FYI.

This story is over 5 years old.

Actualidad

Aparatos ortopédicos del siglo 18 convertidos en prendas de alta costura

Hablamos con Marina Hoermanseder sobre su gusto por la investigación médica, vestidos ortopédicos, muletas en la pasarela y el interés de Lady Gaga por su trabajo.
1.8.14

Imágenes cortesía de Marina Hoermanseder

Si hay una diseñadora estrella que se robe el show en la semana de la moda Mercedes-Benz en Berlín, esa es Marina Hoermanseder. Puede que la diseñadora franco-austriaca no lo admita, pero tiene una especie de fetiche médico. Tanto así que su mayor inspiración son los aparatos ortopédicos del siglo 18. Las correas utilizadas en los hospitales y manicomios, los aparatos para corregir problemas lumbares y los cuellos ortopédicos ahora son prendas de pasarela.

Aunque no haya modelos en muletas en las pasarelas (en algunas sesiones fotográficas sí lo hace), los resultados son de locura. Ella combina boleros de seda roja inspirados por la viruela y accesorios para la cabeza que parecen moldes de yeso. Con todo eso tiene un objetivo en mente: darle a las mujeres una columna vertebral en que apoyar su autoconfianza respecto a la moda.

Siendo una ex pupila de Alex McQueen, Hoermanseder está recién salida de la escuela. Y ya ha atrapado la atención de Lady Gaga, ha vestido a Eve para una gala y ha colocado su elegancia sobre Peaches. Al combinar elementos fetichistas, convierte algo típicamente horroroso en algo hermoso.

Mientras se preparaba para un desfile en Nueva Delhi para celebrar el aniversario número 25 de la caída del muro de Berlín, hablamos con ella sobre su gusto por la investigación médica y el arte del lucro.

VICE: ¿Por qué te interesaste en los aparatos ortopédicos del siglo 18?

Marina Hoermanseder: Solía trabajar con corsés. Quería aprender a hacer corsés del renacimiento y encontré uno ortopédico del siglo 18. No lo pude dejar pasar, pensé que era interesante desde el punto de vista médico, pero en las fotografías antiguas lucían hermosos. Los posee un toque demente, aunque alguien tenga una espalda deforme las fotografías siguen siendo hermosas. Mi idea es transformar algo que no es positivo en algo hermoso y a la moda. Me da muchas ideas para mi trabajo con cueros. Prendas reversibles, locura, cierres de cuero. Para ser sincera, realmente disfruto la investigación médica.

¿Tienes una especie de fetiche médico?

Para nada. Cuando era niña siempre estaba corriendo, era una niña traviesa. Hice mucho deporte y terminé en el hospital luego de romperme un brazo y una pierna. Le tenía pánico a los médicos. Incluso hoy en día mis padres no entienden cómo me inspira algo a lo que le temía. Quizá es algo subconsciente.

He visto que utilizan muletas en sesiones fotográficas de tu trabajo ¿por qué no en la pasarela?

Creo que no lo haría. No quiero ir tan lejos. Quiero que la gente vea la colección sin tener que acudir a las muletas o a las sillas de ruedas y que aún tenga la idea de “ah, esto es algo muy médico”.

Estuve en tu pasarela en Berlín. ¿Cómo ha evolucionado tu visión?

Hice estudios en economía antes de estudiar moda, por petición de mis padres. Fue algo bueno, me siento feliz de eso. Ahora conozco toda la movida de los negocios y no dependo de nadie. Conozco el lado de los negocios. No solo trabajo el cuero y los vestidos fetichistas, porque quiero mostrar que puedo hacer moda para que alguien la use. Quiero ver mi trabajo en las calles. No siempre lo haré por el simple amor al arte, sino por llamar la atención al mostrar prendas comerciales con detalles –hebillas de cuero, collares, cinturones–, y que reconozcan que son de mi autoría. Me divierto mucho con los accesorios.

¿Cómo se interesó Lady Gaga por tu trabajo?

Recibí un email de su estudio mientras me dirigía a Italia. Tuve que hacer una pausa para contestarlo. No tenía idea de si era verdad, solo era un email. Gaga siempre dice que apoya a los jóvenes artistas y estudiantes. También la rapera Eve vio mi colección y después de la presentación su estilista dijo, “¡Ella lo quiere! ¡Lo necesita!”. Y le respondí, sí, pero necesito ajustarlo a ella yo misma. Era mi bebé y quería que luciera correctamente. Fui también a una gala en Londres. Peaches también llevaba mis prendas en su gira. Me encantaría que Michelle Obama o Kate Middleton usaran mis prendas porque influencia bastante las ventas.

En tu colección primavera/verano para 2015, ¿por qué decidiste poner un pedazo de yeso para la boca en uno de tus vestidos?

Es algo ambiguo: ¿a quién se lo estoy poniendo? Luce mejor en una piel negra, pero también luce extraño una boca blanca en una modelo negra. Leí algunas críticas que decían, “a la novia no se le permite hablar”. Su boca está encerrada en esa cosa, pero no pensé en ello. Se me ocurrió por un corsé ortopédico para el cuello, que usas si tu cuello no está recto. Reconstruí lo que había visto en un antiguo libro médico y sabía que iba a llamar la atención. Amo trabajar con el cuero y moldear labios.

Dices que tu idea es darle a las mujeres una columna para su autoconfianza respecto a la moda…

Eso surge del territorio de los corsés utilizados para la escoliosis. Le da un apoyo a la columna vertebral, no solo es algo médico sino algo que te hace adquirir una postura diferente. Realmente te sientes más alta. En la última colección, también trabajé las piernas al crear una falda inspirada en bandas ortopédicas con tres hebillas, que permite a las correas envolverse alrededor de los brazos y las faldas.

Sigue a Nadja en Twitter