La leche de cucaracha es la bebida del futuro

Un equipo de científicos de Estados Unidos, Japón, Canadá, Francia e India se complacen en anunciar que la leche de cucarachas puede ser un suplemento proteico “fantástico”.
25.7.16

Se ha hablado mucho sobre las bondades de la leche humana, pero en un futuro no muy lejano, vamos a escuchar mucho más acerca literalmente de la leche de cucaracha. Después de todo, pocas cosas pueden superar disfrutar del sabor refrescante de leche de cucaracha recién ordeñada, ¡después de un largo día de trabajo duro!

Un equipo internacional de científicos de Estados Unidos, Japón, Canadá, Francia e India se complacen en decir que los cristales de proteína de la leche encontrada en las cucarachas son, de hecho, un suplemento proteico "fantástico". La idea para hacer la investigación inició hace una década cuando Nathan Coussens, un joven investigador de la Universidad de Iowa, notó cristales brillantes saliendo del intestino de una cucaracha. Simplemente tenía que saber más, ¿quién podría culparlo? Nosotros lo habríamos hecho solamente al enterarnos de que las cucarachas tienen intestinos, ya no se diga cristales saliendo de dicho órgano.

Ahora, diez años después, los investigadores han logrado completar la secuencia de genes de los cristales proteicos de la leche producida por la diploptera punctata. Ese es el único tipo conocido de cucaracha que da a luz a jóvenes cucarachas. La leche que producen es a un lácteo regular, lo que una bebida energética es una taza de té tibio. Un solo cristal de leche de cucaracha tiene tres veces la energía de la misma cantidad de leche de búfala. ¿Y te preguntas por qué algún día conquistarán el mundo?

Sanchari Banerjee, una de los autores de la investigación, que será publicada este mes en el diario de la Unión Internacional de Cristalografía, explica: "Los cristales son una comida completa: tienen proteínas, grasas y azúcares. Si se observan las secuencias de proteínas, tienen todos los aminoácidos esenciales". Además, los cristales son muy estables y tienen grandes posibilidades de ser usados como suplemento proteico; los científicos planean producir los cristales en grandes cantidades con la ayuda de un sistema de producción creciente.

**LEER MÁS: *México inspira la cocina del futuro: bolas de queso con grillos***

El hecho de que estas proteínas se encuentren en forma de cristales, facilitan su extracción, dicen los investigadores. Mientras se expulsa la proteína, otra más se forma: "Es comida de liberación prolongada", explicó el profesor S. Ramaswamy. Agregó, "Si necesitas comida alta en calorías, la proteína se libera de forma gradual, y de forma completa, eso es todo".

Descansen tranquilos, amigos. Ahora podemos contestar la insistente pregunta: ¿Cuando la rebelión bovina se alce contra nosotros —y ni siquiera intentes negar la posibilidad del vacapocalipsis— qué demonios podremos verter en nuestro miserable cereal?

Olvídate de las almendras y la soya, el futuro yace dentro de los encantadores exoesqueletos de las humildes cucarachas.

LEER MÁS: Cómo comer bichos mexicanos y enamorarse de ellos