FYI.

This story is over 5 years old.

Buenas e inesperadas noticias: las emisiones globales podrían estar disminuyendo

Una disminución en la combustión de carbón en China y precios cada vez más competitivos en la producción de energías renovables podrían estar produciendo un desacoplamiento del crecimiento económico y las emisiones de gases de efecto invernadero.
Imagen por Franck Robichon/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Mientras los líderes mundiales negocian en París un acuerdo sobre el clima destinado a mitigar las consecuencias de las indomables emisiones de gases de efecto invernadero, ha aparecido una tan rara como buena noticia.

Científicos que escriben en la revista Nature Climate Change estiman que por primera vez en los últimos 15 años, las emisiones de dióxido de carbono global se han frenado, e incluso quizás hayan disminuido.

Publicidad

"Es difícil determinar aún el significado de este avance", cuenta Michael Mann, director del Centro de Ciencias del Sistema Terrestre en la Universidad Estatal de Pensilvania. "Lo que muestra es que realmente estamos ahora dando la vuelta a la esquina en la transición del combustible fósil al renovable impulsado por la economía mundial".

El estudio, que fue el décimo de su tipo publicado por este equipo de investigadores, mostró que las emisiones de CO2 procedentes del consumo de combustibles fósiles y la producción de cemento crecieron un 0,6 por ciento en 2014, comparado con un crecimiento anual de 2,4 por ciento en la década anterior.

"Nuestros resultados indican un cambio positivo de la trayectoria de los últimos 15 años", explica Robert Jackson, científico ambiental en Stanford y autor principal del estudio. "Esta es la primera vez que hemos notado una notable disminución a pesar de un fuerte crecimiento económico global".

Los datos significan un halo de esperanza en medio de una serie de malas noticias.

Este año, los científicos estiman que las concentraciones globales record fueron de 400 partes por millón de dióxido de carbono en la atmósfera, por primera vez en al menos 800.000 años, y el mes pasado, científicos de la Oficina Meteorológica del Reino Unido mostraron que la temperatura media mundial 2015 es ahora un grado superior al de los niveles preindustriales, a medio camino del aumento de los 2ºC que las Naciones Unidas han advertido que podrían traer consecuencias devastadoras.

Publicidad

Las razones que podrían haber provocado la caída de las emisiones son, según Jackson, dos en gran medida: China ha iniciado un distanciamiento en su dependencia con el carbón, probablemente provocado por la preocupación de la calidad del aire; y las energías renovables se han ampliado hasta el punto en que están compitiendo como viable alternativa a los combustibles fósiles más contaminantes en el mercado energético.

¿Por qué la cumbre climática de París es fundamental? Leer más aquí.

Con una población cercana a los 1.400 millones de habitantes, China representa más de una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo. Ayer, luego que los resultados del estudio fueron anunciados en París, Pekín publicó su primera "alerta roja" por smog [niebla contaminante], que la organización de investigación de Tierra Berkeley estima mata a 1,6 millones de personas cada año.

Pero este país tiene también un gran potencial para contribuir a la reducción global de emisiones de CO2. Como detalla el informe, el 58 por ciento del aumento en el consumo de energía de China entre 2013 y 2014 provino de fuentes de combustibles no fósiles.

Actualmente, el país es el mayor productor de energía eólica del mundo y, con la ayuda de incentivos que han facilitado un alejamiento del carbón, China se dispone a superar a Alemania como el mayor productor de energía solar del mundo.

El año pasado, el gigante asiático instaló 23 gigavatios (GW) de nueva capacidad eólica, y su capacidad solar total ha pasado de 3,7 GW en 2004 hasta 178 GW en 2014.

Publicidad

Para algunos expertos en clima, el informe no sólo es alentador, sino que también sirve para disipar la noción generalizada, utilizada a menudo para justificar la inacción, de que las reducciones de emisiones implican un declive económico. En el pasado, la mayoría de las disminuciones en las emisiones han sido relacionadas con períodos de retracción económica.

"Se podría sugerir que existe un desacoplamiento de las emisiones y el crecimiento de la economía, y si esto continúa, será muy, muy importante", opina Kelly Levin, un experto asociado al Instituto de Recursos Mundiales. "Este estudio pone de manifiesto que es posible".

El cambio climático podría empujar a 100 millones de personas a la pobreza en 2030. Leer más aquí.

Pero hay razones para ser cautelosamente optimistas sobre estos hallazgos, explica Jackson, porque el mundo sigue bombeando cantidades récord de dióxido de carbono a la atmósfera.

Incluso si verdaderamente las emisiones globales han llegado a su máximo, lo que aún no se está definido, todavía tardarán años en reducirse sustancialmente.

"Tenemos que acercarnos al objetivo de cero emisiones, cuando en realidad estamos cerca de alcanzar el punto máximo de emisiones", dice Jackson. "Este estudio proporciona un giro para un futuro cercano, pero todavía tenemos que recorrer todo el camino para llegar a cero emisiones — que es el trabajo más difícil".

Las estimaciones publicadas en Nature son todavía muy anteriores a los objetivos de emisiones máximas establecidas por los países participantes en las negociaciones de París. China, por ejemplo, se ha comprometido a alcanzar su punto máximo de emisiones en 2030, mientras que México se ha puesto como objetivo de emisiones pico para el 2026.

Publicidad

"La pregunta es si esta tendencia se mantendrá", dice Levin. "En el contexto de París, la clave es que un acuerdo envíe señales políticas para que nadie aumente — y de ser posible disminuya — sus emisiones, estimulado por este nuevo acuerdo".

Sus opiniones fueron repetidas por Mann, quien animó a los líderes mundiales a "dar el giro aún más rápido".

Si bien no está claro si el estancamiento de las emisiones de CO2 en el último par de años expresa la llegada a las emisiones máximas, Jackson cree que el estudio ofrece una promesa.

"Nuestra esperanza es que esta pequeña buena noticia motive a la gente a actuar con rapidez", dice. "Es parte de la naturaleza humana el ser estimulados por el progreso".

Estos son los 10 artículos de VICE News sobre el cambio climático que deberías leer. Leer más aquí.

Sigue a Eva Hershaw en Twitter: @beets4eva

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs