La razón por la que los burritos están arruinando la comida mexicana en los Estados Unidos
Photo via Flickr user Ryan Hyde

FYI.

This story is over 5 years old.

La razón por la que los burritos están arruinando la comida mexicana en los Estados Unidos

Para ser claros, el burrito, o al menos lo que la mayoría del mundo ahora considera un burrito, es totalmente estadounidense. Incluso el amado burrito al estilo Mission está muy lejos de cualquier cosa surgida del Norte de México.
1.10.15

Para mí, no hay alimento que le falte más al respeto a sus orígenes más que el burrito. Los sabores, aromas, texturas, jugos, y colores vibrantes; todo lo que hace que la comida sea increíble, se pierde en esta zona de penumbra envuelta en una tortilla de harina.

Para ser claros, el burrito, o al menos lo que la mayoría del mundo ahora considera un burrito, es totalmente estadounidense. Incluso el amado burrito al estilo Mission está muy lejos de cualquier cosa surgida del Norte de México, el lugar de nacimiento del burrito. El original es relativamente simple, pero casi perfecto; una ración de carne cocida (tradicionalmente machaca, que es carne que se seca al aire y luego se asa hasta lograr un estado tierno parecido al cerdo) rociada con un poco de salsa y una fina capa de frijoles, puesta encima de un tortilla de harina inflada y ligeramente tostada elaborada por las manos de un ser humano real.

En este caso, la tortilla no es simplemente un recipiente para la carne, como lo es ahora. Es un ingrediente complementario. Los paquetes de tortillas producidos en masa que inundan todos los supermercados de todo el país… no son esos.

Las tortillas que se fabrican para los burritos en Estados Unidos son creaciones sobrenaturales, más cerca de la consistencia del chicle que de algo que se asemeje a una tortilla de harina. No son aprobadas por su sabor, están diseñadas para aguantar la mayor basura que le sea físicamente posible sin que se rompa.

A pesar de su falta de autenticidad, la producción de tortillas procesadas nunca ha sido más lucrativa. La producción de la tortilla es un negocio de miles de millones de dólares en los EE.UU., solo superada por el pan blanco en términos de ventas de productos similares al pan, según un estudio realizado por la Asociación de la Industria de la Tortilla.

El burrito tiene el atractivo sexual de un par de pants. Dicen que la pereza, el descuido y la despreocupación son aceptables en la presentación de la comida, siempre y cuando el patrón no pueda verlo.

No puedes culpar a la gente por no querer sacar una tina de manteca de cerdo y masa cada vez que quieren comer un burrito. Los paquetes de tortillas pre-hechas son convenientes para todo el mundo, y más que nada para el conglomerado de la tortilla.

El taco, gracias a su base de tortilla de maíz menos refinada, todavía es más auténtico, pero la esperanza para el futuro del burrito hace mucho que desapareció. Se fue a Hollywood y se convirtió en un ícono de la cultura pop. Se olvidó de sus raíces y se transformó en la monstruosidad tipo Frankenstein grasosa y fálica que muchos conocen y aman.

¿Alguna vez has examinado tu súper burrito extra grande supremo? Hazlo, hazle una autopsia como si tuvieras ocho años y observa la masacre culinaria. Es aterrador. Los trozos de carne cocida están empapados de agua sucia de la crema agria y tiene una sustancia viscosa verde que dice ser guacamole (eso, claro, si pagaste un dólar con cincuenta centavos extra). El pico de gallo suele ser insípido y parece que se hizo hace una semana. El otro 80 por ciento es arroz y frijoles. El burrito gigante puede parecer atractivo a primera vista, pero es solo una manera fácil para que los restaurantes encubran los ingredientes baratos que valen una fracción de lo que cobran. Oh, bueno, de todas formas solo le vas a echar salsa picante encima, ¿no?

El burrito tiene el atractivo sexual de un par de pants. Dicen que la pereza, el descuido y la despreocupación son aceptables en la presentación de la comida, siempre y cuando el patrón no pueda verlo. Cuando la gente sale a comer, quiere experimentar algo nuevo y delicioso, y seguramente subirá una foto de ello en Instagram. Si ése es el caso, ¿cuál es el fin del burrito?

La mayor consecuencia del enamoramiento estadounidense con los burritos es que ha simplificado y contaminado la idea de la cocina mexicana para gran parte del país y otras partes del mundo. La complacencia con las opciones de menú básicas baratas y de baja calidad ha vuelto a la comida mexicana bidimensional: o son tacos o son burritos. Es como si una gran mayoría de los consumidores buscaran la comida mexicana por su consistencia insípida y reconfortante.

El alma de la cocina mexicana se encuentra en las sutilezas: ingredientes, especias, procesos y preparación únicos. Estos aspectos producen platillos excepcionales, pero no porque estén ocultos bajo una tortilla de harina

Es hora de soltar el burrito y no mirar atrás, pero es probable que toda esta charla sobre burritos solo haya logrado que se te antojen mucho más. ¡Maldita sea!

(Nota del editor: El staff de MUNCHIES ama los burritos.)