La Guía VICE al ahora

Este perro protegió la casa quemada de su familia durante semanas después de un incendio

Un chico realmente bueno.
11.12.18
Madison, el perro, espera a sus dueños en las ruinas de su hogar
Captura de pantalla vía ABC 10

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

En caso de que estuvieran buscando una excusa para disolverse en una piscina de lágrimas, les presentamos la siguiente historia: una familia de California que se vio obligada a abandonar a su perro, Madison, cuando un incendio arrasó su vecindario el mes pasado, finalmente regresó a su casa y encontró a Madison esperándolos pacientemente en el sitio carbonizado donde una vez estuvo su casa, informó ABC 10.

Debido a la velocidad y la fuerza del incendio que devastó Paradise en noviembre, Andrea Gaylord y su esposo no pudieron regresar a casa para recolectar sus pertenencias antes de evacuar. La familia se vio obligada a dejar atrás a sus dos perros, Madison y Miguel. Dado que el incendio masivo destruyó más de 18,000 casas y estructuras y obtuvo la sombría distinción de ser el incendio más letal en la historia de California, Gaylord estaba bastante nerviosa por el destino de sus cachorros.

Pero de alguna manera, porque los perros son simultáneamente los animales más puros y también los más resistentes en este planeta condenado, todo salió bien. Primero, Gaylord se reunió con Miguel, quien había huido casi 160 kilómetros para escapar de las llamas, gracias a una voluntaria de rescate animal llamada Shayla Sullivan, que rastreó al perro.

Pero Madison seguía desaparecido, hasta la semana pasada, cuando Gaylord finalmente logró regresar a su propiedad en Paradise, donde encontró a su mezcla de pastor de Anatolia, sentado entre las cenizas y el metal retorcido que una vez fue su casa, protegiendo cuidadosamente el terreno y esperando a que su dueña regresara.

"Estoy tan FELIZ de informar que Andrea pudo regresar a su propiedad hoy y ¡AHÍ ESTABA MADISON!" escribió Shayla Sullivan en Facebook. "¡Se había quedado para proteger lo que quedaba de su casa, y NUNCA se dio por vencido con su gente! ¡Estoy tan feliz que estoy llorando mientras escribo esto! ¡No se rindió ante las tormentas ni el fuego! ¡Debió haber sido un mes LAAAAARGO para él!"

No está claro cómo es que Madison pudo sobrevivir al infierno de aquel incendio forestal, pero el chico extremadamente bueno sabía lo suficiente como para mantenerse con vida y esperar a que su familia regresara por él. "Ahí está nuestro perro, esperando", dijo Gaylord a ABC 10. "Imaginen la lealtad de aguantar las peores circunstancias y estar aquí esperando. Fue muy emotivo".

"No podría pedir mejores animales", dijo.