mexico

Los 15 minutos sin ley que desataron los saqueos en el Estado de México

La rapiña fue orquestada por bandas criminales que actuaron rápidamente aprovechando la reacción tardía de la policía. Abogados, policías, líderes vecinales y comerciantes describen a VICE News el modus operandi de quienes lideraron los días de caos.
12.1.17
Imagen por Luis Monroy/EPA.
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El oficial Tapia y su colega con escopeta en mano esperaban el ingreso de los saqueadores a una tienda Soriana. Por dentro había una barricada hecha de tapancos color azul que cubría la entrada. "Ahorita vas a ver culero", se escuchaban gritos desde afuera de quienes intentaban entrar. Golpeaban con herramientas de construcción las cortinas. Ese miércoles 4 de enero en la noche, la tienda de autoservicio ubicada en el Estado de México —centro del país— estaba vacía.

"Suéltaselos [los balazos] a las pinches patas valiendo verga", le decía Tapia a su compañero que sostenía la escopeta.

Publicidad

Las respiraciones de los agentes se escuchaban agitadas mientras el estruendo continuaba. La turba no cesaba. El colega de Tapia empezó a cargar las municiones y apuntó hacia la puerta. Segundos después bajó el arma de fuego sin saber qué hacer ante otra turba que intentaban dar el "cortinazo" [romper la puerta metálica del almacén] en otro costado.

Desesperados, los guardianes de seguridad de Soriana, marcaron a la organización de comercios. La recomendación: "escondan su arma que con esa misma les pueden dar a ustedes". Pasarían por ellos en la puerta trasera. Ambos corrieron por el pasillo de bebidas y Tapia gritaba: "¡Son un chingo, son un chingo!". Por la radio les preguntaban si estaban bien.

'Suéltaselos [los balazos] a las pinches patas valiendo verga'.

Una vez en salchichonería cruzaron la puerta, después sonó la alarma del establecimiento, era la señal de que habían penetrado. Abrieron la salida de emergencia donde los recogieron para huir. En minutos la tienda quedó destrozada y la sección de electrónicos vacía.

Al mismo tiempo se vivían escenas similares en otras tiendas del 2 al 7 de enero en el Edomex, la entidad con más población del país [poco más de 16 millones de habitantes, de acuerdo con el Inegi] y con altos índices delincuenciales. Según la Secretaría de Gobernación, es el estado con más municipios violentos en el país.

No sólo se trató de ataques a grandes superficies departamentales, sino también de robos en la vía pública a quien se cruzara y atracos a pequeños locales y tianguis, cuyos empleados ahora viven la incertidumbre del desempleo o preocupados por el posible regreso de los llamados rapiñeros. "Tenemos miedo de que vuelvan", dicen los tianguistas que fueron atracados.

Publicidad

Los datos de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) son contundentes: de los 423 comercios saqueados, el Edomex representó el 40%. Fue la entidad más afectada con 170, sin contar los negocios informales los cuales no se registran porque no pertenecen al gremio. Los otros estados mayormente afectados fueron Michoacán, Hidalgo, Veracruz, Quintana Roo, y la Ciudad de México.

El 'gasolinazo' enciende a México: hay saqueos e histeria colectiva. Leer más aquí.

Los comerciantes amenazan a los rapiñeros con 'romperles la madre' si les atacan (Imagen por Santiago Arau/VICE News).

El modus operandi implementado en el saqueo de comercios no fue aislado, ni desorganizado. Lo que vivieron los agentes de seguridad la noche del 4 de enero —de acuerdo con videos, familiares y comerciantes que los rescataron— reveló una maquinaria puesta en marcha que atrajo grandes masas, donde las redes sociales jugaron un papel importante para la creación de eventos.

De acuerdo con las fuentes consultadas por VICE News, entre las que se encuentran abogados, organizaciones sociales, activistas, policías, líderes vecinales, comerciantes, trabajadores de tiendas, así como documentación de carpetas de investigación, videos y fotografías, el caos coincide con lo siguiente: a las tiendas arribaban algunos grupos organizados de entre ocho y diez personas abordo de motonetas. Tenían entre 15 y 25 años y algunos se encapuchaban. Llegaron a establecimientos grandes, medianos y pequeños caracterizados por estar ubicados en áreas de alta marginalidad.

'Sabemos que participaron activamente bandas criminales'.

Enseguida descendían con herramientas en mano como zapapicos, martillos y barretas para dar los "cortinazos", operación que se realizaba en unos 15 minutos, antes de que intercedieran las autoridades. "Sabemos que participaron activamente bandas criminales", dice el director de despacho Jurídico Delos, Carlos Mata, un conocido abogado de la zona que lleva años trabajando con la comunidad de Ecatepec.

