FYI.

This story is over 5 years old.

18+

La compañía que ayuda a que las personas con discapacidad se masturben

La semana pasada, Anders Westgerd, de la Cooperativa de Gotemburgo para la Vida Independiente, me mandó un dildo con un extraño mango amarillo. Lo llamé para preguntarle cómo un dildo podía ser una forma de activismo.
15.4.15

Foto cortesía de la Cooperativa de Gotemburgo para la Vida Independiente (GIL)

Han pasado casi dos años desde la última vez que escuchamos de la Cooperativa de Gotemburgo para la Vida Independiente (GIL). En ese entonces, un grupo de derechos de los discapacitados quería sacar a la luz las condiciones de mierda de los bares para los discapacitados y ofreció la alternativa de tener su propia cerveza, que parece haber funcionado muy bien: "Nuestra cerveza ha ganado muchos premios desde la última vez que hablamos", me dijo por teléfono Anders Westgerd, portavoz de GIL. Pero esta vez no estamos hablando por su cerveza, sino porque la semana pasada me mandó por correo un dildo con un extraño mango amarillo.

El dildo —así como la vagina de juguete y el "puño de Adonis" que complementan el conjunto— son amigables con los discapacitados y vienen con un manual especial que puedes ver aquí abajo.

Como dice el manual, las herramientas sexuales, como las llama GIL, hacen del sexo un asunto bastante incómodo tanto para el discapacitado como para el asistente. El proceso incluye ropa sanitaria y movimientos masturbatorios mecánicos. Probablemente sea una de las situaciones más anti-climáticas que puedas imaginar.

Como sea, estos juguetes no llegarán pronto a las sexshops. La invención del fabricante de juguetes sexuales Secreta AB es más bien la manera de GIL de decir que la gente que necesita asistencia tiene las mismas necesidades que los demás. Tuve que hablar con Westgerd para entender cómo un dildo, una vagina y un puño de plástico pueden ser formas de activismo.

Publicidad

VICE: Hola, Anders. ¡Gracias por el dildo!
Anders Westgerd: No, de nada. Qué bueno que te gustó.

Tus juguetes sexuales, digo, tus herramientas, fueron desarrolladas para la feria Vida y función, ¿verdad?
Exactamente. Es la feria más grande de Escandinavia que lidie con la tecnología de cuidado y asistencia. Existe un amplio enfoque en la tecnología de asistencia, pero no tanta en cómo se vive cuando eres discapacitado. Eso es algo que queremos cambiar.

Esta campaña en realidad no es sobre sexo; es sólo una manera de llegarle a la gente. El sexo y la discapacidad es un tabú. Finalmente se trata de dejar de lado la idea de que otras personas decidan cómo debes vivir tu vida. Somos únicos e irrepetibles y también queremos la oportunidad de vivir como los demás.

¿Cuáles son los prejuicios más comunes sobre las vidas sexuales de las personas con discapacidad?
El sexo es algo muy importante en nuestra cultura, pero nadie habla del sexo en las personas que tienen discapacidades, y si lo hacen, es más desde un punto de vista pervertido. Tener sexo siendo una persona discapacitada no es algo de lo que se hable. Además, existe mucha gente que cree que no tenemos sexo.

¿En qué forma ayudará la campaña a cambiar esta mentalidad?
Espero que la gente entienda que somos humanos normales con deseos y que no somos objetos asexuados. No sólo se trata de sexo; se trata de cómo todo en la vida de una persona discapacitada parece ser dictado por todos los demás.

Anders sosteniendo una de las herramientas sexuales Secreta AB.

¿Qué hay de tu "puño de Adonis"? ¿No crees que es posible que éste aleje el foco de tu verdadero propósito?
Probablemente las personas no lo entiendan, pero a veces debes escandalizarlas para asegurarte de que se involucren. Pensando en campañas previas —como la cerveza y la muñeca retrasada—, generalmente son las personas discapacitadas las que se ofenden y las que le quieren decir a GIL cómo deberían ser las cosas. Pero es cuando tenemos una conversación con ellos que empiezan a reconsiderar las cosas.

¿Cómo se les ocurrió la idea?
Nuestro trabajo siempre se ha enfocado en tratar de llegar al público general y no tanto a los políticos o a otras autoridades. Yo creo que la democracia empieza desde el individuo. Necesitamos un cambio de percepción colectivo si queremos ser vistos como cualquier otro ciudadano. Campañas como ésta ayudan a que GIL llegue a personas que normalmente no prestarían tanta atención a nuestra situación. El sexo es una forma de abrirnos puertas.

¡Buena suerte, Anders!

Encuentra más información en la página de Secreta AB.

@caisasoze