Faja para pecho
Fotos: Lex Van Cauwenberge 
Identidad

Mi búsqueda para encontrar la faja de pecho perfecta para cuerpos grandes no binarios

Tuve que dejar de lado la idea de que una faja haría que se me viera el pecho plano. Eso es imposible si tus senos son tan grandes como los míos.
Tilke Wouters
Ghent, BE
DS
traducido por Daniela Silva
28.12.20

Mis pechos grandes siempre han estado muy presentes en mi vida. Cuando salí del clóset como no binario, me di cuenta de lo femeninos que eran. Algunos días, sentía que eran una parte natural de mi cuerpo; y otros, sentía que no coincidían con mi identidad de género y me hacían sentir disfórica y profundamente ansiosa porque mi cuerpo no se sentía como mío.

Ser gordo también ha tenido un gran impacto en mi autoestima. He luchado contra la dismorfia corporal, que es cuando no puedes dejar de pensar en cada defecto que percibes en tu apariencia. En mis intentos por aceptar mi cuerpo voluptuoso, incluidos mis senos, también tengo que lidiar con la gordofobia de otras personas y con ser excluido socialmente por eso.

Publicidad

Descubrí las fajas de pecho o el binding a través de amigos y miembros de la comunidad queer. El binding consiste en usar una prenda ajustada para contraer los senos y crear la ilusión de tener el pecho plano. Pero cuando traté de comprar una faja que me quedara, me di cuenta de que el mercado era muy poco inclusivo. Enseguida noté que la mayoría de los productos para fajar el pecho eran para personas delgadas. Por un tiempo, pensé que sería imposible hacerlo, pero no me rendí.

Tilke Wouters sentado en una silla amarilla usando una faja negra corta y ropa interior.

El autor usando una faja negra corta.

Primero fui a una tienda física con la esperanza de poder probarme cosas. Solo encontré una en Bélgica, donde vivo, llamada Babylon en Aartselaar (cerca de Amberes). Ahí solo tenían hasta la talla XL, que es demasiado pequeña para mí, y tenían los artículos divididos en una sección para hombres y otra para mujeres. No me sentí bienvenido como persona no binaria. Luego, pedí en varias tiendas, incluidas gc2b, Trans-Missie, BWYA, BOSS Binders y Spectrum Outfitters, algunos modelos para ver qué funcionaba mejor para mi tipo de cuerpo.

La primera vez que me probé una faja, me sentí abrumado y empecé a llorar. Estaba increíblemente agradecido de que mi pareja, que también es trans y usa fajas, estuviera conmigo. De repente, todo se volvió muy real. Todavía me sentía confundido acerca de mi identidad, pero fajarme me dio una maravillosa sensación de euforia. Tuve que dejar de lado la idea de que una faja haría que se me viera el pecho plano. Eso es imposible si tus senos son tan grandes como los míos. Pero con una camiseta holgada y la postura correcta, podía crear la ilusión de no tener senos. Me sentí aliviado de finalmente tener una opción.

Esto es lo que aprendí en el proceso.

Publicidad

Faja de cuerpo entero

Tilke Wouters sentado en una silla amarilla y usando una faja larga blanca y ropa interior.

El autor usando una faja larga blanca.

La faja de cuerpo entero de Trans-Missie se ajusta muy bien desde el pecho hasta la cintura, mientras que el modelo de gc2b se ajusta principalmente al pecho y la espalda, y tiene una capa de tela delgada en el abdomen, lo que la hace menos rígida. La faja de Trans-Missie tiene un efecto más visible y realmente transforma la forma de tu cuerpo, pero de la parte del estómago se siente apretada, además acentúa mis caderas, lo que puede ser un desencadenante disfórico. Este tipo de faja se levanta fácilmente cuando me siento, y como es muy ajustada puede sentirse caliente y pegajosa durante el verano.

Faja estilo crop top

Tilke Wouters usando una faja negra estilo crop top y boxers sentado en una silla amarilla.

