Cómo revivir una leyenda: El legado del sello peruano INFOPESA

Cuando era chico, Juan Ricardo Maraví jugaba con los vinilos de su padre como si fueran frisbees. Años después, descubrió su valor y revivió la difunta disquera de su padre.
23.6.16

Foto por Oliver Lecca

En casa de los Maraví, en aquella Lima de finales de los ochenta, los discos de vinilo eran frisbis para el niño Juan Ricardo. Su padre, don Alberto, uno de los más importantes disqueros del Perú, acababa de tomar la difícil decisión de cerrar su sello discográfico Infopesa a causa de una de las crisis más grandes que haya vivido su país, azotado por el terrorismo y la inestabilidad económica. A la creciente dificultad para pagar a sus empleados se sumó la explosión de un coche bomba cerca de la fábrica —la cual estropeó algunos de los equipos—, y así se le dio fin a un historia de dieciocho años de éxitos musicales.

Publicidad

Juaneco y su Combo, Los Mirlos, Los Pasteles Verdes, Los Walkers y el Combo Palacio, eran algunas de las insignias que exhibía con orgullo aquella empresa que Alberto Maraví fundó en 1971 bajo el nombre de Industria Fonográfica Peruana, S.A. Verdaderas instituciones de la cumbia, la salsa y la balada, que hacían bailar y cantar al Perú y a toda Latinoamérica en medio de aquellas décadas movidas, y que se mantienen vigentes en la memoria y el corazón de generaciones.

No era que al hijo de don Alberto no le importara el legado familiar, sino que su padre nunca le dijo "Vea mijo, estos son los discos para que los conozca," según recuerda hoy Juan Ricardo, ahora de 29 años. Esa tarea de descubrimiento la comenzó por interés propio y curiosidad, ya mayor y convencido de que la música era algo básico en su vida. Abrió entonces la caja de Pandora que eran de los archivos de Infopesa: buscó canciones en YouTube, y su interés empezó a crecer cada día más. "¡Qué chévere ésto! Me da pena que esté acá estancado y quiero darle vida de nuevo," dice Juan Ricardo al rememorar aquel momento en el que decidió que esas joyas no podían estar ahí sentadas guardando polvo.

Y así fue. Este joven publicista se puso en la noble misión de revivir el legado que su padre le dio al mundo. Desde 2011 Juan Ricardo ha relanzado 14 títulos de lo más excelso del catálogo de Infopesa en formato digital y CD, dos de los cuales también ha editado en vinilo. El arte de las portadas ha sido finísimo y la estrategia de posicionamiento envidiable. Todas las plataformas digitales de música han destacado los lanzamientos y estos tesoros forman parte de la programación musical de los trenes de París.

Publicidad

Escuchar al joven Maraví hablar con tanto entusiasmo sobre sus discos es contagioso. Seguro es la misma pasión que heredó de su padre, quien desde muy joven viajó a estudiar a Argentina, donde comenzó una carrera de DJ de radio que lo llevó también a Uruguay y Brasil, país en el que llegó a ser corresponsal de Billboard para Latinoamérica. Alberto Maraví, ahora de 84 años, fue entonces todo un líder de opinión en la música. En su programación tenía cabida desde el bossa nova, hasta la salsa y los crooners tipo Nat King Cole. Incursionó en la producción de discos en Brasil y en su regreso a Perú fue gerente de relaciones públicas del sello Virrey y gerente de catálogo en una de sus subsidiarias, Do Re Mi. Tiempo después fue parte de los fundadores del sello Dinsa, y finalmente decidió irse solo para crear Infopesa en 1971.

Igual que en el resto del continente, lo tropical en el Perú "un género relegado por las altas esferas socioeconómicas," según explica Juan Ricardo. "Infopesa lo sacó del underground," añade, y explica cómo su padre hizo que todos esos grupos sonaran en la radio. Aun así, en su vasto catálogo —se prensaron más de mil elepés— hay géneros tan variados como boleros, pop, rock, folk, salsa y, por supuesto, la cumbia peruana.

Cuando la cumbia colombiana se esparció por toda Hispanoamérica a mediados del siglo XX, Perú fue uno de los países que más rápido la adoptó y, años después, su estilo —conocido como chicha— fue uno de los más populares en todos los países. Para Juan Ricardo su éxito radicó en su innovación: el uso la guitarra eléctrica, un instrumento traído por los jóvenes que tocaban música surf, popular en la costa limeña. Los papeles se invirtieron y la cumbia peruana comenzó a entrar a Colombia.