En los primeros minutos ingresaban directo a las áreas de electrónicos para hurtar los artículos, momento en el cual llegaban camionetas Urban, camiones del transporte público y taxis. Los grupos organizados salían a llenar los vehículos con lo hurtado para luego volver a abordar sus motonetas y huir. Por lo menos en los primeros 15 minutos estaban libres de operativos policiacos, saqueando a sus anchas

Publicidad

Lo que venía a la postre eran los vecinos y transeúntes que aprovechaban el desorden público para robar otros productos variados. Era cuando las patrullas se aparecían y empezaban a realizar las detenciones; sin embargo, las turbas eran tan grandes que era imposible contener a todos.

Al menos públicamente las autoridades no presentaron líneas de investigación que establezcan quiénes son estos grupos organizados, pues la mayor parte huyó, acusa el activista y presidente de la asociación Solidaridad por las Familias David Mancera, quien observó en las oficinas del Ministerio Público que los aprehendidos no llevaban televisiones, radios o celulares.

… Y Peña Nieto pide comprensión ante 'gasolinazo': es 'difícil' y 'doloroso'. Leer más aquí.

Manuel Amador, maestro en Derechos Humanos y estudioso de la violencia en la zona. (Imagen por Santiago Arau/VICE News).

Manuel Amador, maestro en Derechos Humanos y estudioso de la violencia en la zona, afirma que comúnmente la población se organiza para linchar a delincuentes, pero no para cometer saqueos masivos, por lo cual acusa a grupos gubernamentales. "Me parece que la gente tiene claro que los saqueos no vienen de aquí, fue orquestado desde afuera", abona el profesor.

Dos elementos policiacos que participaron en la contención de la crisis, confirmaron a petición de anonimato por temor a represalias, que no pudieron resguardar todos los flancos debido a que la policía estaba rebasada. "Se fueron concentrando paulatinamente. Primero nos reportaban un Aurrera, luego un Elektra, un Coppel, mueblerías, incluso panaderías", añaden.

Publicidad

El abogado Carlos Mata, apunta que el envío de refuerzos de elementos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) fue muy tardío. "Debieron de haber liberado a la policía estatal como lo hicieron el día viernes. ¿Por qué se tardaron? No sé qué estaba pensando el gobernador", dice. En ello coinciden comerciantes como Isabel Arroyo, Juan Pablo González y Claudia Cruz

Sólo hay dos pistas a decir de los consultados en todo el escenario: los incitadores que daban los 'cortinazos' eran bandas criminales o grupos de choque que sospechan, fueron financiados por el gobierno, siempre organizados; una acción que jamás se había registrado. Mientras que en las horas posteriores se trataba de ciudadanos, muchos menores de edad, que aprovecharon el momento y terminaron encarcelados.

Asesinadas en el Estado de México: una silenciosa epidemia. Leer más aquí.

Los cuerpos policiales aceptaron que se vieron rebasados por las bandas criminales. (Imagen por Santiago Arau/VICE News).

En aquella semana las sirenas de las patrullas, las alarmas de los negocios, las pisadas presurosas de quienes intentaban escapar y las hélices de los helicópteros de la Policía Federal, se tomaron las calles del Estado de México. Pero los tronidos de las balas eran el gran temor.

La historia se vivió en cinco facetas.

Antes de que llegara la noche del gran saqueo transmitida en todos los noticieros nacionales e incluso algunos internacionales, hubo una serie de manifestaciones pacíficas en casi todo el país por el alza del 14 al 20 por ciento en el precio de la gasolina, las cuales comenzaron el 1 de enero.

Publicidad

La segunda fase fue el cierre de los peajes con motivo del aumento; después se desvirtuó mediante la toma de tiendas de autoservicio; luego los robos y al final el terror de una nueva invasión… aunque ahora los comerciantes esperarían a los rapiñeros con palos, varillas o cualquier objeto para defender sus patrimonios.

'Debieron de haber liberado a la policía estatal… ¿Por qué se tardaron?'

A raíz de esto, el abogado Carlos Mata, junto con la asociación de comerciantes ecatepenses realizaron patrullajes ciudadanos para hacer frente a lo ataques en cinco colonias. En tanto, otros barrios como el Hank González recurrieron al mecanismo utilizado comúnmente en la zona contra la delincuencia. Mediante pancartas en las calles amenazaron a los rapiñeros con lincharlos.

