Identidad

Probamos el lubricante anal de cannabis para que tú no tengas que hacerlo

Me sentí colocada, relajada y cálida.
14.7.16
Photo by Nemanja Glumac via Stocksy

"Estamos cambiando el mundo del sexo anal, un agujero del culo tras otro", me cuenta por teléfono Mathew Gerson, creador de la famosa línea de placer con infusión de cannabis Foria. Está en la semana del Orgullo en San Francisco, al frente de su popular camión de Foria en medio de las festividades. "La furgoneta ha estado a reventar todos los días", me dice, "y estamos tremendamente emocionado de contar finalmente con un producto dirigido a los hombres y a la comunidad LGBT".

Está hablando de la última novedad de Foria, Explore: un supositorio anal que contiene 60 miligramos de THC y 10 miligramos de cannabidiol (CBD). Está diseñado para inducir la relajación y aumentar el placer sin los efectos psicoactivos que normalmente provoca el cannabis. Este modelo de negocio ha tenido mucho éxito en los productos para mujeres, pero él quería abrir la puerta (trasera) a los hombres también.

"Llevo mucho tiempo trabajando en la industria de los productos sexuales y quería ampliar la línea de placer con algo que pudiera incluir a los hombres", afirma Gerson. "El cuerpo masculino no absorbe igual de bien a través de los genitales, porque son externos en lugar de internos, de modo que en términos de incremento sexual, las cremas tópicas en los hombres simplemente no funcionan".

Foria llegó al mercado en 2014 con Pleasure, un espray lubricante de THC ideado para mejorar el sexo de las mujeres. Esta empresa californiana apareció en los medios internacionales y captó la atención de la Dra. Jennifer Berman, una uróloga residente en Los Ángeles que posteriormente les ayudó a desarrollar un supositorio vaginal, Foria Relief, que ayuda a aliviar el dolor pélvico y menstrual. (La diferencia entre los supositorios vaginales y los anales es la cantidad de cannabinoides específicos, así como el medio que los contiene. Los supositorios vaginales de Foria están hechos con aceite de coco, mientras que Explore emplea jojoba porque es compatible con el látex).

Te puede interesar: Qué pasa si te bebes un frasco entero de lubricante de marihuana

"Vi Explore como una oportunidad para presentar un producto a una comunidad de hombres cuyas necesidades no han sido tenidas en cuenta en lo referente al uso de cannabis para la intimidad y el placer", explica Gerson. "Explore puede también provocar un incremento del flujo sanguíneo y la estimulación en torno a la próstata, lo que facilita el orgasmo masculino".

Aunque el principal objetivo de Foria siempre ha sido el placer, su discurso giró hacia la salud y el bienestar con su producto Relief, probablemente porque la línea al completo contiene grandes cantidades de THC y CBD, lo que puede parecer sorprendente.

Quiero que todos los hombres piensen en esto como en un complemento vitamínico

Cuando los supositorios de maría se insertan por vía anal, tu cuerpo absorbe el 70 % de forma local y el resto pasa al torrente sanguíneo. Tan solo el 10 % de los usuarios afirmaron haber experimentado ligeros efectos psicoactivos. "Si fumaras esa cantidad desearías perderte en el bosque para estar solo", indica Gerson, riendo. "Sin embargo, cuando se inserta analmente el efecto es diferente: mucho más físico que mental".

Explore está fabricado con THC purificado, CBD, lecitina orgánica de girasol y extracto de jojoba. El THC incrementa el flujo sanguíneo y la sensibilidad, mientras que el CBD reduce la inflamación y relaja los músculos, pero los demás ingredientes también son importantes. "Quería sacar algo al mercado que fuera compatible con el látex", afirma Gerson. El aceite de jojoba es fundamental para eso.

Dado que Foria emplea un ingrediente que no es legal en todas partes, Gerson y su compañía confían en la ayuda de médicos, investigadores, científicos y químicos abiertos de mente que creen que el cannabis puede ser una fuente de placer y de alivio del dolor para promover su producto. El mismo Gerson tiene una fe ciega en las capacidades sanadoras de Explore. Los usuarios no solo indican notar menos molestias durante el sexo anal y poder practicar una penetración más profunda, explica Gerson, sino que Explore también puede utilizarse para tratar todo tipo de dolores en torno al ano. Gerson mismo lo utiliza tres veces por semana para controlar su dolor ciático. "La Madre Naturaleza dotó al cannabis de importantes propiedades antiinflamatorias y deberíamos usarlo lo mejor que podamos", afirma. "Estoy introduciendo los cannabinoides por el culo como si fueran el caballo de Troya, pero se trata de un protocolo de bienestar. Quiero que todos los hombres piensen en esto como en un complemento vitamínico. Poder separar los componentes psicoactivos mentales de los físicos abrirá innumerables puertas para que la gente obtenga todos los beneficios de esta planta".

Aun así, este producto no es solo para hombres, sino para cualquiera que quiera practicar juegos anales. "La gente cada vez se está abriendo más a esto", explica Gerson. "Hemos recibido muchos comentarios de mujeres heterosexuales que decían que nunca habían disfrutado antes del sexo anal porque les resultaba incómodo, estaban en tensión y no conseguían relajarse. Cuando utilizaron Explore, la relajación de la pelvis les permitió abrirse y disfrutar de la experiencia por primera vez".

Te puede interesar: Me emborraché y me puse ciega bebiendo cerveza de marihuana

Cuando llegaron mis muestras de Explore, mi marido estaba emocionado: iba a conseguir follarme por el culo en nombre del periodismo. Ya utilizo Foria Relief para mi dolor menstrual y cuando inserté el supositorio Explore pensé que tendría que seguir el mismo procedimiento, pero a la inversa: con Relief debes tumbarte con las piernas en el aire como si acabaras de ser inseminada artificialmente y trataras de hacer que el esperma nadara en la dirección correcta.

Pero me equivocaba. A menos que hayas estado recibiendo penetraciones anales dobles de forma habitual desde mediados de los noventa, el agujero del culo es bastante apretado. Después de unos 20 minutos, noté cierto cálido alivio en la zona pélvica, pero no una cantidad asombrosa. Fue muy sutil. Incluso tumbada en la cama, notaba la parte inferior de mi cuerpo colocada, relajada y cálida.

Pero durante el sexo estaba tan centrada en follar para obtener un testimonio que todo el acto se convirtió en un chiste. ¿Sabes qué es lo mejor para impedir que un pene penetre tu agujero del culo? Reírte conforme entra. Fue culpa mía, no de Foria. Como alguien que ha disfrutado del sexo anal muchas veces (normalmente con ayuda del alcohol), estoy decidida a probarlo de nuevo. En palabras de Gerson, somos una "cultura de culo prieto" y yo quiero brindar mi apoyo total a su misión de ayudar a que la gente se sienta más cómoda metiéndose cosas por ahí.