La guía MUNCHIES para cocinar a la parrilla sin parrilla

FYI.

This story is over 5 years old.

La guía MUNCHIES para cocinar a la parrilla sin parrilla

Cómo hacer una parrillada sin asador, jardines, terrazas... Esta es la clave para no detenerse ante la adversidad.
JN
fotografías de Jack Newton
ER
traducido por Elvira Rosales

Quizá eres lo suficientemente afortunado para vivir en un condominio lujoso con un lindo patio de 10 metros cuadrados, o aún mejor tener un hermoso jardín con un pequeño asador.

Pero en realidad no necesitas nada de ese equipo ostentoso para organizar una parrillada veraniega como se debe. La verdad es que si quieres cocinar con fuego, no necesitas tener parrilla; nuestros ancestros homo erectus de alguna manera lo lograron sin los asadores modernos que tenemos hoy en día. Mejor invierte tu dinero en buena comida y déjanos mostrarte cómo dominar el estilo libre del fuego con nuestra Guía Guerrilla Grilling.

Publicidad

Está bien; obviamente lo ideal es tener una parrilla. Pero sin ella, todo lo que necesitas es colocar en el suelo un contenedor resistente al fuego y el resto depende de ti. Podrías utilizar una carretilla; también podrías usar algún asador viejo aunque ya no tenga parrilla. Nosotros usamos un cochecito de juguete metálico, el típico cochecito rojo que vemos en las películas donde los chicos se pasean en paisajes idílicos de infancia perdida. Lo cubrimos con papel aluminio. Mientras sea grande, resistente y metálico, la basura de uno puede ser la flamante parrilla de otro.

Mientras sea grande, resistente y metálico, la basura de uno puede ser la flamante parrilla de otro.

Existen dos clases principales de carbón: vegetal natural (trozos irregulares) y briquetas (comprimidos de tamaño uniforme, procesados). En esta ocasión, será mejor usar carbón vegetal sencillo. Las briquetas se procesan con químicos que ayudan a su combustión y su adherencia, pero como no vamos a usar una parrilla, no queremos que esos químicos terminen adheridos a tu comida.

¿Tienes un encendedor para chimenea? Jaja, lo sabía. Pero necesitas encender el carbón de alguna forma. Los líquidos inflamables hacen que toda la comida sepa a gasolinera, así que ni lo pienses. Lo único que necesitas para hacer arder el fuego es una bolsa de "leña frita" empaquetada en bolsas infladas con aire, más conocida como Doritos.

Publicidad

Coloca una capa gruesa de Doritos en la base de tu asador, luego acomoda un montoncito de carbones encima (si hay mucho viento, esparce más Doritos entre el carbón para asegurar la llama). Enciende los Doritos con un cerillo largo (o con mucho cuidado si vas a usar un cerillo normal o encendedor de bolsillo; de verdad son altamente inflamables). Una vez el fuego esté encendido, estarás bien. Espera a que los carbones estén cenizos (o sea, grises) antes de extenderlos por la superficie usando pinzas.

La cosa es así: ni siquiera necesitas una parrilla como tal. Si usas carbón vegetal natural, puedes colocar cualquier cosa directamente sobre el carbón. Un par de advertencias: el carbón está ARDIENDO, así que algunos alimentos soportarán el calor mejor que otros. Recomendamos cortes gruesos o cualquier cosa con una concha (ostiones o almejas) o un recubrimiento externo de protección (como colas de langosta y mazorcas de maíz).

LEER MÁS: El norte de México es el edén de la carne asada de Este a Oeste

Espolvoreamos el filete con sal y nada más, salió un término medio perfecto luego de seis minutos por lado. Si tu filete es más grueso o delgado (el nuestro casi 4 cm), es posible que debas ajustar el tiempo de cocción. Untamos la parte inferior de la cola de langosta con mantequilla y la volteamos una vez, la cocción duró alrededor de 4 minutos por lado. Retiramos la seda del maíz y asamos las mazorcas cubriéndolas nuevamente con sus hojas, estuvieron listas en cuatro minutos en total.

Publicidad

Esperamos que estas nociones sean útiles, pero al final tendrás que confiar más en tus instintos. Sin embargo, si ya decidiste encender el fuego con una bolsa de Doritos, sospechamos que tienes buen instinto.

LEER MÁS: En L.A. puedes encontrar carne asada estilo Mexicali

Si quieres hacer algo delicado, como fruta, mejor usa una sartén. Rebana y asa la piel de una piña para hacer piña colada asada (¡servida en la piel de la fruta!), o haz un crumble asado sobre el carbón. Y sí, tenemos las recetas, al menos para quienes prefieren seguir las reglas (o instrucciones).

Una vez termines de cocinar, deja que los carbones se consuman hasta estar completamente fríos, luego deséchalos según sea adecuado: en latas de basura; cestos orgánicos, si es que hay botes de basura especializados cerca; o incluso puedes usarlos para tu composta (solo si usas el carbón natural). No viertas agua encima para que no termines creando lodo, el cual también deberás tirar de manera apropiada.

RECETA: Crumble al carbón con moras y duraznos

Deja que tus amigos con asadores lujosos se regodeen en sus jardines lujosos o lo que tengan. Estarás más que bien con tu asador improvisado y tu bolsa de Doritos.

Aviso: Ten cuidado al manejar fuego y procura evitar cocinar sobre un objeto metálico que pueda estar cubierto de recubrimientos cancerígenos. Pero bueno, técnicamente el carbón es cancerígeno, así que estás avisado.