La 'hormona del amor' podría evitar los atracones de comida

La también llamada “hormona del amor” es una maravilla, no sólo mejora los orgasmos y nos hace sentir borrachos sin estarlo, también nos ayuda a no comernos entera la bolsa de papitas.
21.7.16

La oxitocina ya hace mucho por nuestra especie. Desde mejorar los orgasmos hasta esencialmente embriagarnos sin cruda e incluso convertirnos en mejores personas. La también llamada "hormona del amor" tiene beneficios más allá de su objetivo evolutivo que es la unión madre e hijo.

De hecho, hasta podría ayudarte a perder peso mientras tratas de saciar "ese otro" apetito persistente. Una nueva investigación realizada por el Centro para las Adicciones y la Salud Mental de la Universidad de York (CAMH), arroja una nueva y fascinante perspectiva acerca de cómo la oxitocina afecta nuestros hábitos alimenticios.

Al enfocarse en el gen Receptor de la Oxitocina (OXTR), el cual determina cómo reaccionan nuestras células cerebrales a la oxitocina, el equipo de York descubrió que no solo tiene la habilidad de reducir el apetito, sino también de ayudar a regular los atracones.

LEER MÁS: La "hormona del amor" puede ayudarte a bajar de peso

Los investigadores formaron un grupo de participantes sexualmente activos —entre las edades de 27 a 50 años con un "amplio rango" de peso corporal— que respondieron cuestionarios acerca de su sensibilidad a la recompensa, al castigo y sus preferencias respecto a la comida azucarada o grasa y sus hábitos de atracón. Entonces, utilizaron el ADN de muestras de sangre para descubrir un "nuevo" vínculo entre la oxitocina y el comportamiento complicado asociado a los atracones de comida.

"La oxitocina mejora el comportamiento prosocial y las conductas relacionadas", dijo en una declaración de prensa, la Dr. Caroline Davis, líder del estudio. "Por otro lado, el incremento de los niveles de oxitocina tiende a disminuir el apetito, especialmente el consumo de carbohidratos dulces".

Al observar un solo polimorfismo nucleótido (SNP), lugares en nuestro ADN que contienen las instrucciones para producir oxitocina, el equipo de York fue capaz de aislar SNP específicos y su influencia al momento de comer. ¿Qué fregados significa eso, te preguntarás? Básicamente, se descubrió que ciertos participantes tienen rasgos biológicos y personales, y son propensos a los atracones, y estos se encontraron directamente afectados por los niveles de oxitocina.

LEER MÁS: Estar borracho y enamorado es casi lo mismo

"Otro SNP se relacionó directamente con la gula. Estos resultados respaldan el papel que los genes juegan al aumentar las cualidades que regulan el comportamiento y destacar la importancia de la oxitocina en los atracones", añadió Davis.

Una forma segura de darle más oxitocina a tu sistema es teniendo sexo. Y si bien los científicos no midieron la relación entre los atracones y el sexo per se, vale la pena intentarlo; por lo menos, quemarás unas cuantas calorías.