El autor usando una faja negra estilo crop top

Esta definitivamente no la voy a usar. Sabía que este tipo de faja no serviría de mucho para las personas con senos grandes, pero no esperaba sentirme tan disfórico. Esta faja casi no hace nada y parece un crop top que hace que mis senos sobresalgan aún más.

Faja a la cintura

Tilke Wouters sentado en el suelo con bóxers y una faja gris a la cintura.

El autor usando una faja gris a la cintura.

La faja a la cintura de BOSS Binder es excelente. Tiene la espalda cruzada y eso te quita el peso de los hombros. Para alguien como yo que tiene una lesión aguda en el hombro, esta es una gran ventaja. Me costó un poco acostumbrarme, pero no se me subió ni movió como otras.

Faja corta

Tilke Wouters cerrándose una faja corta negra.

El autor cerrándose una faja corta negra.

Para mí, la faja corta es el modelo más cómodo. La elasticidad y los tipos de tejido varían según la marca; algunos de ellos, como BWYA y Trans-Missie, ofrecen dos niveles de compresión. Spectrum Outfitters usa una tela más rígida, por lo que la parte inferior no se sube por debajo de los senos. Pero la tela no se ajusta firmemente debajo del área del pecho y puede llegar a sobresalir un poco.

Me gustan las fajas con cremalleras porque es más fácil ponerlas y quitarlas. Una cremallera puede salvarte la vida: si tienes dolor o no puedes respirar, puedes quitártela rápidamente. Pero las cremalleras también disminuyen el nivel de compresión y la eficacia de la faja.

Faja de natación

Publicidad

Algunas fajas están diseñadas específicamente para nadar o hacer ejercicio. Es importante comprobar qué tan bien puedes respirar y moverse con ellas. Si el nivel de compresión es tan alto como tu faja habitual, puede ser peligroso.

Faja ética

Tilke Wouters con una faja nude a la cintura y ropa interior.

El autor usando una faja nude a la cintura.

Las fajas no solo varían en forma, tamaño y material, sino que también hay una sorprendente variedad de opciones que llamaré "éticas". Por ejemplo, Amor Binders, una startup que diseña productos específicamente para personas autistas que son sensibles al tacto, sin telas ásperas ni etiquetas que pican.

Boss Binders se centra en la producción ética y sostenible y utiliza materiales reciclados. La marca no utiliza tablas de tallas no inclusivas, por lo que todas sus fajas están hechas a la medida. Su equipo de personas no binarias se encarga de guiarte a través del proceso de tomar las medidas, prestando atención a tus desencadenantes dismórficos.

También debo mencionar que gc2b y FLAVNT tienen la gama más inclusiva en términos de diferentes tonos de piel, ya que muchas fajas "nudes" de otras marcas claramente no son nudes para todos.

Tilke Wouters aventando fajas al aire y sentado en el suelo.

El autor aventando fajas al aire.

La accesibilidad no solo se trata del tamaño, sino también del precio. La mayoría de las fajas oscilan entre los 30 y 60 dólares, pero muchas marcas cobran un extra por tallas más grandes que no están incluidas en su colección estándar. Obviamente, esto es un gran obstáculo, ya que las personas transgénero y no conformes con el género enfrentan altos índices de pobreza.

Marcas más grandes como Trans-Missie hacen todo lo posible por ser inclusivas, pero no pueden ofrecer el enfoque personalizado que ofrecen las marcas más pequeñas. Como persona gorda, es un gran alivio saber que una prenda realmente te queda bien. Las marcas más pequeñas también están más abiertas a la retroalimentación y a probar cosas nuevas.

Aunque encontré soluciones que me funcionan, la búsqueda para encontrar la faja adecuada fue bastante intensa. La falta de tallas a un precio asequible sigue siendo un obstáculo. Las fajas, y el alivio de la disforia de género que aportan, no pueden seguir siendo únicamente para la gente queer delgada, blanca, rica y neurotípica.