Publicidad

"La gente cree que 'La Colegiala' es colombiana" cuenta Juan, y explica: "Era una chicha (con) un sonido bien local. Fue grabada en Infopesa por Los Ilusionistas. Mi padre pensó que podría ser un éxito si se grababa en una versión para el mercado colombiano, y entonces la grabó con el Combo Palacio. Esa versión fue éxito en Colombia y fue número uno en la feria de Cali. Después Rodolfo (Aicardi) la regrabó con los mismos arreglos y volvió a ser éxito; la escucharon en Nescafé y lo lanzaron para una publicidad en Europa." Otras bandas colombianas como Afrosound y el venezolano Pastor López hicieron también covers de cumbia peruana.

Después del cierre del sello en 1989, Infopesa se dedicó exclusivamente a vender licencias de sus fonogramas. Mientras el CD desplazaba al "long play" en las estanterías, los discos de vinilo de artistas comenzaron a ser piezas buscadas por coleccionistas de todo el mundo, lo cual ha elevado el precio de algunos de sus títulos. Un elepé de Juaneco y su Combo se ha llegado a cotizar alrededor de los $3,000 dólares, y un 45" de Los Diferentes Kennedys casi unos $1,000 dólares (superando por mucho a singles de los Dead Kennedys).

El interés por el género y los títulos de Infopesa siguieron creciendo como leche hirviendo, y en la segunda mitad de los dosmiles aparecieron recopilaciones como Roots of Chicha (Barbès, 2007) y Cumbia Beat (Vampisoul, 2010), editados por disqueras europeas y estadounidenses, que lograron que explotara y llegara así a una audiencia mucho más grande.

El fenómeno fue tal que cuando Franz Ferdinand fue a tocar a Perú en 2010, se fueron de compras al jirón Quilca, una calle limeña célebre por sus libros y discos usados. Desde allí tuitearon fotos con varios vinilos de Infopesa. Para rematar, en su concierto tocaron un intro de "Ya se ha muerto mi abuelo", de Juaneco y su Combo. "¡Este pata es fanático de Infopesa!" recuerda haber pensado Juan Ricardo, y entonces escribió a la banda en agradecimiento y para contarle que ya estaba preparando el lanzamiento del primer disco del regreso del sello, una recopilación llamada Cumbias Chichadélicas. El mismo Alex Kapranos le respondió y le dijo que sería paja ayudar en algo (en palabras de Juan). El timing fue perfecto. "¡Fue bravazo! Porque (Kapranos) escribió el prólogo del disco," recuenta. "Cuando terminó las notas me escribió (para contar) que bajó a un café abajo del apartamento de su enamorada y estaba sonando 'La danza de los mirlos' en vinilo" agrega Maraví . "Los hipsters de Londres saben qué está pasando" dice Juan que fueron las palabras con las que el músico inglés se despidió en aquel correo.

Con una hermosa portada basada en Woodstock '69, Cumbias Chichadélicas fue un éxito, y desde entonces Infopesa no ha parado de relanzar joyas con empaques que le hacen justicia y honor a la música que guardan. La dirección de arte de cada lanzamiento es hecha por el mismo Juan Ricardo, y cada paso de la producción y comercialización son minuciosamente revisadas por él. "Hasta cruzo fronteras con mi maniatismo personal," añade.

Diseño de carátula por Erick Saldaña y José Miguel Lara de Youth Experimental Studio.

Para don Alberto la idea de su hijo no fue fácil de asimilar al principio. "Mi papá tiene 84, yo tengo 29, somos de diferentes generaciones. Él estuvo abierto a la idea pero, al comienzo, como es mayor, no fue un camino fácil," dice Juan Ricardo. Así, el joven Maraví le enseñó ejemplos de referentes de otros sellos que relanzaban catálogo y logró convencerlo. Desde entonces su padre revisa la selección de las recopilaciones y supervisa las digitalizaciones, la cuales se hacen desde las cintas master en el 80% de los casos, y desde backups en vinilo cuando éstas no se logran recuperar. Así como su padre, Juan es muy meticuloso con la calidad: "Son como hijos para mí, entonces me gusta darles tratamiento bonito".

