Este ridículo y popular 'latte' azul no tiene café

"Café" azul claro hecho con jengibre, limón, agave, algas azules en polvo y leche de coco. Es una bebida vegana, sin café, sin azúcar y libre de todas las propiedades psicoactivas. ¿Es café?
15.7.16

Australia siempre ha estado a la vanguardia del café. Desde el odio colectivo hacia Starbucks hasta los flat whites posmodernos y deconstruidos hasta el café frío en caja, el país sureño parece que se pregunta constantemente, "¿Qué es el café?".

Pues el último invento sobre esta línea de cuestionamientos viene a través de Matcha Mylkbar de Melbourne, y está borrando la línea entre un smoothie caliente y el latte. Lo que proponen es una bebida de café azul claro hecha con jengibre, limón, agave, algas azules en polvo y leche de coco. Eso lo convertiría en vegano, sin café, sin azúcar y, por tanto, libre de todas las propiedades psicoactivas. Suena divertido.

Considerado como el "Pitufo" por sus creadores, la bebida tipo latte cuesta $8 dólares australianos ($6.10 dólares estadounidenses) y es parte del intento de Matcha Mylkbar por ofrecer productos que correspondan a cada color del arcoiris; también recibe muchos "likes" en Instagram. Ciertamente, el alto precio no corresponde a tu taza matutina normal, pero hay una buena razón para ello, según el copropietario de Mylkbar, Mark Filippelli.

LEER MÁS: Este café está contratando a gente sin hogar como baristas

"El alga es un antioxidante tan poderoso que un gramo diario tiene enormes beneficios para la salud", comentó Filippelli a News Corp Australia. "El precio promedio de un gramo es más de $3 dólares, es por eso que cobramos $8". Y aunque el café pitufo sea en verdad una bebida saludable, conlleva una pregunta mucho más grande: ¿Cómo es que algo que no tiene café, puede calificarse como café?

La respuesta, aparentemente, es abandonar nuestras nociones preconcebidas que nos mantienen encadenados a los conceptos viejos e irrelevantes sobre el café. Filippelli comentó a News Corp que había vendido "por lo menos" 100 Pitufo en cuatro días, sugiriendo que el latte, y como se supone que éste debería saber, está en el paladar del consumidor.

"Sabe como un tónico caliente de limón, jengibre y miel. No usamos miel de abeja, ya que no es vegana, así que utilizamos de agave", dijo Filippelli, añadiendo que el Pitufo tiene un "un sabor ácido al final".

Si bien esto no sabe igual a los lattes que hemos probado, y nos alegramos por los australianos siempre en busca de cruzar los límites del café, esta bebida ya llamó la atención de los hipsters en otras tierras.

Es momento de reflexionar estas cuestiones con un café negro de verdad.

LEER MÁS: La filosofía de David Lynch sobre el café