cuba

Obama lanza un decreto para frenar la inmigración ilegal de Cuba a Estados Unidos

A ocho días de dejar el cargo, el presidente tomó una de sus últimas decisiones diplomáticas: desechó una política llamada "pies mojados, pies secos" que permitía a cubanos que llegaran a territorio de EE. UU. conseguir residencia en el país.
13.1.17
Imagen por Alejandro Ernesto/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

A tan sólo 12 días de que abandone el cargo, el aún presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha emitido un decreto para intentar frenar la migración de ciudadanos cubanos a las costas de Florida.

El día de ayer, la Casa Blanca anunció que la política de "pies secos, pies mojados" dejaba de tener efecto. Se trata de una medida aprobada en 1995 por el entonces presidente Bill Clinton, en la que a los "pies secos" [cubanos que lograban llegar a Estados Unidos] se les otorgaba una residencia en el país después de haber vivido ahí durante un año, mientras que a los "pies mojados" [cubanos capturados en el mar] se les regresaba a la isla.

Publicidad

La medida favoreció durante años a miles de cubanos opositores al gobierno de Fidel Castro, que empezó con el triunfo de la Revolución Cubana en 1959. Muchos de ellos fortalecieron en Miami el movimiento anticastrista. Dicha medida migratoria fue denunciada en varias ocasiones por Castro, por considerarla como una estrategia para debilitar su gobierno.

Sin embargo, el decreto de Obama la echa abajo. "Con este paso, trataremos a los migrantes cubanos de la misma forma que a los migrantes de otros países", anunció el comunicado de la Casa Blanca.

En imágenes: la Cuba de los Castro en 15 mensajes revolucionarios. Leer más aquí.

No sólo eso, también se elimina la medida para dar refugio a los médicos cubanos que desertaran en la misiones de salud en Estados Unidos, una política implementada por George W. Bush para acoger médicos de la isla.

En varias reuniones con Washington, el gobierno cubano había mostrado su rechazo a esas políticas ya que, desde su perspectiva, fomentaba la migración ilegal y el tráfico de personas.

'Trataremos a los migrantes cubanos de la misma forma que a los de otros países'.

De acuerdo con datos del Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos, desde 2012 aproximadamente 118.000 cubanos han intentado entrar a ese país, desde la frontera mexicana. Tan soló entre enero y noviembre de 2016 ingresaron 48.500 cubanos a Estados Unidos por México. Otros lo hacen en balsas aprovechando que sólo 90 millas separan ambos países.

La mala relación entre las dos naciones comenzó cuando Fidel Castro asumió el poder y declaró un programa económico socialista para la isla; las empresas estadounidenses salieron de Cuba y Estados Unidos le impuso un embargo económico en 1960, el cual se mantiene hasta la fecha, aunque ya hay mayor apertura. Desde entonces la política exterior estadounidense se caracterizaba por su discurso anticastrista, lo que aumentó las tensiones durante la Guerra Fría cuando Cuba se alió políticamente con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

En Imágenes: La Habana antes de la inminente llegada de empresas extranjeras. Leer más aquí.

No obstante, el año pasado ambos países abrieron sus respectivas embajadas en Washington y en La Habana, como muestra de su buena voluntad para superar sus problemas históricos, así como asuntos comerciales y migratorios, y el cierre de la prisión de Guantánamo que Obama prometió en varias ocasiones pero que no pudo concretar.

Ahora, con el decreto de Obama, ambos países parecen ir en el mismo camino; sin embargo, el presidente electo Donald Trump, amenazó a finales de noviembre pasado con romper los acuerdos que tiene su gobierno con Cuba, si la isla no está dispuesta a dar un mejor trato para el pueblo cubano, el pueblo cubano-estadounidense y los Estados Unidos en su conjunto.

El pasado miércoles, Rex Tillerson, próximo secretario de Estado de Trump, anunció que el futuro presidente revisará completamente la relación bilateral entre su país y Cuba para tomar cualquier decisión diplomática.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsE