Fotos de fantasmas de principios del siglo 20

FYI.

This story is over 5 years old.

Fotos

Fotos de fantasmas de principios del siglo 20

Cuando veas estas fotos tal vez quieras reconsiderar tu carrera como fotógrafo de Instagram.
11.6.15

Este artículo fue publicado originalmente en Motherboard, nuestra plataforma de ciencia y tecnología.

A principios del siglo veinte, un británico llamado William Hope obtuvo fama en los círculos espirituales debido a su habilidad para tomar fotos de espíritus. Después de un tiempo, Hope encontró un grupo de fotógrafos de espíritus llamado el Círculo Crewe. Las presas de esta legión eran familias que habían perdido a sus seres queridos en la primera guerra mundial y que buscaban pruebas fotográficas de que los espíritus de sus familiares aún rondaban por allí. Ya para 1922 Hope ganaba muy bien gracias a sus fotos y su trabajo como médium profesional; incluso Sir Arthur Conan Doyle, autor de Sherlock Holmes, lo apoyaba incondicionalmente.

Publicidad

Una corriente de escépticos demostró que las fotos de Hope eran falsas. Además, un artículo del Scientific American de 1922 explicó los trucos y la doble exposición que Hope y otros usaron para crear sus imágenes. A pesar de esto, Conan Doyle siguió apoyando a Hope. De hecho escribió un libro en el que alegaba la legitimidad de Hope y de la fotografía de espíritus y lo llamó, naturalmente, The Case for Spirit Photography (A favor de la fotografía de espíritus). Incluso después de haber sido desenmascarado como un fraude, Hope continuó tomando fotos de espíritus hasta su muerte en 1933. Conan Doyle lo apoyó hasta su amargo fin.


Relacionados: Cuando te asesinen, esta mujer resolverá el crimen


Algunas fotos de Hope ahora son parte de una colección del National Media Museum en Londres. Las imágenes son extrañas y perturbadoras, pero es bastante obvio que son falsas. Para ser alguien que creó una de las mentes más curiosas del mundo, Conan Doyle realmente era un tonto por creerse los trucos de Hope. Después de encontrar su historia y fotos en la página de The Public Domain Review, me dio mucha curiosidad saber cómo le hizo para manipular sus fotos en aquella lejana segunda década de 1900. Así que localicé a Nathaniel Stein —ganador de la beca de investigación curatorial Horace W. Goldsmith del Museo de Arte de Filadelfia— para que me hablara un poco más de la fotografía de espíritus.

VICE: Hola, Nathaniel ¿Me podrías hablar un poco sobre cómo le hizo Hope para truquear sus fotos?
Nathaniel Stein: La fotografía estaba tan abierta a la manipulación en la era pre-digital como lo está ahora. Los efectos sobrenaturales se lograban sobre todo usando la doble exposición. Los fotógrafos como Hope hacían sus negativos con placas de vidrio fotosensible. Colocaban a su fantasma (o ectoplasma o lo que fuera) frente a la cámara y le quitaban la tapa al lente. Luego usaban esa misma placa para retratar al vivo.

Cuando se revela el negativo, éste sale con ambas imágenes: una imagen fantasmagórica con exposición incompleta y un modelo vivo que se ve como si no supiera que había algo más allí. La doble exposición también podía lograrse durante la impresión de la foto: se imprimían varios negativos en un mismo papel fotográfico.

Publicidad

Qué interesante. ¿Muchos fotógrafos hacían este tipo de trucos en los siglos 19 y 20?
Hay varias celebridades de la fotografía de espíritus; quizá William Mumler es el más famoso en Estados Unidos. Él tuvo su apogeo en 1860. Así como Hope, Mumler también fue desacreditado en su época (incluso lo llevaron a la corte), pero igualmente había muchas personas que continuaron creyendo en su trabajo.


Relacionados: Vivir de la Muerte: el embalsamador de la Doctores


¿Por qué piensas que la gente siguió creyendo aun cuando se demostró que era una farsa?
En esa época el espiritualismo era muy importante en Europa y EU, así que el aspecto fotográfico se construyó sobre un fenómeno cultural en apogeo. Estoy seguro que los fotógrafos de espíritus, tal como los médiums, tenían cierto magnetismo. Muchos partidarios tenían una profunda necesidad de creer que era posible tener contacto con los muertos.

Claro. Como muchos fans de Hope perdieron a sus seres queridos en la guerra, más bien buscaban formas de lidiar con esa pérdida.
Sí. Tampoco hay que olvidar a la microfotografía, el registro fotográfico de la luz más allá del espectro visible o la fotografía de rayos X. Todas estas son instancias en las que los científicos ven a la cámara como una máquina que ve lo que los humanos no podemos. ¿Acaso la fotografía de presencias espirituales invisibles al ojo humano no podría serlo también?

Claro. Tiene sentido. ¡Muchas gracias!

Publicidad

Sigue a River en Twitter.