La organización de comerciantes de Ecatepec salió la noche del 5 de enero —la más violenta— a resguardar algunos negocios y a rescatar a empleados de establecimientos atrapados por las turbas. Desde cinco colonias distintas se reportaban ataques, apunta Mata, quien coordinó a los comerciantes en Avenida México.

No pudieron hacer nada ante las personas que se arremolinaban. Tampoco los policías, que permanecían temerosos bajo las instrucciones de sus comandantes de no abrir fuego. Sólo podían hacer uso de escudos y toletes.

"Ese día en la madrugada se vivió la zozobra", cuenta el abogado.

El drama del Estado de México: encuentran cuatro cadáveres sobre una autopista. Leer más aquí.

El Estado de México es una de las entidades del país con los mayores índices delincuenciales. (Imagen por Santiago Arau/VICE News).

Desde las 21:00 hasta la media noche nadie los pudo contener. Sólo eran seis elementos contra casi un centenar que fluctuaba de manera continua en Ecatepec, una de las zonas más marginales, donde servicios básicos como el agua apenas funcionan. Una hora después otro grupo fue perseguido por agentes ministeriales y se desató una balacera. En un video proporcionado a VICE News, el cual fue grabado por las cámaras de circuito cerrado del despacho, se puede observar cuando los rapiñeros corren con productos en las manos.

Todo estaba enloquecido. Salían camionetas repletas de productos, carritos de súper llenos con gente a toda velocidad, personas arrebatándose los bienes más caros, otros más desbalijando autos o asaltando en la calles.

Publicidad

Este escenario también fue un platillo bien servido para los grupos del crimen organizado. "Esos grupos criminales que los ubicamos participaron activamente en los saqueos y en los 'cortinazos'; de hecho eran grupos en sus motonetas". Por esa razón, explica, en esos días la policía inició un programa de retención de motonetas.

'Esos grupos de encapuchados participaron activamente en los 'cortinazos'… iban en motonetas'.

Pero todo este caos se desató luego de que "grupos de encapuchados" de los cuales se desconoce su motivación en la coyuntura del descontento por el alza de precio en el combustible, arribaban a violentar establecimientos.

A bordo de motonetas grupos de ocho o diez personas descendían con herramientas y ejecutaban el "cortinazo" en cuestión de minutos. Después llegaban microbuses o taxis, donde metían el botín en casi 15 minutos, de acuerdo con el titular del Jurídico Delos, policías y habitantes.

Los ecatepenses que pasaban cerca aprovechaban el momento, el cual coincidía con la llegada de las autoridades y aprehendían a los que se podía.

Una vez que un grupo de medio centenar de comerciantes organizados detectaron el modus operandi crearon un grupo de Whatsapp a través del cual se mantienen conectados, a la espera de la posible llegada de los rapiñeros. Los recibirán con tubos, martillos, palos y trabajo en equipo.

Claudia Cruz de 48 años, con una varilla de construcción en mano, dice: "No vamos a dejar que se acerquen a saquear… Cualquiera que se acerque con malas intenciones, pues así nos vamos a defender a como puédamos (sic.)".

Las medidas adoptadas por el gobierno no han reducido los asesinatos de mujeres de México. Leer más aquí.

Uno de los Oxxos saqueados en Ecatepec, Estado de México. (Imagen por Karlo Reyes/Cuartoscuro.com).

En las redes sociales corrió la versión sobre los "grupos de choque" financiados presuntamente por el gobierno del Edomex. En conferencia de prensa el pasado 5 de enero, Enrique Solana Sentíes, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, no descartó la participación de estos grupos.

Un agente de la policía de Ecatepec que pidió anonimato por temor a represalias de la corporación, explicó a VICE News que entre las declaraciones de los detenidos, había uno perteneciente a una organización.

Publicidad

—¿En algunas de las declaraciones que escucharon de los detenidos, alguno se identificó como parte de un grupo de choque? —se le pregunta.

—Alguno de ellos se llegó a identificar como parte de una organización dirigida por una persona que quiere sobresalir.

—¿Es de algún partido político?

—No precisamente partido, pero sí una asociación de gremios.

David Mancera, presidente de Solidaridad por las Familias, considera que se trató de grupos de choque para desvirtuar las protestas sociales. "El incremento a la gasolina despertó al México salvaje. A mi manera de ver fue un acto concertado desde la esfera del poder", puntualiza.

El viernes 6 de enero Mancera acudió al Ministerio Público de Ecatepec y observó a "la gente que se robó jabón, leche, cajas de refrescos (…) y es cuando llegaba la policía y los detenía (…) La verdadera gente que incita esta violencia no los agarraron; y si los agarraron, los dejaron ir".

