Publicidad
Pasta

Google dice que nos gusta el Food Porn porque queremos pasta

Para Google la pasta es el nuevo porno. La buscamos como locos en internet, pero no la comemos.

por Alex Swerdloff
13 Mayo 2016, 1:00pm

Foto via Flickr-brugeren L.Richarz

Son las 11:45 un miércoles por la noche. No puedes dormir, tu mente viaja hacia los inolvidables fideos de zucchini que recogiste con el tenedor y comiste hace pocas horas. Silenciosamente abres tu laptop y la cubres con tu sábana para esconder el brillo y no molestar a tu compañero durmiente. Empiezas desganadamente a excavar los recovecos de internet hasta que encuentras lo que tu mente realmente desea: interminables filas de las curvas más sensuales que hayas visto, envueltas en un elegante velo escarlata. Tus rodillas tiemblan y empiezas a estremecerte violentamente. La última imagen que ves antes de quedarte profundamente dormido es el rostro sonriente del Chef Boyardee.

Según un informe sobre tendencias de comida publicado por Google, la gente ha estado haciendo profundas inmersiones en el rigatoni, el spaghetti y otras tentaciones del mundo de la pasta. Durante muchos años ya, más y más gente busca el rigatoni, pero tan solo el año pasado, las búsquedas han aumentado más de un 25 por ciento. Las búsquedas de platillos hechos con rigatoni —rigatoni carbonara y boloñesa, por ejemplo— van al alza, con otras pastas siguiéndole el paso. Nos referimos a ustedes: tortellini, linguini, penne, fusilli y gemelli; literalmente en ese orden. Todas estas búsquedas han llevado a Google a expresar lo obvio: "La pasta está de regreso", dicen.

LEER MÁS: Instagramear comida es bueno para tu salud

Sí, la pasta es deliciosa, todos lo sabemos. No hay sorpresa en ello. Pero, como el Washington Post señala, hay algo extraño acerca de todas estas búsquedas en línea: actualmente los estadounidenses están comiendo menos pasta que nunca. Como el Post indica, "el consumo de pasta fue menor el año antepasado que el anterior (por cerca de un 1 por ciento), y resultó más bajo el pasado del antepasado (casi un 1.5 por ciento menor), según la información de la compañía de investigación de mercado Nielsen". En general, las ventas de pasta seca bajaron un 6 por ciento desde 2009.

¿Qué demonios?

Por supuesto, nadie puede decir con seguridad por qué los estadounidenses están googleando pastas en cantidades sin precedentes, pero evidentemente no la están comiendo; sin embargo, la popularidad de las dietas sin carbohidratos, bajas en carbohidratos, paleolítica, de Atkins y parecidas son sospechosas. La pasta, después de todo, es un carbohidrato blanco y procesado —que es prácticamente una blasfemia en la lingua franca de las dietas de hoy en día—.

Así que nuestra conclusión es esta: La pasta es el nuevo porno. Estamos buscando, pero no saciando.

LEER MÁS: Al parecer, la pizza es el alimento más fotografiado en Instagram