Publicidad

Una de las bandas favoritas de Juan Ricardo es Los Pasteles Verdes, un combo de balada pop rock de los setenta que describe como "música super romántica" con "arreglos que suenan a The Doors" y una voz "con el efecto Space Echo". De este emblemático grupo se lanzó Éxitos Eternos en 2015 y un recopilatorio con su discografía completa que acaba de publicarse de manera digital en todas las plataformas de música. Su propósito era tener bajo un mismo título todas las grabaciones de los verdaderos Pasteles Verdes, ya que, según Juan, las imitaciones "bamba" son "una plaga". El arte de este último estuvo a cargo del belga radicado en Lima, Julien Bertouille.

Otros relanzamientos incluyen a Los Pakines, Juaneco y su Combo, Los Mirlos, el Combo Palacio, Iván Cruz, una recopilación de cumbias del norte del Perú y el Cuarteto Continental, el grupo creado por Alberto Maraví, famoso por haber grabado la versión de "Llorando se fue", que inspiró la "Lambada" de Kaoma y que hizo que Kjarkas —sus compositores— ganaran un juicio de regalías, al probarse su autoría gracias a los créditos del disco.

Dos de los álbumes reeditados por Infopesa, con sus portadas originales y las nuevas

A pesar de que Infopesa se ha enfocado hasta ahora en relanzamientos, la misión no para ahí. "Es importante primero organizar bien el pasado para conquistar el futuro," asegura Juan, así que, dentro de sus planes, está grabar nuevos artistas, comenzando en la segunda mitad de este año, en un nuevo estudio construído a partir de algunos equipos sobrevivientes de la época de oro y otros nuevos. "Tengo unos artistas en la mira. Hay una artista que me gusta bastante, creo que tiene bastante potencial… [es] bien pop sin pretensiones" dice Juan Ricardo, refiriéndose a la joven cantante y compositora peruana Gala Brie. También menciona a Alonso Bentín, otro artista nuevo peruano. "Son gente que tiene bastante potencial para hacer algo chévere tipo 'nuevo peruano'," agrega, y resalta la importancia que para él tiene que la música pop tenga identidad y no sea una copia: "Un montón de pop en el Perú quiere imitar el pop gringo".

Publicidad

A raíz de la publicación en Facebook de un álbum de fotos de los antiguos estudios de Infopesa, que se hizo viral gracias a medios como Fact, The Vinyl Factory y Les Inrockuptibles, también surgió la idea de publicar un libro en el futuro con fotos de la época y el arte de los discos, así como una exposición con ese mismo material.

alberto.jpg

Alberto Maraví en sala de control de INFOPESA. Tomada de su perfil oficial de Facebook.

Como fan de muchos géneros musicales, Juan también ve en los tracks instrumentales de Los Pasteles Verdes una oportunidad para ser remezclados o sampleados por otros artistas. Otras maneras de preservar este importante legado que como él mismo dice: "Es una música que no va a morir, es del catálogo peruano y latinoamericano y ¡es hora que despierte!"

DISCOGRAFÍA RELANZADA DE INFOPESA

Escúchala toda en esta lista de Spotify.

Los Pasteles Verdes - Historia: Discografía completa

VVAA - Puro Norte: Clásicos de cumbia norteña

Cuarteto Continental de Alberto Maraví - Cumbias pegaditas Vol. II

Cuarteto Continental de Alberto Maraví - Cumbias pegaditas Vol. I

Cuarteto Continental de Alberto Maraví - El auténtico e imbatible Cuarteto Continental

El Combo Palacio & Los Virtuosos de la Salsa - ¡Nuevamente! Salsas y cumbias

VVAA - Pura Selva: Grandes hits amazónicos

Los Mirlos - Cumbia amazónica (Disponible también en vinilo en julio 2016)

Los Pakines - Los Pakines

Los Pasteles Verdes - Éxitos eternos

Iván Cruz - El disco de oro

Juaneco y su Combo - Leyenda amazónica

VVAA - Boleros y baladas: Peruvians Sing for the Brokenhearted

VVAA - Cumbias Chichadélicas: Peruvian Psychedelic Chicha (Disponible también en vinilo)