peru

El pecado de ser LGBTI en Perú: 'son obra del demonio', dicen defensores de la 'familia'

Desde el gobierno se quieren contrarrestar las conductas agresivas contra la comunidad gay, y como parte del plan se ha incluido un enfoque de igualdad de género en el plan escolar; pero la sociedad más conservadora ha salido a las calles a protestar.
17.4.17
Imagen vía María Cervantes/VICE News.

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Un grupo de jóvenes de la comunidad LGBTI se congrega en la plaza Dos de Mayo, en el centro de Lima. Muy cerca de ellos, unas cuatro señoras de largas faldas, están paradas. Una de ellas mira al grupo y dice asustada: "Son obra del demonio".

El papá de Mayu Flores pensaba lo mismo. Por eso, cuando a los seis años lo encontró con una varita mágica, girando como el dibujo animado Sailor Moon, lo atacó con un fierro caliente. "Prefiero un hijo muerto a un hijo maricón", le dijo.

Mayu nació biológicamente hombre, pero siempre se sintió diferente. No era una niña que esperaba a su príncipe azul, pero tampoco quería ser el príncipe. Se define a sí mismo como un transgénero de sexo no binario.

Su forma de ser lo llevó a sufrir acoso en el colegio. En primer año de secundaria, durante una clase de Educación Física, todos sus compañeros de salón se le echaron encima. El profesor no dijo nada. Cuando lo dejaron libre Mayu tenía un brazo fracturado.

Ahora desde el gobierno se quieren contrarrestar este tipo de agresivas conductas y estereotipos; y como parte del plan, el ministerio de Educación peruano ha incluido en el Currículo Nacional de Educación Básica —plan escolar— el enfoque de igualdad de género, que busca desterrar los roles tradicionalmente asignados a uno u otro sexo. "Si bien aquello que consideramos femenino o masculino se basa en una diferencia biológica-sexual, estas son nociones que vamos construyendo día a día, en nuestras interacciones", dice el documento.

El currículo escolar está dirigido a los docentes, no a los alumnos; y esto quiere decir que son los profesores quienes, desde este año, deben promover la igualdad de género en las clases y estar atentos a que no se discrimine por cuestiones físicas, de orientación sexual, discapacidad, color de piel o procedencia.

Pero esto ha levantado ámpula en algunos sectores.

Amarás a tu prójimo… si no es gay: la marcha en México contra las bodas homosexuales. Leer más aquí.

Peruanos que apoyan la campaña 'Con mis hijos no te metas' se manifestaron en las calles de Lima. (Imagen vía María Cervantes/VICE News).

"Con mis hijos no te metas"

Los líderes religiosos evangelistas han usado ese párrafo para convocar a una lucha masiva contra la "ideología de género", que pretende "homosexualizar" a sus hijos en las escuelas; y ante ello los principales medios de comunicación han denunciado una manipulación a la población de estratos humildes, con fines políticos.

El ataque a este plan de estudios se hizo visible el pasado 4 de marzo, cuando unas 65.000 personas salieron a marchar a nivel nacional bajo la demanda de cambiar el currículo escolar. La mayoría mostró un gran desconocimiento de lo que en realidad trataba el documento.

Ana, quien se niega a dar su apellido, estudia la Biblia y para defenderla asistió a la manifestación. "Las autoridades quieren aprobar la ley de homosexuales, prácticamente es mandarnos la maldición. Estamos contra esta ley, si es posible daremos nuestras vidas, porque yo conozco la palabra de Dios", dijo a VICE News.

'No vamos a permitir que el Estado altere el diseño original del matrimonio'.

Jeremías viene de un barrio populoso de Lima. Acudió a la marcha con los miembros de su iglesia Movimiento Misionero Mundial. Él protesta porque el "Estado aduce que puede determinar el género de nuestros hijos. No vamos a permitir que el Estado altere el diseño original del matrimonio. (Los homosexuales) por la maldición de sus padres así son. Hoy estamos marchando como cristianos, pero si no quieren obedecer pasaremos a la fuerza".

