Lo mejor de la semana de MUNCHIES

Lo mejor de la semana de MUNCHIES

Esta semana decidimos hacerle frente al mes más bebedor del año: diciembre; conocimos a un vendedor de hongos alucinógenos, el brasserie más mítico de París y tortas jalisquillas más ricas de L.A.
4.12.16

Esta semana decidimos hacerle frente al mes más bebedor y comedor del año: diciembre y el maratón Guadalupe-Reyes (del 12 de diciembre al 6 de enero), a través de nuestro especial Sin fondo, donde hablamos con un chef que nos confesó lo difícil que ha sido superar su alcoholismo en el ambiente restaurantero. También nos enteramos cómo es la mejor forma de guardar las sobras de todas las cenas a las que asistiremos; conocimos a unos vendedores de chongos alucinógenos en la darknet; visitamos a un cocinero mexicano en L.A. que viaja una vez al año a la frontera para conseguir birote mexicano y hacer las mejores tortas; y finalmente, pasamos un día completo en el brasserie más famoso de París.

Cómo sobreviví al alcoholismo en la cocina

hemingway

En esta entrega de Confesiones de Restaurante, especial de Sin fondo, platicamos con un chef mexicano alcohólico, para entender su lucha contra un problema que a veces incomoda, pero es tan importante como todo lo demás que ocurre en un restaurante.

"Es que es muy fácil, ¿sabes? Ser alcohólico, o adicto a lo que sea. Este medio está lleno de alcohólicos. Trabajas mucho, estás metido en la cocina todo el día y noche, duermes poco, no tienes vida; si no haces amigos o consigues novia entre los que trabajan contigo, estás jodido. Y por lo mismo, pues ¿en qué gastas? Yo gastaba, principalmente, en dos cosas: alcohol y tatuajes. No ganaba mucho pero lo que me daban se iba en eso, diario, pum, pum, botellas".

Según expertos, tienes poco tiempo para comer las sobras

Photo via Flickr user Cat Craig

Si estás leyendo esto, estás preparándote para sobrevivir a las miles de posadas y la cena de Nochebuena, o sea sobrevivir los debates políticos entre amigos y familiares e incluso piensas despertar del coma autoinducido de romeritos y bacalao. Para todas estas situaciones, puedes tener un combate mano a mano con la mejor parte de la Navidad: las sobras.

Pero antes de que empieces a preparar una torta con los restos de las cazuelas con el relleno del pavo y los purés de papa, debes saber que si quieres aprovechar lo más posible tus sobras, tenemos noticias para ti.

Publicidad
fat-freddys-cat-mushrooms-edibles

Los mercados de la Darknet han revolucionado el consumo de drogas. Desde los primeros días la 'Ruta de la Seda', hasta el actual huésped de los mercados en línea ilegales, los consumidores inteligentes han tenido acceso a un amplio rango de sustancias ilegales, desde drogas recetadas hasta LSD y heroína.

Un vendedor inglés está haciendo una gran propuesta. Desde que estableció su tienda en marzo de 2016, Fat Freddy's Cat se ha convertido en uno de los productores de comestibles con perfil más alto en sitios de Darknet como AlphaBay y Dream Market, y es el único que vende comida con alucinógenos tradicionales: hongos mágicos.

Este lonche de lomo hace llorar de alegría

lonche_assembly-1

El lonche de lomo de Primera Taza puede causar una gran sensación —tipo Como Agua para Chocolate— en gran parte gracias al pan: un birote salado de masa madre que Chuy Tovar, importa una vez al mes, de una panadería en Guadalajara, México.

"México tiene panaderos maravillosos, pero casi nadie lo sabe", me cuenta Tovar. Chuy es el dueño de la cafetería en Boyle Heights y es el creador de la especie de torta escurridiza que solo está disponible una semana al mes.

Pasé 24 horas en un brasserie parisino que nunca cierra

pied-de-cochon-rc-pdc-2

Algunos restaurantes tienen una cualidad mítica, el parisino Au Pied de Cochon es un lugar así.

Au Pied de Cochon sigue fuerte, abierto 24 horas al día, contra todas las probabilidades. Este detalle es parte de la leyenda: permitió que la sociedad de París se mezclara con los personajes de la clase trabajadora de las Halles, incluso las personas sin casa. La leyenda dice que ni siquiera tienen candados o apagadores para la luz; nunca los usan.

Fascinado por toda la historia concentrada en este único establecimiento, decidí pasar un día y una noche enteros ahí para experimentar los ritmos de este brasserie sin época.