Feminisme

Vloggers lesbianas enseñan a chicas queer cómo tener mejor sexo y más seguro

"No creo que las jóvenes queer sepan cómo tener sexo seguro... No lo encuentras en los medios, ni siquiera en la programación lésbica".
Jade a.k.a. F0XY y Riley J. Dennis, fotos cortesía de las vloggers.

"Este artículo se publicó originalmente en Broadly US como parte de la Semana del Sexo (Sex Week: Unscrewing Ourselves), que explora el estado del sexo en la actualidad".

Encontrar fuentes que incluyan educación sexual inclusiva para mujeres queer siempre ha sido un desafío. La mayoría de los jóvenes dependen de una clase, o de los rumores de pasillo escolar, para tener una introducción a la educación sexual. Desafortunadamente, la mayoría de las escuelas apenas cubren el sexo heterosexual básico, no hablemos ya de las relaciones sexuales entre mujeres. Y para las jóvenes queer, nunca ha habido un lugar obvio en el cual buscar información sobre cómo tener relaciones sexuales —el vergonzoso proceso de buscar en Google "cómo dar sexo oral a mujeres" es prácticamente un rito de iniciación— y muchos de nosotros hemos aprendido lo que sabemos por medio del Internet.

Publicidad

Jade, mejor conocida en línea como F0XY, es una YouTuber de 26 años de Los Ángeles que hace principalmente videos de comedia con un toque queer, como "4 Reasons Why Being Gay Is Lit" [4 razones por las que ser gay es genial] o "Annoying Things Girlfriends Do" [Cosas molestas que hacen las novias]. La mayor parte de su público está conformado por jóvenes negras y queer como ella misma, y Jade dice que eso no es una coincidencia: "Eres lo que ves, ¿cierto?".

La comedia es la base de su canal, pero también ha realizado varios videos sobre sexo queer, porque sintió que era algo que los vloggers no discutían lo suficiente. Si bien había mujeres queer hablando de sexo en línea, dice, no había "ninguna que se viera como yo". En videos como "How We Have Sex… (Safely)" [Cómo tenemos sexo (seguro)] y "Lesbians Tell The Truth About Strap-Ons" [Las lesbianas te cuentan la verdad sobre los strap-ons], Jade y su novia abordaron el tema de la falta de información sobre sexo seguro en la comunidad lésbica y la seguridad de los juguetes sexuales.

"No creo que las jóvenes queer sepan cómo tener sexo seguro", dice. "No creo que las mujeres mayores sepan cómo tener sexo seguro. No lo encuentras en los medios de comunicación, ni siquiera en la programación lésbica. Probablemente porque estamos condicionados para crear contenido que sea atractivo para la mirada masculina".


Relacionados: Por qué las mujeres hetero ven porno de lesbianas

Publicidad

Jade argumenta que el escaso contenido dirigido a las mujeres queer tiende a centrarse más en el uso de los juguetes sexuales que en la práctica de sexo seguro en general, incluido el uso de barreras bucales y condones para los dedos. Pero claramente hay una audiencia para ello; Jade tiene actualmente 115,000 suscriptores en su canal de YouTube y el video sobre sexo seguro es su noveno más visto, con 99,000 visitas. A medida que los vloggers LGBTQ obtengan más seguidores, ella espera que el sexo seguro se vuelva parte de la cultura lésbica joven tal como pasa en la "cultura gay masculina".

Además, hay buenas razones para que las lesbianas hablen sobre sexo seguro. Contrario al mito popular, las relaciones sexuales sin protección entre dos mujeres sí conllevan un riesgo de transmisión de ETS. El VIH se puede transmitir a través de los fluidos vaginales, y las infecciones como el VPH (que puede provocar verrugas genitales y cáncer de cuello uterino) y el herpes pueden transmitirse a través del contacto íntimo de piel con piel.

Además, en palabras de la popular educadora sexual de YouTube Stevie Boebi, el sexo seguro no se trata sólo de la parafernalia de las barreras bucales o protectores dentales, los condones y los guantes; también se trata del aspecto psicológico, como la comunicación clara del consentimiento y los límites. Como ella dice: "Incluso si no tienes una ETS, debes protegerte y respetarte a ti misma". (Incluso si los elementos básicos de protección no siempre son accesibles siendo una mujer gay o bisexual, tal como refiere Boebi en broma en un video: "¿Alguien ha visto alguna vez una barrera bucal? ¿Saben dónde puedo comprarlas? No las venden en las tiendas").

