FYI.

This story is over 5 years old.

Esta compañía quiere que comas cerveza

La cerveceras generan mucha merma durante el proceso de producción, pero la compañía ReGrained le ha encontrado buen uso a esos desperdicios.
Photo courtesy of ReGrained.

Además de corregir la pronunciación de alguien cuando dice alguna palabra extranjera, no existe forma más efectiva de sentirte superior a los demás que comer una barra de granola; funciona en tantas situaciones. "No, no necesito esas papitas", dirás. "Estoy comiendo una barra de granola". O "Estaba tan cansado por el trabajo, que acabo de comer una barra de granola". Pero una nueva compañía con sede en San Francisco llamada ReGrained está llevando esta idea a nuevos niveles, al crear barras de granola sustentables con cerveza.

Publicidad

Según ReGrained, solo el 10 por ciento de los ingredientes usados en el proceso de fabricación se convierten en cerveza. El resto —incluyendo la malta sobrante y otros granos— se acumula como cientos de kilos (o cientos de toneladas en algunas de las grandes cerveceras) de desecho. La mayor cantidad de desecho se usa para alimentar animales de granja, pero algunas cervecerías artesanales han encontrado otros usos sustentables para los granos usados, como convertirlos en comida para perro, fertilizante de ciertas especies de hongo o para hornear pan.

LEER MÁS: La Brü hace cerveza de maíz azul para salvar las milpas michoacanas

ReGrained se ha asociado con tres cervecerías artesanales de San Francisco (Magnolia Brewing, 21st Amendment Brewery y Triple Voodoo Brewery) para recolectar parte de los granos usados y utilizarlos como ingrediente básico de su línea de barras de granola con cerveza. El eslogan de la compañía es "Eat Beer" (Come Cerveza) y eso es justamente lo que la barra de IPA con almendras y miel o la barra de Stout con chocolate y café le permite hacer a los clientes.

LEER MÁS: Cómo cultivar setas con cerveza y residuos de café

¿Cómo logró hacer esto el cofundador de ReGrained? Destilando cerveza en su dormitorio de la UCLA, obviamente. Dan Kurzrock le dijo a Forbes que cada vez que terminaba su ración de cerveza casera, tenía que deshacerse de 7 o 10 kilos de granos usados. "Estaba completamente sorprendido de ver cuánta materia prima se usaba para hacer cinco galones de cerveza", dijo Kurzrock. "En algún momento pensé: 'Tiene que haber una mejor forma de hacer esto'. Literalmente sentí que estaba tirando cubetas de avena".

Kurzrock y su compañero Jordan Schwarz comenzaron a hornear pan a partir de esos productos de desecho y, luego de aprender cuánto trabajo costaba la preparación, pronto se convirtieron en la línea de barras de granola para ReGrained. La compañía sigue creciendo y desarrollando más ideas ecológicas, incluyendo empaques biodegradables y expandir el mercado a las masas preparadas para hacer galletas.

¿Una barra de granola que sabe a cerveza, es ética y se genera de manera sustentable? Sí, uno puede sentirse bastante superior con eso.