Publicidad
china

Las millennials están utilizando nudes como garantía de sus préstamos en China

Los prestamistas que ofrecen servicios como Afterpay han empezado a exigir a sus clientas que aporten fotos suyas desnudas como garantía.

por Gavin Butler; traducido por Mario Abad
10 Diciembre 2018, 4:45am

Imagen víaYouTube/TomoNews US 

Los sistemas de micropréstamos han revolucionado nuestra forma de comprar. ¿Te mueres por tener el último iPhone del mercado, ligeramente actualizado? Firma un plan mensual que podrás ir pagando en cómodos plazos. ¿Siempre ha querido tener un jacuzzi pero eres demasiado pobre para permitírtelo? Contacta con Afterpay y podrás tenerlo por solo 10 euros al mes durante 60 años.

Es el futuro, y los jóvenes chinos se están lanzando de cabeza a él. Según el último estudio de la empresa de tecnología financiera Ant Financial, 45 de los 170 millones de chinos nacidos después de 1990 tienen una cuenta de micropréstamos Ant Check Later. Y no las usan solo para comprar cosas caras como televisores y Teslas: hay empresas que también se dedican a ofrecer préstamos mensuales para pequeños gastos diarios, como la compra de una hamburguesa, según South China Morning Post.


MIRA:


En un país en el que el coste de la vida es elevado y las posibilidades de obtener una tarjeta de crédito relativamente bajas, esta nueva fórmula de comercio electrónico abre un universo de posibilidades para muchos jóvenes chinos. Sin embargo, estamos en 2018, por lo que este sistema tiene una cara oscura. Sí, vale, ahora puedes comprarte una caja enorme de Oreo y pagarla en mensualidades de 41 céntimos durante tres años, pero antes tendrás que enviar fotos tuyas en pelotas.

Y es que varias entidades de crédito han visto un filón en la desesperación de las jóvenes por gastar y han empezado a exigirles que envíen fotos suyas en las que aparezcan desnudas como garantía. Así, si no devuelve el dinero a tiempo, estas empresas pueden amenazar a la víctima con enviar sus fotos a sus familiares y amigos. Muchas también aplican intereses al préstamos original, provocando que las clientas se endeuden todavía más y obligándoles a enviar más fotos y vídeos comprometidos. Este tipo de transacciones se conocen en China como luodai.

En 2016, los prestamistas privados filtraron un total de diez gigabits de fotos de desnudos de 161 mujeres jóvenes, de entre 19 y 23 años —todas ellas aparecían sosteniendo su carné de identidad— que habían solicitado préstamos de entre 900 y 1700 euros, según China Youth Daily. Según informa este medio, a otras jóvenes se les ofreció la posibilidad de saldar su deuda mediante servicios sexuales.

El problema es tan grave que el año pasado los reguladores financieros de China se comprometieron a eliminar los prestamistas no autorizados, según informa Reuters. Un grupo especial formado por miembros de varios ministerios dijo que, “debido al rápido desarrollo de los préstamos en efectivo, se han agravado problemas como el sobreendeudamiento, la cesión reiterada de préstamos, el cobro inapropiado, la aplicación de tipos de interés anormalmente elevados y las violaciones de la privacidad”.

Desde entonces se han introducido nuevas normas que prohíben a entidades no autorizadas a iniciar negocios de préstamos. Pese a ello, los informes de los medios de comunicación chinos sugieren que el problema persiste en las redes sociales.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.