Cuando los mineros encabronados de España tomaron Madrid

FYI.

This story is over 5 years old.

Viajes

Cuando los mineros encabronados de España tomaron Madrid

Sólo piden una reducción justa, no un puto 60% menos.
13.7.12

La semana pasada, me hice amigo de unos mineros españoles encabronados. ¿Cómo lo hice? Fue bastante fácil; básicamente me puse a correr con mi cámara entre nubes de gas lacrimógeno mientras los mineros luchaban contra la policía con bazucas caseras. Y después, cuando la policía se fue, todos nos emborrachamos.

En fin, ayer por la mañana, decenas de miles de mineros españoles encabronados salieron a las calles de Madrid para protestar por los cambios que el gobierno quiere implementar en la industria minera. Cambios como deshacerse por completo de ella. De todas formas, ¿quién necesita trabajo para vivir?

Publicidad

La marcha empezó como una declaración de solidaridad, en la que unos 200 mineros pasaron tres semanas recorriendo los aproximadamente 480 kilómetros desde la región norte de Asturias hasta Madrid. En cuanto llegaron al centro de la capital el martes por la noche, sus defensores bloquearon las calles y el gas lacrimógeno comenzó a caer. Sin embargo, como suele suceder en este tipo de situaciones, las cosas no tardaron en salirse de control.

El plan era que la marcha terminaría en el Ministerio de Industria, donde los mineros esperaban poder hablar con José Manuel Soria, el ministro de Industria, Energía y Turismo. Pero, groseramente, rechazó la invitación. Como te podrás imaginar, esto dejó a los mineros muy decepcionados, así que se pusieron a protestar hasta que la policía llegó con sus balas de goma y sus macanas. A lo cual los mineros respondieron con piedras y cohetes, en un enfrentamiento que duró hasta las tres de la madrugada, cuando llegaron los camiones que los regresarían a casa en Asturias.

El día terminó con unos 70 mineros heridos, pero también con un fuerte apoyo del público por su causa. Un minero resumió el problema así: “Sólo estamos pidiendo que corte el diez por ciento, en lugar del 60… Si no nos hacen caso, regresaremos… con dinamita”.

Jesús Cristo.