Publicidad

El interés de Boebi y Jade en el sexo queer seguro encuentra eco en Riley J. Dennis, una vlogger trans y lesbiana con 41,000 suscriptores en su canal de YouTube. En videos como "Condoms: Everything You Need to Know (LGBTQ+ Friendly)" [Condones: Todo lo que necesitas saber (LGBTQ+ Friendly)] y "Having Sex as a Trans Lesbian" [Tener sexo siendo una lesbiana trans], Dennis desafía lo que ella describe como la educación sexual "muy cisnormativa y heteronormativa" que la mayoría de las personas recibe en la escuela.


Relacionados: Cómo es crecer como lesbiana en provincia


Como el de muchos otros vloggers, el interés de Dennis en producir contenido educativo surgió al darse cuenta de que simplemente no había casi nada disponible al respecto. "Aprendí todo lo que sé sobre el sexo queer del Internet, mis experiencias y las experiencias de mis amigos", le dice a Broadly. "Pues no hay muchas fuentes disponibles para los jóvenes queer en busca de educación sexual, inclusive mi educación mediante Internet fue muy limitada".

Dice que ha enfrentado mucha resistencia al compartir estos videos, pero nada la detiene. "Soy una mujer trans y gay a la que le importan los temas de justicia social, y en YouTube, eso me convierte en un objetivo", explica. "Hay toda una cultura y un nicho en YouTube dedicados a hacer videos sobre mí. Así que, por supuesto, la gente me ridiculiza por hablar sobre sexo".

La parte más popular de YouTube, dice Dennis, no es el lugar más grato para los vloggers LGBTQ, especialmente para aquellos que abordan temas explícitos. "Todos los YouTubers importantes están demasiado preocupados por su marca como para profundizar en cualquier actividad o tema que sea demasiado profundo, demasiado complicado, o demasiado controvertido", dice. En cambio, son los "canales más pequeños" los que están abordando el tema vital pero menos cubierto del sexo seguro.

Publicidad

Riley J. Dennis en un video de YouTube. Foto cortesía de la vlogger

Aún así, la diversidad de las YouTubers queer que actualmente están hablando de sexo seguro es un enorme paso adelante con respecto a hace algunos años, cuando dos de las vloggers más populares en este campo eran Laci Green y Arielle Scarcella. Desde entonces, ambas han sido básicamente excomulgadas de la comunidad YouTuber LGBTQ después de que publicaron contenido cuestionablemente transfóbico en sus canales, incluyendo videos como "TERFs, Non-Binary and S-E-X" [Feministas radicales transexclusionistas, género no-binario y S-E-X-O] (Green) y "Would You Date a Lesbian With a Penis?" [¿Saldrías con una lesbiana con pene?] (Scarcella).

Aunque Green y Scarcella aún tienen algunos seguidores dentro de la comunidad del vlogging LGBTQ, muchos YouTubers queer (incluyendo a Boebi y Dennis) expresan abiertamente en las redes sociales su desaprobación de dicho contenido. Lo cual también evidencia un problema mayor dentro de la educación sexual de las mujeres lesbianas, la cual por lo regular omite cómo tener sexo seguro siendo una mujer trans o con una pareja trans, y al hacerlo, se pierde una parte crucial de lo que es el sexo seguro para la gente queer.


Relacionados: Probé un remedio homeopático para curar el lesbianismo


Aunque Youtube puede ser una excelente fuente de información para algunas personas de la comunidad LGBTQ, la cantidad de videos sobre sexo seguro es muy escasa: una búsqueda superficial de "sexo queer seguro" sólo arroja 12,000 resultados. Los algoritmos en constante cambio de la plataforma pueden, en parte, ser responsables de ello, pues dan prioridad a los canales más populares y políticamente neutrales, dejando a los canales queer atrás —los cuales rara vez alcanzan el mismo nivel de fama que los más populares—. La reciente adición de un "modo restringido" afectó de manera desproporcionada las visualizaciones de los YouTubers queer, cuyo contenido, sexual o de otro tipo, quedó bloqueado repentinamente para los menores de 18 años.

No obstante, las mujeres lesbianas continúan luchando por su lugar en la comunidad de YouTube, y muchas de ellas están utilizando su plataforma para hablar de sexo. Si tan solo pudieran encontrar los protectores dentales…