La "hormona del amor" puede ayudarte a bajar de peso

La "hormona del amor" puede ayudar a los tragones a controlar los atracones y perder peso.
6.5.16

La oxitocina es una hormona bastante asombrosa. Es secretada durante los orgasmos, al abrazar, mientras se amamanta, y literalmente puede hacerte sentir "embriagado de amor".

La "hormona del amor" (oxitocina) también tiene una propiedad única para ayudar a los tragones a controlar los atracones y perder peso, aunque la razón de ello no está del todo clara. Y no incluye tener sexo sin control.

Un nuevo estudio publicado por la Endocrine Society ha arrojado algo de luz sobre el mecanismo a través del cual la oxitocina puede mitigar la ingesta de comida.

Publicidad

Se hizo con diez hombres con sobrepeso y obesidad, los investigadores expusieron a los sujetos a una serie de pruebas por computadora que medían sus habilidades para reprimir el comportamiento impulsivo al presionar un botón en el momento adecuado. Los diez hombres recibieron la misma prueba antes y después de administrarse ellos mismos una sola dosis de oxitocina sintética en spray en cada orificio nasal.

LEER MÁS: Un sexólogo nos explica por qué los videos de comida son excitantes

Se descubrió que los participantes que habían tomado una dosis de oxitocina tenían menor probabilidad de presionar el botón cuando no debían. Incluso aunque no se incluyó comida en este estudio, los resultados ofrecieron una mirada fascinante del impacto de la oxitocina en el autocontrol.

Si bien la relación entre la oxitocina y comer menos calorías ya había sido establecida por los científicos del Massachusetts General Hospital, los investigadores aún no estaban exactamente seguros de por qué ocurría esto. Basados en los resultados más recientes, sin embargo, la relación causal parece recaer en el autocontrol.

Para la coautora Franziska Plessow, las consecuencias prácticas de estos descubrimientos son importantes. "Conocer los mecanismos de la acción de la oxitocina intranasal es importante porque se puede investigar su uso como un tratamiento innovador contra la obesidad", dijo Plessow en un comunicado de prensa. "Esta información podría permitirnos adelantarnos a los estudios clínicos e identificar quién se puede beneficiar con esta droga, así como ayudar a optimizar el tratamiento".

Comer es un comportamiento complejo y no todo el exceso de comida se relaciona necesariamente con el control de los impulsos. Además, este estudio analizó solamente a diez hombres; sus autores reconocen que tendrán que realizarse más pruebas en una muestra más grande y amplia.

Aún así, permanecen optimistas, especialmente cuando se trata de las consecuencias en los pacientes en riesgo de cirugía por obesidad para reducir el peso y las ansias de comer. "Nuestros resultados preliminares en hombres son prometedores", añadió Plessow. "El spray de oxitocina nasal no mostró efectos secundarios fuertes y no es tan invasiva como la cirugía por obesidad".

Por supuesto, puedes saltarte todo el asunto del spray nasal y simplemente conseguir la oxitocina en su forma más pura, teniendo sexo.

LEER MÁS: Por qué los hombres prefieren el sexo sobre la comida