FYI.

This story is over 5 years old.

EEUU levanta la prohibición de importar carne de vacuno de Argentina tras 14 años

El levantamiento de la prohibición fue recibida con silencioso entusiasmo por los productores de carne de Argentina, quienes dicen que su gobierno ha sobre-regulado y herido su industria. Los productores esperan obtener 280 millones de dólares al año.
Imagen por Natacha Pisarenko/AP

En 2001, el gobierno de Estados Unidos prohibió la importación de carne de vacuno de Argentina después de un brote de fiebre aftosa, una decisión agravada aún más por desacuerdos diplomáticos entre ambos países.

La prohibición, que se prolongó durante 14 años, dejó a los estadounidenses sin poder probar un churrasco argentino fresco dentro de su país. Sin embargo, se espera que esta carne de fama mundial regrese al suelo estadounidense, después de que el gobierno de Estados Unidos haya levantado la prohibición el 29 de junio.

Publicidad

El anuncio, realizado por el Servicio de Inspección de Sanidad Agropecuaria y Animal de Estados Unidos, que forma parte del Departamento de Agricultura del país, dijo que las carnes del norte de Argentina, un área que se extiende desde la provincia de Río Negro hasta la frontera con Bolivia, tendrán acceso al mercado de Estados Unidos desde el 29 de agosto.

"La noticia es algo que esperábamos hace mucho tiempo", aseguró a Vice News, Gonzalo Álvarez Maldonado, presidente del Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna Argentina en una entrevista a VICE News.

"Desde 2007, estamos declarados ante los foros internacionales correspondientes como un país libre de aftosa y sin dudas Estados Unidos es uno de los mercados más atractivos para Argentina", agregó.

En 2001, cuando la infección comenzó a afectar el ganado, el gobierno argentino inicialmente trató de ocultar el problema a las autoridades estadounidenses, mientras que en ese momento el país sudamericano se encontraba en medio de la crisis financiera que tanto hizo tambalear su economía.

Después de que la administración de Barack Obama hiciera público el levantamiento de la prohibición, altos funcionarios del gobierno argentino, entre ellos el ministro de Economía, el ministro de Agricultura, y el canciller, ofrecieron una conferencia de prensa para destacar la importancia de la decisión.

Estados Unidos es uno de los mayores consumidores de carne del mundo.

Publicidad

Argentina embarga a empresas extranjeras por explotación de hidrocarburos en Malvinas. Leer más aquí.

El ministro de Economía Axel Kicillof, quien capitalizó como propia la decisión estadounidense cuando advirtió que se trataba del resultado de "una ardua pelea en el plano de las relaciones exteriores y en el de las relaciones técnicas agrícolas.

"Una vez que se completen las formalidades legales", dijo, "la exportación de carne de vacuno a Estados Unidos podría generar 280 millones de dólares en ganancias anuales".

No todo el mundo comparte el entusiasmo de Kicillof. Los productores de carne, siempre en tensión con el gobierno, desconfían de la medida y tienen una actitud más cautelosa sobre la reanudación de negocios con EEUU.

Las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) dijeron que el verdadero enemigo de la exportación de carne es el propio gobierno argentino, al que acusan de descuidar y sobre-regular su industria.

El gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y las industrias agrícolas y ganaderas se enfrentaron en 2008 durante meses tras la creación de un impuesto variable para las exportaciones de soja. Argentina es el tercer productor mundial de soja, pero se enfrenta a acusaciones de ignorar la contaminación por el uso de agroquímicos.

 "La fuerte caída del stock vacuno (10 millones de cabezas), la caída de la producción, alrededor de 20 mil trabajadores fuera de la actividad por el cierre de cerca de 130 plantas frigoríficas y la desaparición de la Argentina del mercado mundial de carnes, son solo algunos de los problemas que ha generado el Gobierno nacional", señaló la organización Confederaciones Rurales Argentinas en un comunicado

Publicidad

El país está listo para reanudar sus exportaciones de carne desde hace años, pero según ha manifestado el gobierno a los productores, las negociaciones se han extendido demasiado tiempo, e incluso han acusado a los fondos buitre por la imposibilidad de acceder al mercado estadounidense.

El gobierno de Argentina ahora espera volver a entrar en los mercados de Canadá, México y Japón.

Otro país sudamericano que se beneficiará de la supresión de la prohibición es Brasil, principal exportador de carne vacuna del mundo, cuyas carnes también estarán listas para la exportación.

La muerte de un fiscal: Fernández de Kirchner vincula a Nisman con los fondos buitre. Leer más aquí.

Sigue a Gaston Cavanagh en Twitter @GastonCavanagh.

Sigue a VICE News En Español en Twitter