía otros dos más.

¿Tenías alguna bebida favorita?
No, podían ser pedas con vino tinto, vodka, cerveza o Jack con coca. Realmente no tengo un trago favorito, sólo me gustaba estar ebrio. Nunca pensé que la cerveza fuera deliciosa, ¿sabes?

¿Cómo comías en este periodo?
Es la peor dieta que puedas imaginar. Sólo eran calorías directamente del alcohol todo el día y luego, en la noche, cuando estaba a punto de desmayarme, abría el refrigerador y comía todo lo que encontraba. Una vez, me comí una pizza congelada. Estaba tan hambriento que ni siquiera esperé a cocinarla, me la comí congelada. Desperté al día siguiente arrepentido de haberlo hecho, porque tomando en cuenta las calorías de la masa y el queso, por lo menos debió haber sabido bien. Sólo era un bloque congelado sin sabor.

LEE MÁS: Cómo sobreviví al alcoholismo en la cocina

¿El comer bien te ayudó a regresar a la patineta?
Sí, es algo de lo que realmente no quiero hablar, pero lo haré de todas maneras. Durante este periodo no cuidé mi peso. No me paré sobre una báscula en casi un año y el día que lo hice pesaba 105 kilos. Pensé que se había descompuesto. Entonces decidí ir a Estonia y hacer ciclismo o caminata, lo que fuera. Ni siquiera quería intentar patinar, porque al estar tan pesado aunque hubiese hecho algún truco bien, me hubiera visto como una albóndiga sudorosa en patineta.

Entonces, ¿cuándo regresaste finalmente al skate?
Poco a poco llegué a pesar 90 kilos y fui a Barcelona para grabar con [Thomas] Winkle y tratar de hacer algunos trucos en cámara. Winkle olvidó poner el estúpido disco duro con el material de España en mi mochila, así que estoy esperando a que llegue por mensajería. Espero que se estrene pronto.

¿Cómo terminaste en Barcelona?
Regresar al skate fue súper frustrante. Pero supuse que si estaba en Europa, la gente no me reconocería tanto aquí; eso fue lo más difícil. Quería patinar, pero no quería que los fans me vieran fracasar. Quería patinar con mis amigos, pero me intimidaban los profesionales. Fue muy complicado hacerlo, estar en Barcelona me ayudó.

Barcelona no puede ser la mejor ciudad para vivir si tienes un problema con la bebida.
Pasaba de una semana a diez días sin tomar, sólo patinaba y en el décimo día pensaba, "Estoy en España, quiero un maldito vino tinto". El vino tinto era lo único que se me antojaba en España, bebía un par de copas, por lo general nada más. Estaba cansado de perder el conocimiento y no recordar que meaba las ventanas de los pubs. Sé que esas estupideces tipo Jackass son graciosas, pero con 38 años te das cuenta de que ya no eres un niño universitario.

No muy a menudo escuchamos sobre la bulimia desde una perspectiva masculina. ¿Algún consejo para los chicos que quizá estén notando un patrón peligroso con atracones y purgantes?
Lo que sucedió conmigo es que estaba en el tour de Steve-O y teníamos que hacer el acto "Tequila Stuntman". Aspirar una línea de sal, exprimir limón en el ojo, tomar un shot de tequila y vomitar todo. Había casi 5.000 personas en la audiencia en cada presentación, así que tuve que aprender a vomitar a voluntad. Cuando supe cómo hacerlo todo se fue al carajo, porque cada vez que sentía que había bebido o comido demasiado, sólo vomitaba sin necesidad de meterme el dedo a la garganta. Si era pan, no podía, pero el espagueti salía fácil. El espagueti es muy ligero para vomitar a voluntad. Las pizzas y los sándwiches me costaban más.

Tu mamá mencionó que haber visto cómo tu tío y tu padre tenían problemas de peso quizá fue la raíz del trastorno alimenticio.
La gente en internet siempre comentaba, "Cuando Bam sea viejo, será gordo como su padre". Nunca creí en los genes o que está en tus genes ser gordo. Phil traga sándwiches enormes y filetes con queso todo el día y por eso está obeso. Si yo como ensaladas, ¡no engordaré como Phil sólo por mis genes! Esas cosas me molestaban. Creo que la razón por la que comencé a vomitar es porque aprendí cómo hacerlo y al final siempre sentí que había tomado demasiado y si estoy ebrio, como demasiado espagueti. Me lo comía, lo vomitaba y me sentía mejor… pero en realidad siempre fue por el alcohol.

Por lo que vemos en Epicly Later'd , parece que ser un rockstar fue un factor decisivo para tus problemas con la bebida.
Cuando me lastimé patinando, en lugar de reposar y dejar que sanara, decidí beber. Luego inicié el tour de música y estaba rodeado de rockeros todo el tiempo. Es algo que va de la mano con el rock, porque puedes cantar, tocar la guitarra o la batería cuando estás pedo, pero no puedes patinar. Terminé encerrado en un círculo vicioso infernal. Despiertas y te sientes del carajo, pero sabes que con un trago de Jack Daniel's te sentirás mejor al instante. Pero a largo plazo, sólo te estás acercando al desastre.

LEE MÁS: La anorexia atípica y mi obsesión por la comida

También parece que quieres evitar parecer un rockero que está envejeciendo.
Las personas que idolatré cuando era más joven, además de Tony Hawk y Danny Way, eran borrachos como Andy McCoy. Me gustaba cómo me veía estando ebrio, pero ahora que estoy más viejo, no me parece tan cool. Cuando ves a Motley Crüe en su apogeo —cuando tenían veintitantos— con chicas en limusinas y Jack Daniel's, se veía muy chingón. Yo pensaba, "Quiero viajar en esa limusina". Si hicieran lo mismo a los 50 años, sería un poco patético y triste. En algún momento tienes que crecer. Nikki Sixx sigue siendo un rockstar y no ha probado un trago en años.

Screen grab from Epicly Later'd.

¿Te arrepientes de haber tenido tantas pedas?
Muchas personas dicen, "No me arrepiento de nada, ¡habría hecho lo mismo!" Pero yo no. Creo que bebí todos los días por tres años consecutivos y perdí mucho tiempo. Probablemente hubiera mejorado mucho en el skate de no haberlo hecho. Pasé un año volviendo a aprender todos mis trucos en lugar de aprender algo nuevo.

¿Cómo es estar sobrio?
Ha estado bien. [El colaborador del programa Viva la Bam y patinador Brandon] Novak lleva tres años sobrio, lo cual me ayuda. Fui a hacerme análisis de sangre y el doctor me dijo que tenía muy baja serotonina, muy poca vitamina D e insomnio. Ahora, estoy tomando medicinas para evitar tomar alcohol. Al principio tenía miedo, pero cuando tomé la pastilla y fui al bar, no sabía qué ordenar, pero no quería vino, ni cerveza, ni champán, whisky o vodka. Así que puta madre, no quería nada, sólo un pinche ginger ale, nada más que ginger ale.

¡Feliz cumpleaños, Bam!
Gracias, hermano.