La calidad de sistema educativo peruano no está muy lejos de ser un modelo, y datos del Foro Económico Mundial ubican al país en el lugar 127 de 138 naciones.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud colocó en el 2013 al país andino en el tercer puesto en casos de violencia sexual. El mismo año, Perú fue el segundo país de América Latina donde se produjeron mayores casos de feminicidio, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

La ideología que mata

Era el final de la década de los 90 y Leticia Pizarro se estaba dando su primer beso con una amiga. Las dos estaban solas en la calle. Dos hombres las vieron y les dijeron: "Ustedes son el demonio. Vamos a hacerlas mujeres". Inmediatamente se echaron encima de ellas para violarlas. Leticia y su amiga se defendieron. "Les echamos pasto y tierra en los ojos y logramos escapar", recuerda Leticia.

La comunidad LGTBI denuncia que las "violaciones correctivas" —abusos sexuales contra lesbianas con el fin de infundir en ellas gusto hacia los hombres— son una práctica en Perú.

Te contamos cómo es la vida a ambos lados del 'muro de la vergüenza' de Lima. Leer más aquí.

Miembros del colectivo LGBTI también se manifestaron para defender sus derechos. (Imagen vía María Cervantes/VICE News).

Estos antecedentes de violencia machista no los consideró el pastor Rodolfo Gonzales Cruz, líder del Movimiento Misionero Mundial, cuando el pasado 1 de marzo dijo ante sus feligreses: "Si encuentran a dos mujeres teniendo sexo, maten a las dos, y si encuentran a una mujer teniendo sexo con un animal mátenla a ella y al animal", según los audios que publicó el diario La República.

El Ministerio Público ha iniciado una investigación contra el pastor Gonzales por instigación masiva al delito de homicidio, discriminación e incitación a la discriminación. Ante la investigación fiscal, el líder religioso ha respondido en su cuenta de Facebook que solo hacía referencia a un pasaje de la Biblia.

La política homófoba

Rodolfo Gonzales es un pastor que tiene vínculos con el partido fujimorista de la oposición Fuerza Popular. Durante la campaña para las elecciones presidenciales del 2016 llamó a votar por Keiko Fujimori, mientras que ella firmó un pacto con las iglesias evangélicas donde rechazó "la unión civil conformada por personas del mismo sexo".

El partido fujimorista ahora cumple su promesa de campaña. Este 4 de abril, los parlamentarios de Fuerza Popular de la Comisión de Constitución del Congreso aprobaron derogar el Decreto Legislativo N°1323, que incluye la orientación sexual y la identidad de género como agravantes en los delitos de discriminación. Para que esta decisión sea definitiva, solo falta la aprobación del Pleno del Congreso, donde los fujimoristas tienen mayoría absoluta.

Por esta razón la comunidad LGTBI salió a manifestarse en el centro de Lima. Indignados, portaron carteles en los que llamaban "homofóbicos" a los congresistas fujimoristas. "No es un capricho, nos están matando", gritaban.

Trans, gays y bisexuales: así resiste la diversidad en esta cárcel latinoamericana. Leer más aquí.

Un grupo de activistas se manifiesta en la Plaza de San Martin en Lima en febrero de este año. (Imagen vía Ernesto Arias/EPA).

Sianinne Ampudia Romero es una mujer transexual de 30 años. Cuando tenía 15 un desconocido se le acercó y la agarró a golpes en la calle, dejándola ensangrentada. "Aún no había iniciado mi transición, así que tenía la apariencia masculina pero caminaba como mujer. Parece que mis movimientos al ir por la vereda no le gustaron a ese patán", cuenta.

Aunque la transfobia en la sociedad peruana se ha reducido y la apariencia de Sianinne apenas se distingue de la de cualquier otra mujer, ella aún sufre de agresiones. Cuando camina por las calles de Lima es común que algún hombre intente llevarla por la fuerza o que un taxista le pida que le muestre sus genitales o que le pregunten cuánto cobra.

Si la mayoría fujimorista del Congreso aprueba finalmente derogar el Decreto N°1323, Sianinne quedará desprotegida ante el machismo latente y el extremismo religioso de una parte de la sociedad peruana.

Sigue en Twitter a: María Cervantes

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs