Salud

Te decimos por qué deberías comer gluten

A menos que padezcas de enfermedad celíaca.
11.5.17

Tenemos malas noticias para los que piensan que la comida sin gluten es más saludable: los alimentos empacados que no contienen gluten son sustitutos mierda de la comida normal que sí lo contiene, en términos de nutrición. Según una investigación que se presentará hoy en la reunión anual de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica.

Las personas con enfermedad celíaca tienen que eliminar por completo el gluten porque la proteína que se encuentra en el trigo, la cebada, y en el pan de centeno les daña el intestino delgado y evita la absorción de ciertos nutrientes. Esta enfermedad autoinmune es muy desagradable para los adultos y puede retrasar el crecimiento y el desarrollo en los niños. (También hay gente que es muy sensible a los productos que contienen trigo pero sale negativa a la prueba para la enfermedad celíaca y sale negativa, pero esa es otra historia).

Publicidad

Afortunadamente, hay opciones de alimentos libres de gluten que a la gente le gusta comer, incluyendo el pan y la pasta, pero para obtener un sabor similar y la textura, las empresas tienen que agregar otros ingredientes, como maíz o harina de arroz y almidón de papa. Este tipo de ajustes ocasionan cambios en el perfil nutricional de los productos, es decir, la cantidad de calorías, proteínas, grasas, carbohidratos, fibra y azúcar por porción. Así que un equipo del Instituto de Investigación Médica Hospital La Fe en Valencia, España, decidió investigar.


Relacionados: El lado poco saludable de ser saludable


Los investigadores compraron 654 productos sin gluten y los compararon con 655 que contenían gluten al mismo tiempo analizaron los datos de las etiquetas de nutrición. Según el resumen del estudio, los alimentos se dividieron en los siguientes grupos: pan, panecillos, pan tostado, bollos, pastas, harinas, cereales de desayuno, galletas, pasteles, pizza, aperitivos, comidas preparadas, masas y helados. (¡¿Helado sin gluten?!).

Encontraron que, en general, los productos libres de gluten eran ligeramente más altos en calorías que los tradicionales y contenían menos proteína (después de todo, el gluten es una proteína). Algunos alimentos estándar tenían de dos a tres veces la cantidad de proteína que sus versiones sin gluten, especialmente el pan, la pasta, la pizza y el harina. En particular, el pan sin gluten resultó ser un reemplazo débil: no sólo resultó más bajo en proteína, sino que fue más alto en azúcar y grasa que el pan normal. De hecho, varios alimentos sin gluten tenían cantidades iguales o mayores de fibra en comparación con los productos estándar, pero las pastas de libres de gluten, los cereales y los bocadillos tuvieron un contenido menor de fibra.

Publicidad

Estas son algunas advertencias necesarias: todos los productos alimenticios se compraron en España, así que no está claro si los resultados serían los mismos en otros países. Y esta investigación aún no ha sido publicada.


Relacionados: Le preguntamos a algunos doctores cuáles son los mitos más tontos sobre la salud


Los autores pidieron que los alimentos sin gluten se reformularan de tal manera que tuvieran valores nutricionales similares a sus homólogos del gluten y; también quieren que las etiquetas de los alimentos indiquen si un producto libre de gluten varía de manera significativa de la versión "real". Dijeron que su estudio ofrece información importante para cualquier persona con enfermedad celíaca, para los padres de los niños con esta enfermedad y, por supuesto, para las personas que compran en la sección sin gluten porque creen que es una "opción saludable".

Otro artículo reciente advirtió que los que evitan el gluten y que no sufren de enfermedad celíaca podrían limitar inadvertidamente la cantidad de granos enteros que comen, lo que podría, a su vez, aumentar el riesgo de tener enfermedades cardíacas. (Para tu información, existen otros granos enteros sin gluten además del arroz y la quinua, como el amaranto, el trigo sarraceno, el maíz, el mijo, y el sorgo, pero por supuesto los dos primeros son los más comunes).

Así que por enésima vez: a menos que tengas enfermedad celíaca, dejar de comer gluten no es más saludable; de hecho, hasta podría ser menos saludable.