Ahora la gente escribe casi tan rápido en su celular como en un teclado

Un nuevo estudio de la Universidad de Cambridge revela que la brecha en el tiempo de escritura entre las computadoras de escritorio y los teléfonos inteligentes se está reduciendo, y los jóvenes llevan la ventaja.
LC
traducido por Laura Castro
9.10.19
GettyImages-598912704
Imagen: Getty Images.

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos..

Un nuevo estudio de los investigadores de la Universidad de Cambridge ha revelado que ahora las personas escriben casi tan rápido en sus teléfonos inteligentes como pueden hacerlo en un teclado.

Un buen mecanógrafo puede escribir alrededor de 100 palabras por minuto (PPM) en un teclado de escritorio, pero la mayoría de nosotros solo escribimos alrededor de 35-65 PPM. Según el estudio, las personas que usan sus dos pulgares pueden alcanzar velocidades de escritura promedio de 38 PPM en los teléfonos inteligentes.

Publicidad

"[Eso es] solo 25% más lento que las velocidades de escritura que observamos en un estudio similar a gran escala usando teclados físicos", dijo en un comunicado Anna Feit, investigadora de ETH Zürich y coautora del estudio. El número de personas que pueden alcanzar velocidades de 100 PPM en un teclado está disminuyendo.

En un estudio publicado el miércoles 2 de octubre en "las Actas de la 21ª Conferencia Internacional sobre la Interacción Humano-Computadora con Dispositivos y Servicios Móviles", los investigadores describen cómo implementaron la prueba en línea y obtuvieron una muestra de más de 37.000 personas. Cualquiera puede ver cómo es el procedimiento haciendo el examen aquí. Yo logré teclear 96 PPM en una computadora de escritorio y 46 PPM en mi teléfono, mientras que mi colega Jordan Pearson alcanzó 110 PPM en el teclado de su laptop y 88 PPM en su teléfono.

Jordan no logró esa alta puntuación sin errores (escribió incorrectamente casi el 5 por ciento de las veces) y no lo hizo sin ayuda. Al igual que muchos usuarios de teléfonos inteligentes, Jordan utilizó tanto el autocorrector como el texto predictivo. Según el estudio, el autocorrector tiende a mejorar el tiempo de escritura de las personas y a reducir su tasa de errores, mientras que la predicción de palabras y la escritura de gestos tienen un impacto negativo en la velocidad.

"Las técnicas como completar palabras ayudan a las personas, pero lo que descubrimos es que el tiempo dedicado a pensar en las sugerencias de palabras a menudo supera el tiempo que te llevaría escribir las letras, lo que te hace más lento en general", dijo en un comunicado el coautor del estudio Sunjun Kim, investigador de la Universidad de Aalto.

La edad y la ubicación de los dígitos fueron los dos mejores predictores de la velocidad de escritura en un teléfono. Según el estudio, más del 74 por ciento de las personas usan los dos pulgares y pueden alcanzar fácilmente velocidades de 50 PPM. Usar solo un dedo índice o un pulgar redujo esos promedios a alrededor de 35 PPM. Sin embargo, la edad fue la métrica más destacada. Las personas entre los diez y diecinueve años, en promedio, escribieron alrededor de diez palabras más rápido por minuto en sus teléfonos que las personas en sus cuarenta años.

"Estamos viendo a una generación joven que siempre ha usado dispositivos con pantalla táctil, y la diferencia con las generaciones mayores que pueden haber usado dispositivos por más tiempo, pero de otros tipos, es asombrosa", dijo el coautor del estudio y profesor de la Universidad de Aalto, Antti Oulasvirta.

El estudio es uno de los más grandes de su tipo, pero los investigadores señalaron que todavía hay limitaciones y vacíos en los datos. Por un lado, los participantes tenían que ser el tipo de persona que está dispuesta a hacer una prueba de mecanografía en línea. "Esto no es representativo de la población general y podría significar un sesgar en los datos que represente a un grupo de personas occidentales, jóvenes y más afines a la tecnología", dice el estudio.

Como siempre, aún hace falta realizar más investigación. "Con este fin, estamos liberando el código y el conjunto de datos para sumarnos a otros esfuerzos adicionales en relación al modelo, el aprendizaje automático y las mejoras de los métodos de entrada de texto", dijeron los investigadores en el estudio.