FYI.

This story is over 5 years old.

Un príncipe italiano exiliado vende pasta en un "food truck"

Will Smith puede que sea el 'Príncipe de Bel Air', pero California tiene un nuevo príncipe, es real y sirve pasta en la calle.
12.7.16

Will Smith puede que sea el Príncipe de Bel Air, pero California tiene un nuevo príncipe y está vendiendo pasta en un food truck.

The Prince of Venice meets the Consulate General of Italy! #italy #italian #pasta #povfoodtruck #la #foodie

A photo posted by Prince of Venice Food Truck (@princeofvenicefoodtruck) on Jul 6, 2016 at 7:46pm PDT

El caso es que este nuevo príncipe es realmente de la realeza, al menos si se considera que el nieto del último rey italiano es un príncipe. Italia se convirtió en república en 1946 y la monarquía, en manos de la Casa de Savoya, terminó. Emanuele Filiberto es el único heredero del exiliado Rey Umberto II, el cual renunció un mes antes de que terminaran los buenos tiempos antiguos monárquicos. Filiberto creció en el exilio en Ginebra y pisó por primera vez Italia en 2002.

Publicidad

Si lo piensas, ser el heredero a un trono inexistente no tienen nada de especial, pues no hay tal cosa en la realidad. Entonces: ¿Qué hace el nieto de un rey depuesto para mantenerse ocupado, por lo menos mientras se reinstaura la monarquía? (Algo que muy difícilmente sucederá).

Se va a California y compra un food truck.

Emanuele Filiberto de Savoya tiene 44 años y le ha dado la espalda a ser jugador de polo, comprar baratijas doradas o todo aquellos que hacen los integrantes de sangre azul de la realeza. En su lugar, ha competido en el equivalente italiano de Dancing with the Stars; ha protagonizado comerciales de cigarros electrónicos que prometen que ligarás y aceitunas que "te hacen sentir como un rey". No, no estamos bromeado.

La inspiración de Filiberto por hacerse de un food truck nació durante un viaje a California. "Son súper lindos y coloridos", dijo. "Pero en todos venden comida mexicana o asiática y nadie ha pensado en ofrecer pasta italiana".

Fue un momento "eureka", entonces Filiberto decidió que Estados Unidos necesitaba un camión que vendiera comida italiana. Se apresuró a comprarlo, lo pintó de colores de la Casa de los Savoy –azul real, naturalmente– y lo etiquetó él mismo como "The Prince of Venice" (El Príncipe de Venecia). Que es el título real con el cual hace su reclamo al trono, aunque no sea reconocido por el gobierno italiano.

¿Fetuccini con mariscos? Filiberto lo tiene por $15 dólares, y su linguini de trufa cuesta $16 dólares. Filiberto cree que es una gran negociación: "Platillos como estos costarían más de $30 dólares en un restaurante".

Can you say Maccheroni Tartufo!? Sneak peek of our parma prosciutto with house made truffle butter! #pasta #povfoodtruck #la #foodie A video posted by Prince of Venice Food Truck (@princeofvenicefoodtruck) on Jul 7, 2016 at 12:22pm PDT

¿Y dónde en Norteamérica te puede servir una apetitosa pasta un verdadero príncipe italiano?

LEER MÁS: Massimo Bottura continúa revolucionando la cocina italiana