La guerra entre los creadores de la Sriracha y un pueblo californiano

Claramente, Irwindale, una ciudad de menos de 1,500 habitantes, no cree que la Sriracha es de las mejores las salsas picantes que hay en el mundo... casi como las mexicanas.
22.7.16

Las cosas están que arden en el sur de California, la tensión entre los creadores de la icónica salsa picante Sriracha y la ciudad de Irwindale continúa creciendo. Esta vez, el gallito está peleando después de que la ciudad interpusiera una segunda demanda en tres años.

Hace seis años, Huy Fong Foods —la compañía que fabrica la más conocida versión de la icónica salsa picante con un gallo estampado— abrió una fábrica de 23 acres en el Valle San Gabriel diseñada para la producción de más de 20 millones de botellas. Obviamente, no puedes manipular 57,000 toneladas de jalapeños rojos cada temporada sin emitir ningún olor fuerte; y no tomó mucho tiempo para que los vecinos residentes empezaran a quejarse de dolores de cabeza, acidez y ojos llorosos.

LEER MÁS: Comida china-mexicana para trasnochados

En 2013, Irwindale presentó una demanda, entonces el Departamento de Salud Pública de California prohibió la producción de cualquier salsa picante durante 30 días y creó pánico mundial sobre una escasez de Sriracha.

Sin embargo, los oficiales de la ciudad terminaron desechando esa demanda, pues el Distrito para el Control de la Calidad del Aire de la Costa Sur no encontró evidencia de violaciones a la calidad del aire. Huy Fong prometió, por escrito, resolver el problema del olor. La ciudad de Irwindale presentó una nueva demanda en mayo de este año, alegando que Huy Fong se ha demorado en pagar $250,000 dólares de sus impuestos anuales, de los $427,085 dólares que debe por daños y prejuicios.

Ahora, el fabricante de salsa respondió con una contrademanda declarando que Irwindale se ha embarcado en una "campaña de acoso" en su contra y que debería regresarles los $750,000 dólares pagados por Huy Fong "de forma voluntaria" al Ayuntamiento de la Ciudad, según el canal City News.

RECETA: Sriracha casera

La contrademanda asegura que Huy Fong está siendo acosada por la ciudad de Irwindale y hace énfasis en el impacto de la salsa picante en la pequeña ciudad de California, declarando que la compañía reparte $100,000 dólares cada año a los lugareños y visitantes con "camisetas gratis, salsa Sriracha y snacks inspirados en la salsa", informa City News.

"Huy Fong Foods ha empleado a residentes locales y ha organizado ferias de empleo para trabajadores locales durante los últimos tres años", señala la contrademanda. "La fábrica es un destino turístico popular y atrae visitantes e ingresos a la ciudad; es tan popular, de hecho, que Huy Fong Foods tuvo que agregar dos tranvías más para transportar a los visitantes a la planta e incluso abrió una tienda de regalos".

Claramente, Irwindale, una ciudad de menos de 1,500 habitantes, no cree, como el resto del mundo, que la Sriracha es lo mejor que le sucedió a las salsas picantes desde el descubrimiento del chile.