FYI.

This story is over 5 years old.

Fotos

La balada de Bimbo el venado

Esta es la historia de una reclusa canadiense llamada Janet Schwartz y su venado domesticado, Bimbo.

Fotos y texto por Jennifer Osborne

Hace casi dos a√Īos, una solitaria mujer llamada Janet Schwartz, de setenta y tantos a√Īos de edad, qued√≥ devastada cuando la ley amenaz√≥ con separarla de su ciervo domesticado, Bimbo. Agentes de conservaci√≥n llegaron a su choza de madera, ubicada a kil√≥metros de distancia de una remota ciudad tur√≠stica canadiense llamada Ucluelet, con √≥rdenes de tomar el ciervo, de diez a√Īos de edad, en custodia.

Publicidad

Le dijeron a Janet que no pod√≠a quedarse con su ciervo porque en esa parte de Canad√°, es ilegal tener a los animales salvajes como mascotas. Despu√©s de semanas de tensi√≥n y miedo, Janet se acerc√≥ a unos medios de comunicaci√≥n y cont√≥ su historia. Ella hab√≠a rescatado al ciervo cuando s√≥lo ten√≠a un d√≠a de edad, despu√©s de que sus vecinos lo encontraron tumbado en el c√©sped cerca del cuerpo sin vida de su madre. Ella nombr√≥ el ciervo Bimbo por una canci√≥n de Gene Autry ("Bimbo Bimbo donde vas a ir"). Janet hab√≠a criado una cabra a√Īos antes, por lo que sus vecinos sab√≠an que pod√≠a proporcionarle un hogar adecuado al cervatillo. Janet cri√≥ a Bimbo con leche de cabra y frutas, dej√°ndolo dormir al lado de su cama todas las noches durante los dos primeros a√Īos, hasta que fue lo suficientemente fuerte como para atarlo a un establo en la propiedad.

Janet cuenta que despu√©s de escuchar su historia, el primer ministro canadiense, Stephen Harper, la llam√≥ a decirle: "la ley nunca te va a tocar de nuevo". Y, fielmente, las autoridades poco despu√©s acordaron que el ciervo no estaba en condiciones de sobrevivir en la naturaleza por s√≠ solo. Ahora, dos a√Īos m√°s tarde, Bimbo tiene doce a√Īos y todav√≠a sigue al cuidado de Janet, aunque limitado a un terreno fangoso donde los animales salvajes como osos y pumas son una posible amenaza. Janet toma precauciones especiales en la noche, sin embargo, permiti√©ndole dormir en su sala de estar.

"Bimbo viene hacia m√≠ a besarme en los labios, como un hombre besa a una mujer", le dijo Janet al Canadian National Post el a√Īo pasado. Explic√≥ que su v√≠nculo es muy fuerte y que el ciervo es protector frente a amenazas tales como perros agresivos o visitantes intrusivos que vienen hacia ella. Tambi√©n explic√≥ que a veces se pelean y que el ciervo se encabrita y mueve sus pezu√Īas hacia Janet en el calor del argumento. Luego, a Bimbo le gusta enterrar el hacha de guerra "lami√©ndola hasta la muerte".

Hasta este a√Īo, Janet viv√≠a con un hombre llamado Mike, que tambi√©n ten√≠a una relaci√≥n estrecha con el ciervo. Pero en los √ļltimos meses, Mike cay√≥ enfermo y actualmente est√° hospitalizado por tiempo indeterminado. Ahora Janet vive en las colinas remotas y espeluznantes a las afueras de uno de los destinos tur√≠sticos m√°s importantes de Canad√° solamente con su amado Bimbo para hacerle compa√Ī√≠a.

Jen Osborne es una fotógrafa canadiense que vive en Berlín.