FYI.

This story is over 5 years old.

Este mezcal se sirve con escorpión

Puedes comerte primero al escorpión y luego tomarte el shot o te lo puedes tragar entero como si fuera una píldora.
4.12.15
Photo by the author.

"Todo el escorpión es comestible y está lleno de proteínas", me dijo Rafael de la Cuesta mientras alineaba cuatro shots de mezcal con un escorpión sumergido en cada vaso. Luego roció granos de hielo seco en los vasos de shots, haciendo burbujear al mezcal y emitir humo mientras los escorpiones de dos centímetros de largo bailaban como si todavía estuvieran vivos.

"Puedes comerte primero al escorpión y luego tomarte el shot o te lo puedes tragar entero como si fuera una píldora", explicó amablemente. "Yo recomiendo comértelo primero. De esta manera obtienes la experiencia completa ".

Publicidad

De la Cuesta, de 33 años, es el jefe de bartenders con muchos tatuajes en Reyes Salón Cantina, un bar en Guadalajara famoso por sus shots de escorpión.

LEE: Este mezcal piensa que Donald Trump es un pendejo.

"Cuando abrimos el bar, queríamos hacer algo diferente, para tener un punto de venta único por el que nos conociera la gente", me dijo mientras el bar comenzaba a llenarse un viernes por la noche. "Uno de nuestros socios mencionó un día que había una gran cantidad de escorpiones en su granja, y eso fue lo que nos dio la idea".

Todo eso está muy bien, pero, ¿los clientes de la cantina no deberían estar preocupados por ingerir artrópodos venenosos?

"Hicimos un estudio de mercado y hablamos con la Agencia Ambiental Federal de México para asegurarnos de que todo fuera legal, y que no habría peligro de que alguien se envenenara", me aseguró de la Cuesta.

"Estudiamos a varios tipos de escorpión y realizamos exámenes de toxicología en un centro de cría para averiguar cuán venenoso es cada tipo. Nos dijeron que hay 120 especies de escorpión en México, pero solo hay 20 aquí en el estado de Jalisco. De éstos, solo uno es venenoso, pero si te pica solo hará que se te hinche la piel durante unos días. No hay peligro de muerte".

El equipo de Reyes finalmente se decidió por el Centruroides baergi, una especie pequeña y de color arena perteneciente a la familia Buthidae o corteza de escorpión. Es una de las especies menos venenosas alrededor, me aseguró de la Cuesta.

Publicidad

El bar se surte de escorpiones en un centro de cría en Tenzompa, un pequeño pueblo en las tierras altas del norte de Jalisco, y los vende a clientes en 50 pesos mexicanos ($3 dólares) cada uno, más el costo de un shot o botella de Agua Maldita, un mezcal artesanal hecho de agave espadín joven en el estado sureño de Oaxaca.

De la Cuesta explicó que decidieron servir a los escorpiones con mezcal, el primo ahumado y a menudo más fuerte del tequila, porque actualmente está disfrutando de un auge en popularidad en todas las ciudades más grandes de México. Agua maldita era una elección obvia porque ya viene con un escorpión en cada botella.

"Son muy populares. Normalmente vendemos unos 200 escorpiones a la semana o incluso 250 en una buena semana", dijo. "Los azúcares en el mezcal mantienen a los escorpiones frescos y evitan que se biodegraden, así no te enfermas al comerlos".

Una versión pulida y moderna de la cantina tradicional mexicana, Reyes está decorado con hileras de estantes de madera detrás de la barra, todos prolijamente alineados con cientos de botellas. Situado cerca de la Plaza Andares, el centro comercial más elegante de Guadalajara, atrae a una multitud de jóvenes mexicanos y turistas extranjeros millonarios deseosos de probar el shot emblemático.

"Son más populares entre los hombres, quienes los ordenan para mostrar lo valientes que son, pero las mujeres también los piden por curiosidad", dijo de la Cuesta. También reciben a una gran cantidad de turistas extranjeros porque hay un hotel al otro lado de la calle. Muchas personas saben de esta cantina gracias al rumor de los escorpiones. "Es raro, viene gente de Australia que entra preguntando: '¿Dónde están los escorpiones?'"

Publicidad

Reyes ha demostrado ser tan popular desde su lanzamiento en 2013 que los propietarios han abierto otras sucursales en Tijuana, Aguascalientes y Culiacán. Mientras que Reyes sigue siendo el único bar en Guadalajara con licencia para vender escorpiones, varios otros establecimientos, como restaurantes de lujo en la Ciudad de México y bares turísticos de Isla Mujeres, también han comenzado a servirlos con mezcal o shots de tequila.

Para descubrir la razón de todo el alboroto, decidí que era el momento para finalmente probar un escorpión o dos. Metí la mano en mi todavía humeante shot de mezcal, saqué el arácnido y me lo metí entre los dientes.

LEE: Cómo cocinar bichos.

Después de haber absorbido el mezcal terroso, el escorpión no tenía sabor distintivo propio. Fue sobre todo la textura crujiente, pero al morder su abdomen lanzó un líquido blandito del centro. Después de unos diez segundos de masticar las piernas, aguijón, y tenazas, lo tragué con el mezcal y mordí una rodaja de naranja espolvoreada con chile en polvo. Fue una experiencia única y no desagradable.

Después me bebí otro shot, esta vez para tragar todo el escorpión. Bajó con facilidad, como una píldora de forma extraña, pero sin sabor o textura para apreciar, no fue ni la mitad de satisfactorio que masticarlo. Como dijo de la Cuesta, si te vas a comer un escorpión, lo mejor es que obtengas la experiencia completa.

Sigue a Duncan Tucker en Twitter: @DuncanTucker.