Aunque Mata y sus colaboradores no descartan la participación de "grupos de choque", en los hechos sólo encontraron a vecinos y conocidos, sobre todo menores de edad.

"En la casa de Empeño de Valle de Aragón, gente que conocemos bien, gente que sabemos de sus ingresos estables, sus hijos ingresaron al First Cash", agrega.

Sin vigilancia y violando reglas: así operan mercados de pirotecnia en Estado de México. Leer más aquí.

Aún quedan evidencias de los llamados 'cortinazos' en varios locales de la zona. (Imagen por Santiago Arau/VICE News).

De acuerdo con la fuente policíaca, la mayor parte de los detenidos que fueron procesados eran jóvenes de entre 17 y 25 años, casi todos hombres.

Los patrullajes ciudadanos organizados por comerciantes también coinciden en ese perfil. Jurídico Delos llevó la defensa del joven Adrián "N" de 16 años de edad, a quien detuvieron por robo simple y quien fue liberado por ser un menor infractor. Adrián fue una de las 600 personas que atraparon. Pero a él como a otros menores en el Ministerio Público, los liberaron.

Publicidad

Según el procurador del Estado de México, Alejandro Gómez, hasta el 7 de enero iban 655 personas detenidas, de las cuales 410 ya fueron ingresadas a penales.

Lo que se desconoce en los boletines publicados por el portal 'Edomex Informa' es la tasa de antecedentes penales de los procesados.

En este mar de aprehensiones también figuraron las propias autoridades. La CES presentó a cuatro de sus elementos grabados mientras hurtaban productos de la Bodega Aurrera de Altavilla.

Nadie salió librado de acusaciones.

A río revuelto nadie supo quién es quién

En colonia Hank González todavía hay gente que recoge los destrozos, quita la suciedad del suelo raspando con laminitas, hay trabajadores que caminan con nuevos ventanales para los negocios y otros establecimientos nada más parecen tumbas. Cerrados.

Después de los disturbios los comerciantes amarraron una manta con la leyenda: "Acción Ciudadana. Tianguistas unidos contra los saqueos. Si robas nuestros puestos te vamos a romper la madre".

Isabel Arroyo de 37 años, quien atiende un negocio de tacos de carnitas, señala que entre los tianguistas se organizaron ante una posible llegada de saqueadores, aunque esta vez se defenderán.

Nada ha vuelto a la normalidad e incontables personas se quedaron sin trabajo. Janeth Rodríguez de 28 años, empleada de Monte Providencia Préstamos Familiares, comenta que es posible que pierda su trabajo, ya que el lugar fue saqueado.

Publicidad

El abogado Mata explica que la rapiña afectó a productores y proveedores locales, y simultáneamente los empleados quedaron en el limbo. "Los que hicieron esto no vieron los empleos de los demás", apunta. "No sabemos si vamos a recibir quincena", añade la trabajadora de la casa de empeño. "Sí afecta económicamente", apunta la tianguista.

En imágenes: comienzan los entierros de las víctimas de Tultepec en México. Leer más aquí.

Todavía hay gente que recoge los destrozos y limpia las calles de Ecatepec, tras la semana de caos. (Imagen por Santiago Arau/VICE News).

A decir de los policías ecatepenses, los esfuerzos fueron inútiles en contra de la rapiña, dado que no era el personal suficiente. Esos días, aunque ya estaban francos [su horario de trabajo finalizado], se les asignaba en otras zonas.

La CES indicó que 8.990 elementos realizaron operativos en toda la entidad, pero en terreno parecía otra realidad, según los oficiales. Ambos calculan que eran 300 elementos para contener todo el municipio, el más poblado de América Latina.

La psicosis de los rapiñeros se volcó contra policías: atropellaron a un oficial en una gasolinera de Tacubaya, CDMX. El hecho causó miedo a otros oficiales. "Lejos de que la gente coopere, nos ve como enemigos", aclaran.

Las agresiones, dicen, se dieron al grado de golpearse entre los propios ciudadanos, desvalijamientos de autos y robos a transeúntes.

Parecían barrios con toques de queda donde se escuchaban a las patrullas más de lo común, así como helicópteros rondando y militares patrullando, pero al margen: sin intervenir. Los ciudadanos estaban sitiados porque los bloqueos no permitían que pudieran planear salidas. Doblemente afectados: un gasolinazo que aumentó sus gastos cotidianos y patrimonios robados, de acuerdo con los testimonios.

En este río revuelto nadie sabe quién es quién y al final de estos días lo único visible fue la guerra interna entre los propios mexiquenses. Todos contra todos.

Mira el video aquí:

Sigue a Alejandro Melgoza en Twitter: @GiornalistGonzo

_Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs_